top of page

TERAPIA NEURAL ABDOMINAL E HIPNOSIS EN REDUCCIÓN DE LUXACIÓN DE HOMBRO





Dr. Guillermo Pazmiño Almeida,¹ Dr.  Marco Silva Romo.²

Anestesiólogo, Terapista Neural. Acupunturista, Hipnoterapeuta, ² Traumatólogo.




 

La hipnosis y la Terapia Neural   pueden ser un recurso valioso para realizar procedimientos quirúrgicos.

 

El manejo del dolor es una de las aplicaciones más interesantes de la Terapia Neural e Hipnosis. A pesar de sus potenciales beneficios su oferta a los pacientes es limitada por los mitos y prejuicios que existen incluso en el personal de salud, por su desconocimiento y por la poca disponibilidad de profesionales que manejen las técnicas.

 

En 1996 la APA, American Psicologycal Association, definió la hipnosis como una disciplina científica, que es utilizada por médicos, psicólogos y psiquiatras.¹

 

La Terapia Neural presenta grandes beneficios en el manejo del dolor agudo, ya que existe el llamado “Fenómeno en Segundos", que es el alivio o remisión   del dolor agudo en pocos   segundos.² 

La Terapia Neural Abdominal consiste en administrar Procaina al 1% en puntos de acupuntura cercanos al ombligo.  Esta técnica fue descubierta por el profesor chino Bo, aproximadamente hace quince años y se basa en el uso de los Microsistemas, en la

que se considera al ombligo como el centro de la Energía Vital Ancestral, en donde el ser humano se encuentra representado en esta zona,³⁻⁸ lo que equivaldría al uso de la Reflexología en otros microsistemas o microcosmos según la Escuela China, como son la oreja, planta del pie, mano, entre los principales; con la diferencia que no se utilizaron agujas de acupuntura, sino Procaina al 1% (experiencia personal).

 

Los puntos que participan en este procedimiento pertenecen a los canales de Acupuntura que son: Vaso concepción o canal RenMai, canal de Estómago, canal de Bazo y son:   Ren12, Ren10, Ren9, Ren6, Ren4, E 24,25 y 26, B15, y puntos auxiliares como son: Ab1, Ab2, Ab4, Ab6 que sirven para reforzar el procedimiento.⁵⁻⁷

 

La Hipnosis es un estado especial de conciencia, donde el paciente no está ni dormido ni despierto, escucha las palabras del operador, el consiente actúa como "un espectador pasivo" y el inconsciente es el que participa activamente en este proceso, además el paciente se vuelve más receptivo a ideas o sugestiones, relacionado con un nivel de disociación de la conciencia.⁹ En este estado especial de conciencia o trance hipnótico se evidencia, entre otros, fenómenos hipnóticos, la hipnosis anestésica o hipno anestesia cuyo rol en cirugía fue preponderante previo al surgimiento de los anestésicos químicos.¹ También presenta beneficios sobre la ansiedad, el dolor, índice bajo de estrés y otros parámetros fisiológicos que favorecen la recuperación del paciente quirúrgico.¹⁰

 

La  hipnosis modifica la actividad  de la corteza pre frontal y de la neuromotriz del dolor, aumentando su umbral  hasta el nivel  de anestesia  quirúrgica, también  actúa sobre el córtex cingulado  medio con la implicación  de una importante  red cortical y sub cortical que afecta  a  los mecanismos sensoriales y cognitivos de la  nocicepción  del dolor,  en el área occipital y parietal;  que han sido comprobados mediante estudios de TAC y RM cerebrales, Tomografía  cerebral  con emisiones de positrones.¹¹ También previene la respuesta cardiovascular al dolor, en donde se considera que libera un neurotransmisor, aún no identificado diferente al de las endorfinas.¹²

 

La hipnosis puede ser utilizada como único anestésico en cirugía menor y maniobras invasivas, o como coadyuvante de la anestesia farmacológica local o general.

 

Se debe señalar que no es adecuada en cirugía mayor como cirugía cardiaca, cirugía abdominal entre otras.¹¹

 

Muchos procedimientos clínicos son dolorosos y los pacientes podrían beneficiarse con el uso de la Terapia Neural Abdominal e Hipnosis. Esta técnica puede utilizarse en Odontología, en estudios radiológicos, endoscopia, en UTI, en neurocirugía con paciente despierto, (cirugía de epilepsia), en fisioterapia, procedimientos urológicos, extracción de lipomas, de nódulos mamarios, tiroidectomía, oftalmología, en ORL, cirugía plástica, cirugía estética, procedimiento de traumatología, preparación para cirugía (preparación pre-quirúrgica). en obstetricia para el parto sin dolor, para cirugía vascular (ligadura de perforantes).

 

Se debe tomar en cuenta que la Hipnosis Anestésica y la Terapia Neural, en ocasiones, tienen limitaciones en su aplicación.  Estas restricciones dependen del contexto de las intervenciones y los procedimientos médicos, quirúrgicos, y de la colaboración   del paciente.  Cabe anotar que se pueden utilizar por separado o como complemento la Hipnosis y la Terapia Neural.

 

En el presente trabajo, se reporta el caso de paciente de sexo femenino que ingresa a emergencia con luxación de hombro derecho, que requiere realizar la reducción mediante maniobra de Motes, con antecedente de haber ingerido alimentos una hora antes, (estómago lleno), por lo cual se utilizó Terapia Neural Abdominal e Hipnosis como técnica anestésica.

 

Se trata de paciente de 47 años de edad, sin antecedentes patológicos, ingresa a Emergencia por presentar luxación antero inferior de hombro derecho luego de esfuerzo físico, acompañado de dolor intenso EAV 10/10 y RAQ Gl. Teniendo como antecedente la ingesta de alimentos una hora antes de su ingreso; es contraindicación el uso de anestesia general.

 

EL Médico Traumatólogo de inicio aplicó anestesia local   sin respuesta al dolor.

 

Se administró Fentanyl 150mcg IV con escasa respuesta, bajando el nivel de dolor   a

9/10, por lo que no era posible realizar la maniobra de reducción.

 

A continuación, se hizo uso de la Terapia Neural Abdominal con Procaina al 1% en los puntos Ren12, cuya ubicación es a cinco traveces de dedos sobre el ombligo en la línea media, Ren4, a 4 traveces de dedo bajo el ombligo en la línea media, Ren6, que se encuentra a la mitad de camino entre ombligo y Ren4, E24 bilateral, ubicado a tres traveces de dedo por fuera del ombligo y un través proximal, con lo que se consiguió disminuir el dolor a 5/10.

 

Debido a que era necesario conseguir  relajación  muscular  se utilizó la Hipnosis Ericksoniana¹³ como complemento a la Terapia Neural Abdominal,  utilizando la técnica anestésica  hipnótica  "en guante",¹′¹³ consiguiendo llevar  a la  paciente a un estado de hipnosis profunda  mediante  la levitación  de la mano,¹⁴ respiración profunda  y también con el uso de la  Hipnosis Despierta  (Técnica de Capafons de la Escuela de Valencia),¹⁵ así se pudo llevar a cabo la maniobra  de reducción  con resultado satisfactorio.

 

Terminado el procedimiento la paciente, salió del trance hipnótico y sin dolor.

 

La luxación de hombro en paciente con estómago lleno, se resolvió utilizando las dos técnicas: Terapia Neural e Hipnosis.

 

Las hipnosis junto con la terapia neural abdominal resultaron útiles en el tratamiento y reducción de luxación de hombro. Varias razones contribuyen a ello, la paciente presenta antecedente de haber ingerido alimentos una hora antes (estómago lleno), lo que contraindica el uso de la anestesia general por peligro de aspiración pulmonar. Otros beneficios de esta técnica: no es un procedimiento invasivo, no requiere hospitalización, no hay efectos adversos pos anestésicos como nausea, vómito, sensaciones de angustia, etc., hay mejor control del dolor pos operatorio y por último es más económica.

 

La Hipnosis requiere mayor evidencia científica, aunque ya se está aplicando la Hipnosis Experimental en países del primer mundo, así como el uso de la Terapia Neural Abdominal en el abordaje del dolor, con resultados prometedores.

 

La Hipnosis Anestésica y la Terapia Neural en ocasiones tienen limitaciones en su aplicación.  Estas restricciones dependen del contexto de las intervenciones y los procedimientos médicos, quirúrgicos, y de la colaboración   del paciente.  Cabe anotar que se pueden utilizar por separado o como complemento.

 

Referencias

 

  1. Fredericks L E. The use of Hypnosis in Surgery and Anesthesiology 2000

  2. Huneke, F.:lmpletoltherapie und andere neuraltherapeutische Verfahren, Hippokrates Verlag, Stuttgart 1952.

  3. Bo,Z (1993) The importance af the  Acupoints Shenque in the study of Abdominal Acupunture, Jornal Of Beijing Traditional Chinese Medicine, 4 pp. 13-14.

  4. D Alberto, A. and Kim E.  (2005), An interview with Zhiyun Bo, inventor of abdominal acupunture (Fu Zhen) acupunture, Acupunture Today, vol.6, issue. 8, August, www.acupunturetoday.com (accessed 11 Nov 2011).

  5. Deadman Peter,Main AIKhafaji with Kevin Baker. Manual of Acupunture App. Journalof Chinese Medicin publications Ltd., 2011.

  6. Maciosia, G.2005Functions of the  Points, The Foundations of Chinese medicine, A comprehensive  texbook for Acupunturists and Herbalists,  London, Elesvier Churchill  Livingstone,  pp.385-387,430-432,460-464 .

  7. Ryan,P.M.S.L.Ac.(2009) A comprehensive  lntroduction to Abdominal Acupunture, Acupunture Today, Vol. 10, lssue 9, September Nov 2011.

  8. Shipsey D., Mastering the Art of Abdominal Acupunture .A concise guide to treating numerous  painful conditions .2011.

  9. Barber J., (1996) Hypnosis and sugestion in the treatment of pain. A Clinical Guide. New York, London. W.W.Norton 88.

  10. Richard P.Hypnose y Anesthesie.En Benhalm JM La guide de lhypnose. Paris Editions in Press2015 p 191-209.

  11. Kroger,Williams.MD, Clinical and experimental Hypnosis, 1977

  12. Hilgard,E.R. &Hilgard,J.R. (1994) Hypnosis in the relief of pain (Rev. Ed.) New York. Brunner/Mazel.

  13. Erickson,M.H. Deep Hypnosis and lts lnduction, en Milton Erickson M.O. :The complete Works  (1952-2001).

  14. (1961-2001): Historical note on The Hand Levitation and Other ldeomotor Techniques, American Journal of Clinical Hynosis, 3, pp.196-199.

  15. Capafons, Antonio Hipnosis, 2012.

91 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page