top of page

Aprueban la tirzepatida para tratar la obesidad

Actualizado: 31 dic


La obesidad y el sobrepeso son afecciones graves que pueden estar asociadas con algunas de las principales causas de muerte, como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.


La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ha aprobado la tirzepatida para el control crónico del peso en adultos con obesidad o sobrepeso.


La tirzepatida fue aprobada en mayo de 2022 para el tratamiento de la diabetes tipo 2.


La nueva indicación es para adultos con obesidad, definida como un índice de masa corporal (IMC) de 30 kg/m2 o más, o con sobrepeso, con un IMC de 27 kg/m2 o superior con al menos una comorbilidad relacionada con el peso, incluida la hipertensión, la diabetes tipo 2 o la dislipidemia.


Según el Dr. John Sharretts, director de la División de Diabetes, Trastornos Lipídicos y Obesidad del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, a la luz de las crecientes tasas de obesidad y sobrepeso en los Estados Unidos, la aprobación de hoy aborda una necesidad médica insatisfecha.


La tirzepatida, que se inyecta una vez a la semana, reduce el apetito mediante la activación de dos hormonas intestinales, el péptido similar al glucagón-1 (GLP-1) y el polipéptido insulinotrópico dependiente de la glucosa (GIP). La dosis se incrementa durante 4 a 20 semanas para lograr un objetivo de dosis semanal de 5 mg, 10 mg o 15 mg como máximo.


La eficacia se estableció en varios ensayos pivotales aleatorizados, doble ciego y controlados con placebo de adultos con obesidad o sobrepeso más otra afección. El Un ensayo midió la reducción de peso después de 72 semanas en un total de 2519 pacientes sin diabetes que recibieron 5 mg, 10 mg o 15 mg de tirzepatida una vez a la semana. Aquellos que recibieron la dosis de 15 mg lograron reducir en promedio el 18% de su peso corporal inicial en comparación con el placebo.


Otro ensayo incluyó un total de 958 pacientes con diabetes tipo 2. Estos pacientes lograron una pérdida de peso promedio del 12% con tirzepatida una vez a la semana en comparación con placebo.


Otro ensayo, que se presentó en la reunión de la Semana de la Obesidad de este año y se publicó en Nature Medicine, mostró una pérdida de peso adicional clínicamente significativa para adultos con obesidad que no tenían diabetes y que ya habían experimentado una pérdida de peso de al menos el 5% después de una intervención intensiva de estilo de vida de 12 semanas.


Otro ensayo, que se presentó en la reunión anual de este año de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, encontró que la tirzepatida continuó produciendo una "pérdida de peso altamente significativa" cuando el medicamento se continuó en un ensayo de seguimiento de 1 año. Aquellos que dejaron de tomar el medicamento recuperaron algo de peso, pero no todo.


La tirzepatida puede causar efectos secundarios gastrointestinales, como náuseas, diarrea, vómitos, estreñimiento y dolor o malestar abdominal. También se han reportado reacciones en el sitio, hipersensibilidad, pérdida de cabello, eructos y enfermedad por reflujo gastrointestinal.


El medicamento no debe ser utilizado por pacientes con antecedentes personales o familiares de cáncer medular de tiroides ni por pacientes con síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo 2. Tampoco debe usarse en combinación con Mounjaro u otro agonista del receptor de GLP-1. No se ha establecido la seguridad y eficacia de la administración concomitante de tirzepatida con otros medicamentos para el control del peso.


55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page