Ketamina terapia para el alcoholismo

Actualizado: 1 may


Resultados preliminares de un ensayo de fase 2, doble ciego, controlado con placebo, muestran que tres infusiones semanales de ketamina anestésica disociativa junto con la terapia de prevención de recaídas basada en la atención plena, pueden ayudar a los adultos con trastorno por consumo de alcohol (AUD) a mantener la abstinencia.


La ketamina fue bien tolerada y en comparación con placebo, se asoció con más días de abstinencia de alcohol a los 6 meses.


Los investigadores, pertencientes a la Universidad de Exeter, Exeter, Reino Unido, sugieren que la ketamina más la terapia psicológica puede ser un tratamiento nuevo, relativamente breve, que tiene efectos duraderos en el AUD.


El estudio fue publicado en la edición en línea del 11 de enero de la revista American Journal of Psychiatry


Los síntomas depresivos son comunes en pacientes bajo tratamiento para el AUD y aumentan el riesgo de recaída. La ketamina puede apoyar la abstinencia de alcohol al aliviar temporalmente los síntomas depresivos durante el período de recaída de alto riesgo en las semanas posteriores a la desintoxicación, también puede proporcionar un impulso temporal a la sinaptogénesis y la neurogénesis, lo que puede permitir que las terapias psicológicas y las nuevas estrategias para controlar la adicción se integren más fácilmente.


Los investigadores reclutaron a 96 adultos (edad media, 44 años, 35 mujeres) con AUD grave para participar en el ensayo.


Todos los participantes tuvieron que abstenerse del alcohol durante al menos 24 horas antes de que comenzara el ensayo y tener una lectura de 0.0 en una prueba de alcohol en el aliento en la visita inicial.


Los participantes fueron asignados al azar a uno de cuatro grupos:

  1. tres infusiones semanales de ketamina de 0,8 mg/kg IV durante 40 minutos más terapia psicológica

  2. tres infusiones salinas más terapia psicológica

  3. tres infusiones de ketamina más educación sobre el alcohol

  4. tres infusiones salinas más educación sobre el alcohol


El resultado primario fue el porcentaje autoinformado de días de abstinencia, así como la recaída confirmada del alcohol a los 6 meses de seguimiento.


A los 6 meses de seguimiento, la ketamina se asoció con un número significativamente mayor de días de abstinencia de alcohol (diferencia de medias, 10,1%; IC del 95%, 1,1 a 19,0), "aunque los intervalos de confianza fueron amplios, consistentes con un estudio de prueba de concepto", señalan los autores.

La mayor reducción en el total de días libres de alcohol ocurrió en el grupo de ketamina más terapia de prevención de recaídas en comparación con el grupo de educación con solución salina más alcohol (diferencia de medias, 15,9%; IC del 95%, 3,8 a 28,1).


No hubo diferencias significativas en la tasa de recaída entre los grupos de ketamina y placebo. No se informaron efectos adversos graves en ningún participante.


Estos hallazgos respaldan algunos otros estudios que también han sugerido un beneficio de la ketamina en el AUD. Un estudio reciente encontró que una sola infusión de ketamina combinada con asesoramiento puede ayudar a los pacientes dependientes del alcohol a frenar su consumo de alcohol.


Un estudio separado,² mostró que una sola dosis de ketamina más terapia que se centró en reactivar los "recuerdos de recompensa desadaptativos" relacionados con la bebida redujo los impulsos de consumo de alcohol y la ingesta de alcohol más que solo ketamina o una infusión de placebo sola.


Que la ketamina pueda reducir tanto el consumo de alcohol como la depresión en el AUD es alentador terapéuticamente, señalan los investigadores. Si bien se reconoce un vínculo claro entre la depresión y el AUD, el alcohol y los servicios de salud mental todavía luchan por satisfacer las necesidades de los pacientes de diagnóstico dual, por lo que la ketamina puede representar una solución a esta comorbilidad de larga data.


La ketamina adyuvante con terapia de prevención de recaídas actualmente se está administrando en las clínicas Awakn en el Reino Unido y Noruega, pero se necesita realizar el ensayo de fase 3 para que el tratamiento sea más accesible.


Según los expertos este fue solo un estudio de prueba de concepto y no comparó la ketamina con ninguna farmacoterapia aprobada por la FDA para el alcohol, por lo que sigue siendo demasiado pronto para recomendar infusiones de ketamina a aquellos que sufren de trastorno por consumo de alcohol.


Referencias

  1. Meryem Grabski, Amy McAndrew, Will Lawn, Beth Marsh, Laura Raymen, Tobias Stevens, Lorna Hardy, Fiona Warren, Michael Bloomfield, et. All. Adjunctive Ketamine With Relapse Prevention–Based Psychological Therapy in the Treatment of Alcohol Use Disorder. Am J Psyquiatry. Published Online:11 Jan 2022https://doi.org/10.1176/appi.ajp.2021.21030277.

  2. Deborah Brauser. Single Shot of Ketamine May Herald 'Last Call' for Problem Drinking. News > Medscape Medical News > Psychiatry News; 2019.


32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo