Y tras la segunda ola ¿qué?

Actualizado: 2 de dic de 2020




Carla Luzuriaga

Psicologa Clínica

Centro Ambulatorio de Salud Mental ASLB




La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha convertido en los últimos meses, acaso, en la institución protagonista de la ONU a nivel mundial. Ciertamente que la pandemia por COVID-19 es la razón principal, pero no la única.

Entre las principales preocupaciones de la OMS se encuentra la salud mental de la humanidad: “El duelo, el aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo desencadenan problemas de salud mental o agravan los existentes” expresó la institución hace apenas unos días, a propósito del Día Mundial de la Salud Mental (10 de Octubre).

Lo más grave del caso es que, en este momento de profunda crisis y necesidad general de acceso a los servicios de salud mental, “la pandemia de COVID-19 ha interrumpido o detenido los más importantes servicios de salud mental en el 93% de los países de todo el mundo”. El dato es producto de una encuesta realizada por la OMS a 130 naciones, tras la cual conminó a que los países incrementen su presupuesto en salud mental.

¿Cuál es la situación en Ecuador?

El Ministerio de Salud ecuatoriano preparó un breve balance de situación, justamente a propósito del Día Mundial de la Salud Mental, que pone de manifiesto el esfuerzo realizado para contener los efectos de la pandemia en la salud mental de la población, e incluso para reivindicar el acceso a la salud mental como un derecho constitucional cuyo cumplimiento debe ser garantizado.

Así, el Ministerio propuso para este año la campaña ‘La salud mental es un derecho. ¡Di lo que piensas!’ e hizo público que “garantiza la atención por medio de la red de salud mental comunitaria, que incluye 591 servicios ambulatorios, 69 servicios intensivos, 105 unidades de salud mental hospitalaria, 128 unidades de intervención en crisis, 12 centros especializados para el tratamiento de alcohol y otras drogas (CETAD), un centro ambulatorio y un hospital especializado en salud mental”.

El organismo indicó además, que “durante la pandemia sanitaria por la COVID-19, el MSP atendió a 231 mil personas con problemas de salud mental, a través de la teleasistencia, atención presencial y regular que se han brindado durante este año”. Lo hizo gracias a la activación del programa gratuito “Juntos Salimos de Esta”, en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), universidades y organizaciones de la sociedad civil, a través de redes sociales y la página www.coronavirusecuador.com, en cuyo home se destacan tres secciones internas: “conoce tu salud mental”, “cuida tu salud mental” y “ayuda psicológica y emocional”.

No es todo. Se implementó la Línea 171 para primeros auxilios psicológicos a través de los subsistemas de la Red Pública Integral de Salud y Red Privada Complementaria, procurando también la atención a 46.