Sueño saludable menor riesgo de arritmias


Dormir bien toda la noche conlleva menos riesgo de arritmias cardiacas, señala una nueva investigación.¹


En un estudio de población con más de 400.000 pacientes, investigadores observaron que un patrón de sueño saludable se relacionaba con menos riesgos de fibrilación auricular y bradiarritmias.


Un buen sueño nocturno se relacionó con una disminución de 29% en el riesgo de fibrilación auricular y de 35% en el de bradiarritmias.


El estudio fue publicado en la versión electrónica de Journal of the American College of Cardiology de septiembre.


Los investigadores indican que la mayor parte de los estudios previos solo se ha enfocado en el patrón de sueño individual, sin considerar los patrones de sueño generales, pero es conocido que los diversos comportamientos del sueño están típicamente correlacionados.


Recientemente se han dado a conocer datos que vinculan los patrones de sueño con el riesgo de presentación de una arritmia cardiaca, señalaron los científicos pertenecientes a Tulane University, en Nueva Orleans, Estados Unidos.


Los investigadores analizaron los patrones de sueño de 403.187 personas en la gran base de datos prospectiva UK Biobank, que contiene información genética y de salud de medio millón de individuos británicos.


Los participantes completaron un cuestionario en pantalla táctil sobre su patrón de sueño. Un patrón de sueño saludable se definió según cronotipo (si la persona dormía por la mañana o por la noche), duración del sueño, insomnio, ronquidos y somnolencia diurna.


Cada factor de sueño se codificó con 1 si se consideraba sano y 0 si no se consideraba sano. Se utilizó la suma de cinco factores relacionados con el sueño para calcular una puntuación de índice de patrón de sueño.


Una puntuación de 4 o 5 indica un patrón de sueño sano, una puntuación de 2 o 3 indica un patrón de sueño intermedio y una puntuación de 1 o 0 indica un patrón de sueño deficiente.


Los investigadores observaron una incidencia progresivamente mayor de fibrilación auricular y bradiarritmias a medida que empeoraban progresivamente las puntuaciones del patrón de sueño.


El patrón de sueño saludable se relacionó significativamente con menos riesgo de fibrilación auricular o aleteo auricular (hazard ratio [HR]: 0,71; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 0,64 a 0,80) y menos riesgo de bradiarritmias (HR: 0,65; IC 95%: 0,54 a 0,77), pero no con arritmias ventriculares,