top of page

Envejecimiento saludable comienza a los 60

Actualizado: 31 jul 2023


La evaluación de la capacidad física y el comportamiento autónomo permite analizar fenotipos relacionados con el envejecimiento. De hecho, la actividad del sistema nervioso autónomo y el valor del consumo de oxígeno en el esfuerzo máximo (VO2Max) son marcadores importantes de la salud sistémica y metabólica. Varios estudios reportan un desequilibrio en el sistema nervioso autónomo (aumento de la modulación simpática y reducción de la modulación parasimpática cardiaca) y una reducción progresiva de los valores de consumo de oxígeno en el esfuerzo máximo con el envejecimiento fisiológico.


El estudio del metaboloma (análisis de las pequeñas moléculas que componen el organismo, desde las presentes en las membranas celulares y ciclos metabólicos hasta las localizadas en genes y proteínas) facilita el estudio de las conexiones entre los polimorfismos genéticos y la longevidad, porque los polimorfismos explican una pequeña fracción de las variaciones en la longevidad.


Una colaboración ítalo-brasileña (Universidade Federal de São Carlos, Fundação Educacional de Penápolis, Università degli Studi di Milano Statale y Policlinico San Donato) evaluó concomitantemente, por primera vez en la literatura, variables relacionadas con el metaboloma, la modulación autonómica y la capacidad cardiorrespiratoria durante el proceso de envejecimiento en individuos aparentemente sanos. La investigación fue publicada en Scientific Reports.¹


En el estudio participaron 118 individuos considerados sanos que se dividieron en 5 grupos según la edad: 20 a 29 años, 30 a 39 años, 40 a 49 años, 50 a 59 años y 60 a 70 años.


El análisis metabolómico se realizó por espectrometría de masas y resonancia magnética nuclear; el análisis de la modulación autonómica cardiaca se realizó mediante el procesamiento por software específico de 10 variables cardiovasculares y respiratorias (frecuencia cardiaca, presión arterial y frecuencia respiratoria) registradas de forma continua durante 15 minutos; y la capacidad cardiorrespiratoria se obtuvo analizando el consumo máximo de oxígeno.


Las principales alteraciones ocurrieron en el grupo de edad más avanzado y los resultados sugirieron que las alteraciones significativas en el sistema nervioso autónomo, en el consumo máximo de oxígeno y en el metaboloma ocurrieron después de los 60 años.


Los autores del estudio concluyeron que el grupo de edad que mostró alteraciones más significativas fue el de 60 a 70 años, con una reducción de los niveles séricos de aminoácidos de cadena ramificada y sus derivados (valina, leucina, isoleucina, 3-hidroxiisobutirato), así como en el sistema nervioso autónomo y el consumo máximo de oxígeno. Por el contrario, se produjo un aumento significativo de los niveles séricos de ácido hipúrico, que podría tener una acción atenuante de los efectos deletéreos del envejecimiento.


El diseño transversal es una limitación importante y se recomiendan estudios longitudinales para evaluar mejor los efectos de un estilo de vida saludable en el perfil metabólico, el funcionamiento autónomo y la capacidad física, y sus impactos en el envejecimiento.


Sin duda este estudio nos permite decir con más confianza que el declive en el envejecimiento saludable comienza a los 60 años.


Referencia


  1. De Favari Signini E, Castro A, Rehder-Santos P, Cristina Millan-Mattos J, y cols. Integrative perspective of the healthy aging process considering the metabolome, cardiac autonomic modulation and cardiorespiratory fitness evaluated in age groups. Sci Rep. 9 Dic 2022;12(1):21314. doi: 10.1038/s41598-022-25747-5. PMID: 36494472. Fuente


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page