COVID-19 aumenta el riesgo de diabetes en 40%


Investigadores en VA St. Louis Health Care, en Missouri, Estados Unidos, luego de analizar los datos de un estudio realizado en una población muy grande de la Administración de Veteranos,¹ han informado que la infección por SARS-CoV-2 parece aumentar significativamente el riesgo de diabetes en aproximadamente 40% en 1 año.


Si los pacientes tienen antecedentes de COVID-19, ese es un factor de riesgo para diabetes y deberían someterse a pruebas de detección de diabetes, recomendaron los autores, es decir está claro que COVID-19 aumenta el riesgo de diabetes hasta un año después.


El estudio fue publicado en la edición de marzo en The Lancet Diabetes & Endocrinology.


La base de datos incluye más de 8 millones de personas, 180.000 con diagnóstico previo de COVID-19. En un análisis de subgrupos basado en la puntuación de riesgo de diabetes, el índice de masa corporal, la edad, la raza, el estado de prediabetes y el nivel de privación, e incluso después de ajustar los factores de confusión, se encontró un aumento significativo del riesgo de diabetes en comparación con las personas no infectadas que va de 31% a más del doble.


Hubo un gradiente de riesgo de diabetes según la gravedad de COVID-19, es decir, si los pacientes no habían sido hospitalizados, habían sido hospitalizados o permanecieron en cuidados intensivos, lo que se observó es un exceso significativo de carga de diabetes incluso entre aquellos con COVID-19 leve. El riesgo de diabetes también fue elevado en comparación con los controles contemporáneos e históricos.


Los datos concuerdan con los de otro estudio de una base de datos de atención primaria alemana a nivel nacional.² Ese estudio fue más pequeño y de menor duración, pero muy consistente.


Millones de personas en Estados Unidos han tenido COVID-19, por lo que esto se traducirá literalmente en millones de personas más con diabetes de inicio reciente. Es mejor identificarlos temprano para que puedan recibir un tratamiento adecuado, indicaron los investigadores.


Expertos aseguran que las implicaciones a largo plazo de la infección por SARS-CoV-2 que aumenta el riesgo de diabetes son muy convincentes.³


Con un número grande y creciente de personas en todo el mundo infectadas con SARS-CoV-2 (434'154.739 casos acumulados al 28 de febrero de 2022), cualquier aumento en la incidencia de diabetes relacionado con COVID-19 podría conducir a casos de diabetes sin precedentes en todo el mundo, causando estragos en sistemas clínicos y de salud pública sobrecargados y con recursos insuficientes, con un número de víctimas devastador en términos de muertes y sufrimiento.


Los investigadores indicaron que se desconocen los mecanismos de la asociación y es probable que sean heterogéneos. Entre las personas que ya tenían factores de riesgo para la diabetes de tipo 2, como la obesidad o el síndrome metabólico, el SARS-CoV-2 simplemente podría acelerar ese proceso y "ponerlos al límite" para manifestar la diabetes, pero para aquellos sin factores de riesgo de diabetes, COVID-19 con toda la inflamación que provoca en el organismo esta podría estar conduciendo a una enfermedad de novo. El estado de diabetes se determinó mediante los códigos CIE-10 y solo alrededor de 0,70% del total se registró como diabetes de tipo 1. Sin embargo, debido a que las pruebas de autoanticuerpos no se realizaron de forma sistemática, se desconoce cuántos de los casos pueden haber sido de diabetes de tipo 1 mal clasificados como diabetes de tipo 2, concluyeron.


El riesgo de diabetes aumentó significativamente después de COVID-19 en todos los análisis

El análisis incluyó a 181.280 personas en la base de datos de atención médica del Departamento de Asuntos de los Veteranos de Estados Unidos con un diagnóstico de COVID-19 y que sobrevivieron durante al menos 30 días, desde marzo de 2020 hasta el 30 de septiembre de 2021, con 4'118.441 controles contemporáneos sin COVID-19 observados durante 2019 y un grupo de control histórico de 4'286.911 personas atendidas en mismo departamento en 2017. El seguimiento promedio fue de aproximadamente un año.


En comparación con los controles contemporáneos, el grupo de COVID-19 tenía una carga excesiva de diabetes de 13,46 por 1.000 años-persona, con un índice de riesgo de 1,40. También tenían un mayor riesgo de uso incidente de medicamentos para reducir la glucosa de 12,35 por 1.000 personas-año, con un índice de riesgo de 1,85. Se observaron resultados similares en comparación con los controles históricos.


Los análisis de subgrupos mostraron un mayor riesgo de diabetes después de la infección por SARS-CoV-2 por edad (≤ 65 años y > 65 años), raza (blanca y negra), sexo (masculino y femenino), categoría de índice de masa corporal (> 18,5 kg/m² a ≤ 25 kg/m²), > 25 a ≤ 30 kg/m² y > 30 kg/m²), y cuartiles del índice de privación de área. El aumento del riesgo también se observó en los cuartiles de puntuación de riesgo de diabetes.


En particular, COVID-19 elevó significativamente el riesgo de diabetes en 59%, incluso en el subgrupo con un índice de masa corporal entre 18 y 25 kg/m², y en 38% entre aquellos con el cuartil de puntuación de riesgo de diabetes más bajo.


La población con COVID-19 incluyó a 162.096 personas que no fueron hospitalizadas, 15.078 hospitalizadas y 4.106 ingresadas en cuidados intensivos. Aquí, los índices de riesgo para la diabetes en comparación con los controles contemporáneos fueron 1,25, 2,73 y 3,76, respectivamente (todos significativos).


Los investigadores indicaron que están analizando más a fondo los datos del Departamento de Asuntos de los Veteranos para otros resultados, incluidas la enfermedad cardiovascular y la enfermedad renal, así como los síntomas de COVID-19 persistente ahora bien documentados, que incluyen fatiga, dolor y disfunción neurocognitiva.


El grupo también está investigando el impacto de la vacuna contra la COVID-19, para ver si los riesgos se mitigan en el caso de infecciones de avance.



Referencias


1. Xie Y, Al-Aly Z. Risks and burdens of incident diabetes in long COVID: a cohort study. The Lancet Diabetes & Endocrinology. 21 Mar 2022. doi: 10.1016/S2213-8587(22)00044-4. Fuente

2. Rathmann W, Kuss O, Kostev K. Incidence of newly diagnosed diabetes after Covid-19. Diabetologia. 16 Mar 2022:1-6. doi: 10.1007/s00125-022-05670-0. PMID: 35292829. Fuente

3. Narayan KMV, Staimez LR. Rising diabetes diagnosis in long COVID. The Lancet Diabetes & Endocrinology. 21 Mar 2022. doi: 10.1016/S2213-8587(22)00078-X. Fuente

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo