Sepsis

Actualizado: abr 1


En la Digital Health Conference and Consumer Electronics Show, que tuvo lugar este año en Las Vegas, se describió los avances en el desarrollo de la monitorización del paciente con sepsis sin contacto. Jaquie Finn, jefa de salud digital en Cambridge Consultants, explicó que su grupo trabaja en una forma de monitorizar seis mediciones de signos tempranos de advertencia de sepsis: frecuencia respiratoria, nivel de consciencia, saturación de oxígeno, presión arterial sistólica, temperatura y frecuencia cardiaca.

Haciendo uso de tecnología infrarroja, sensores, varias videocámaras y aprendizaje automático, en la actualidad su sistema vigila cuatro de los seis parámetros. La monitorización todavía enfrenta dificultades, tales como movimiento del paciente, tono de la piel, presión arterial y reconocimiento facial.

Un estudio observacional reciente analizó la infección secundaria en pacientes con sepsis. Los investigadores evaluaron características clínicas, factores de riesgo, estado inmunitario y pronóstico de la infección secundaria en casi 300 pacientes con sepsis en el curso de 4 años. La inmunodepresión subyacente se identificó como un factor de riesgo; las vías respiratorias fueron el sitio más frecuente de infecciones secundarias, y Acinetobacter baumannii fue el patógeno aislado con más frecuencia.

En relación con el tratamiento, un estudio de pacientes con choque séptico internados en la unidad de cuidados intensivos no mostró ninguna ventaja de un coctel intravenoso que contenía vitamina C, hidrocortisona y tiamina, en comparación con solo hidrocortisona.

En un estudio publicado en 2017 se habían comunicado tasas de mortalidad espectacularmente mejores en pacientes con sepsis tratados mediante un protocolo a base de vitamina C. Sin embargo, estos hallazgos se recibieron con escepticismo e incertidumbre. Dado que la vitamina C es una intervención de bajo riesgo, se realiza más investigación sobre su empleo en individuos con sepsis.

Aunque no están limitadas a tratamientos de pacientes con sepsis, las noticias sobre la escasez reciente de fármacos han sido recibidas con "frustración e incredulidad". La Food and Drug Administration de Estados Unidos enumeró 163 fármacos diferentes que han estado escasos, entre ellos, heparina, epinefrina, morfina y líquidos intravenosos, como la solución fisiológica. Dada la necesidad crítica de dichos fármacos, la Food and Drug Administration ha esbozado posibles soluciones en su último informe.

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana