Segunda y tercera dosis retrasadas de vacuna aumentan la respuesta inmune

Actualizado: sep 1


La escasez de suministro de la vacuna COVID-19 está causando preocupación en algunos países sobre la inmunidad comprometida a medida que se extiende el intervalo entre la primera y la segunda dosis debido a la disponibilidad limitada de la vacuna.


Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Oxford,¹ cuyo artículo está en pre impresión, sobre ChAdOx1 nCoV-19, también conocida como la vacuna Oxford-AstraZeneca, indica que un intervalo largo entre la primera y la segunda dosis no compromete la respuesta inmune después de una segunda dosis tardía, y una tercera dosis de la vacuna continúa reforzando los anticuerpos. contra el SARS-CoV-2.


La investigación evaluó la persistencia de la inmunogenicidad después de una dosis única, después de un intervalo prolongado entre la primera y la segunda dosis de ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) y la respuesta a una tercera dosis como refuerzo tardío.


Fueron incluidos en el estudio, voluntarios de entre 18 y 55 años que se inscribieron en un ensayo clínico de fase 1/2 o fase 2/3 de ChAdOx1 nCoV-19 que habían recibido una dosis única o dos dosis de 5 × 10 10 partículas virales. El estudio evaluó la reactogenicidad y la inmunogenicidad de una segunda dosis retrasada o una tercera dosis.


Los títulos de anticuerpos después de una dosis única, medidos en d362, siguen siendo más altos que los títulos medidos en d0 (62,61 UE; 95% CI 47,43-82,64 vs 1 UE 95% CI 1-16). 30 participantes recibieron una segunda dosis tardía de ChAdOx1 nCoV-19 (mediana 44 semanas después de la primera dosis), los títulos de anticuerpos fueron más altos en aquellos con un intervalo más largo entre la primera y la segunda dosis (mediana UE para 8-12, 15-25 y 44 -46 semanas fueron 923 [IQR 525-1764], 1860 [IQR 917-4934] y 3738 [IQR 1824-6625] respectivamente).


90 participantes recibieron una tercera dosis y los títulos de anticuerpos fueron significativamente más altos después de una tercera dosis (FRNT50 612 [IQR 351-920]) en comparación con la respuesta 28 días después de una segunda dosis (FRNT 50 319 [IQR 176-591]. T-


Las respuestas celulares también aumentaron después de una tercera dosis. La reactogenicidad después de una segunda dosis tardía o una tercera dosis fue menor que la reactogenicidad después de una primera dosis.


Al examinar los efectos de una demora de hasta 45 semanas entre la primera y la segunda dosis en los participantes del estudio, los resultados demostraron que los niveles de anticuerpos aumentaron después de una segunda dosis demorada. Además, una demora más prolongada entre la primera y la segunda dosis puede ser beneficiosa, lo que da como resultado un mayor título de anticuerpos y una respuesta inmunitaria mejorada después de la segunda dosis.

Los investigadores indicaron que estos resultados debería ser una noticia tranquilizadora para los países con menor suministro de la vacuna, que pueden estar preocupados por los retrasos en el suministro de la vacuna a sus poblaciones. Hay una excelente respuesta a una segunda dosis, incluso después de un retraso de 10 meses desde la primera.


Algunos países están considerando administrar una tercera dosis de "refuerzo" en el futuro. Al estudiar el impacto de una tercera dosis de vacuna, los investigadores encontraron que los títulos de anticuerpos aumentaron significativamente con una tercera dosis. También se potenciaron la respuesta de las células T y la respuesta inmune frente a variantes.


No se sabe si se necesitarán inyecciones de refuerzo debido a la disminución de la inmunidad o para aumentar la inmunidad contra variantes de preocupación, el estudio demuestra que una tercera dosis de ChAdOx1 nCoV-19 se tolera bien y aumenta significativamente la respuesta de anticuerpos.


Los científicos encontraron también que los efectos secundarios de la vacuna en sí son bien tolerados, con menores incidentes de efectos secundarios después de la segunda y tercera dosis que después de la primera dosis.


Un retraso más prolongado de hasta 45 semanas entre la primera y la segunda dosis de la vacuna Oxford-AstraZeneca conduce a una mayor respuesta inmune después de la segunda dosis.


Una tercera dosis administrada más de 6 meses después de la segunda dosis conduce a un aumento sustancial de anticuerpos e induce un fuerte impulso a la respuesta inmune contra el SARS-CoV-2, incluidas las variantes.


Se requiere más investigación para dar seguimiento a los participantes del estudio que recibieron terceras dosis más allá del período que fue parte del estudio inicial.


Referencia


1.Oxford University Delayed second dose and third doses of the Oxford-AstraZeneca vaccine lead to heightened immune response to SARS-CoV-2

56 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo