Diabetogenicidad de las estatinas


Varios estudios observacionales y ensayos clínicos han reportado un mayor riesgo de presentar diabetes tipo 2 para las personas bajo tratamiento con estatinas.

Un estudio prospectivo basado en la población, publicado en versión electrónica en British Journal of Clinical Pharmacology por el Dr. Fariba Ahmadizar, Ph. D., del departamento de epidemiología de Erasums University Medical Centre, en Rotterdam, Países Bajos, muestra que el riesgo es particularmente alto para las personas con sobrepeso, obesidad o que tienen prediabetes.

El estudio incluyó a 9.535 adultos mayores de 45 años de edad y sin diabetes al inicio del mismo; durante el seguimiento, aquellos que utilizaban estatinas desarrollaron concentraciones más altas de insulina sérica en ayunas, tasas más altas de resistencia a la insulina y 38% fue más propenso a desarrollar diabetes de tipo 2. El riesgo fue más significativo para los participantes que tenían sobrepeso u obesidad.

El estudio se llevó a cabo entre 1997 y 2012, la mediana de seguimiento fue de 4 años. Los participantes tenían una edad media de 64 años al inicio del estudio, 58% fueron mujeres y el 64,5% tenía sobrepeso u obesidad.

Un total de 968 (10%) participantes había tomado estatinas, incluyendo simvastatina (57%), atorvastatina (25,5%) y pravastatina (10,3%). Durante el periodo del estudio, 7,5% (716) de los participantes desarrolló diabetes tipo 2.

Los autores, al hacer un análisis transversal inicial ajustado por edad, género, cohorte (por periodo), hábito de fumar, consumo de alcohol, actividad física, educación, índice de masa corporal e hipertensión, encontraron que el uso de estatinas se asoció significativamente con las concentraciones séricas de insulina en ayunas y resistencia a la insulina del Homeostatic Model Assessment. Sin embargo, los niveles séricos de glucosa en ayunas perdieron importancia después de los ajustes para el índice de masa corporal y la hipertensión.

No hubo efecto por el tipo de estatina o dosis. En un análisis de seguimiento longitudinal, el uso cada vez mayor de estatinas se asoció significativamente con el desarrollo de diabetes de tipo 2, con un hazard ratio (HR) de 1,64 antes y 1,38 después de los ajustes, ambos significativos. El riesgo fue significativo entre los usuarios actuales, pero no anteriores, de estatinas, con índices de riesgo de 1,52 y 1,18, respectivamente. Nuevamente, no se observó ningún efecto significativo po