El Apego y su importancia en los infantes

Actualizado: 1 abr




Camila Martinez

Psicologa Clinica

Foro Analítico del Campo Lacaniano - Ecuador. (En formación)






Winnicott (1990) menciona: ‟Todo el mundo sabe que las madres tienen un sentido de responsabilidad, y que si tienen un bebé en sus brazos, están comprometidas de un modo especial” (p35).


En la actualidad existen cinco diferentes tipos de apegos que un infante puede generar con su madre, padre o cuidador principal. De aquí pueden partir algunas preguntas como; qué tan importante es el tipo de apego que genere un niño con sus progenitores y cómo este tipo de apego puede influir a nivel psíquico en su primera infancia y durante toda su vida?


Los autores Jhon Bowlby y Mary Ainsworth quienes crearon y aportaron a la noción principal de la teoría del apego, señalan que los cuidados primarios maternos, como también el holding, handling, object presenting y el amor que la figura principal de cuidado tenga con su retoño serán claves para su desarrollo integral y formación de su psique. En otra palabras, si la madre genera un ambiente facilitador para su hijo, le brinda todas las atenciones necesarias, satisface todas sus necesidades y el niño logra pocisonarla como su base segura, desarrollará un vínculo de apego seguro con su progenitora, que vendría a ser lo más óptimo y sano para esta diada, sin embargo muy pocas diadas lo logran.

Variables como la cultura, el ámbito económico y la historia vital de los engendradores, en la mayoría de casos pueden influir negativamente para que sus retoños desarrollen un apego seguro con estos, causando que se genere en contraparte un apego inseguro ambivalente, inseguro evitativo o desorganizado. Estos últimos tres tipos de apego pueden causar en el niño, ciertos comportamientos-pensamientos desfavorables para su psiquismo, relaciones interpersonales e intrapersonales.


Winnicott (1990) afirma:‟Por muy diversas razones algunos ñiños son defraudados cuando aún no están capacitados para evitar que su personalidad resulte dañada o mutilada a causa de ello” (p26).


Es por esto que se hace un llamado a la reflexión sobre el papel fundamental que juega el rol materno y paterno en la vida de los niños, fundamentalmente en su primera infancia, como también nos lleva a varios cuestionamientos, qué provoca que una mujer o hombre desee tener un hijo; deviene de un factor netamente cultural?; son consideradas las variables mencionadas para asumir este nuevo rol, o es el medio que los obliga asumir estos roles de cierta manera, causando en muchos casos una descendencia de patrones dañinos para nuestra salud mental?; y si es así cómo poder romper estos patrones?; dónde queda el papel fundamental del psicólogo clínico en nuestra cultura?; y de qué forma el gobierno promueve una buena crianza y el bienestar mental? Es aquí donde existen brechas importantes que el país aún no está listo para asumirlas, poner cartas en el asunto y realizar un cambio significativo a favor de nuestra sociedad.


Todo niño merece ser criado en un ambiente facilitador donde predomine el amor, paciencia, armonía y seguridad, para que logre posicionar a sus progenitores como sus bases seguras de retorno y a su vez puedan generar este vínculo de apego seguro con estos.


Winnicott (1990) menciona: ‟Primero el niño autocontenido está en el espacio que existe entre él y el mundo, luego, el niño sorprende al mundo, y por último, el mundo sorprende al niño” (p38).



Referencia

Winnicott, D. (1990). Los Bebés y sus Madres. México: Paidós.


74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo