Sesgo en resúmenes de publicaciones científicas de psiquiatría


Un estudio realizado por investigadores pertenecientes al College of Osteopathic Medicine, en el Center for Health Sciences, de la Oklahoma State University en Tulsa, Estados Unidos, publicado en la versión electrónica de BMJ Evidence-Based Medicine de agosto, concluye que más de la mitad de estudios clínicos publicados en las principales revistas de psiquiatría y psicología exageran la importancia de los hallazgos, un descubrimiento que puede dar lugar a una toma de decisiones clínicas deficiente,1 e indican que esto es potencialmente "peligroso", si los médicos están siendo engañados por investigadores, esto podría originar cambios en su práctica clínica que al no tener un fundamento científico produciría un deterioro en la atención al paciente.

Los investigadores hicieron una búsqueda de estudios aleatorizados controlados de tratamientos psiquiátricos y conductuales en PubMed, publicados entre 2012 y 2017 en seis revistas principales de psicología y psiquiatría: British Journal of Psychiatry; Psychological Medicine; Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry; JAMA Psychiatry; Journal of Child Psychology and Psychiatry y American Journal of Psychiatry. Analizaron 486 estudios de los cuales 116 tenían criterios principales de valoración no significativos que se incluyeron en el análisis.

Los científicos definieron la interpretación sesgada de resultados como el "uso de estrategias de comunicación específicas, por cualquier motivo, para resaltar que el tratamiento experimental es beneficioso, pese a una diferencia estadísticamente no significativa en el criterio principal de valoración, o para distraer al lector de resultados estadísticamente no significativos".

Los investigadores encontraron evidencia de interpretación sesgada en los resúmenes de 65 (56%) de los artículos publicados. Esta evidencia se encontró en dos títulos (2%), en 24 (21%) secciones de resultados del resumen y en 57 (49%) secciones de conclusión del resumen. En 17 estudios (15%), se identificó interpretación sesgada en las secciones de resultados y conclusión del resumen por igual.

La interpretación sesgada no solo tiende a prevalecer en la literatura, sino también en un solo artículo, indicaron. La interpretación sesgada fue más frecuente en estudios que compararon un tratamiento farmacológico/conductual específico con una intervención mediante placebo o tratamiento habitual. La financiación por la industria no se relacionó con más probabilidad de resultados de interpretación sesgada.

Los autores indican que los tipos más frecuentes de interpretación sesgada se encontraron en la sección de conclusión del resumen, que por lo general se manifiesta en una de tres maneras:

1. Los autores tenían múltiples criterios principales de valoración especificados de antemano en su estudio, pero solo encontraron resultados estadísticamente significativos para uno de los criterios principales de valoración. Procedieron a centrarse en la variable significativa, omitiendo mencionar la(s) variable(s) estadísticamente no significativa(s) y afirmaron que su estudio fue exitoso y su tratamiento beneficioso.

2. Los autores tenían un criterio principal de valoración estadísticamente no significativo, pero un criterio secundario de valoración estadísticamente significativo, afirmando que su tratamiento era beneficioso con base en el criterio secundario de valoración significativo mientras que no revelaban el criterio principal de valoración no significativo.

3. Los autores especificaban de antemano un estudio de superioridad, pero después de encontrar resultados estadísticamente no significativos para su criterio principal de valoración, afirmaban "equivalencia" o "no inferioridad" para su tratamiento frente al tratamiento utilizado como comparación.

La interpretación sesgada es un problema prevalente que se ha infiltrado en la literatura de muchas especialidades. Otros estudios han demostrado que es igualmente prevalente en otras especialidades, por lo que este es un problema de profesionales clínicos de todas las especialidades, no solo de psiquiatría.

Los investigadores reconocieron que los hallazgos pueden no ser ampliamente aplicables a estudios clínicos publicados en todas las revistas de psiquiatría y psicología y pese al uso de criterios objetivos para definir la interpretación sesgada, sus evaluaciones, inevitablemente, son subjetivas. Concluyen que "Autores, editores de revistas científicas y revisores externos deberían poner más cuidado en la interpretación sesgada para reducir el riesgo de comunicación distorsionada de resultados de estudios".

Según otros autores "Este es un estudio importante e inquietante, pues los profesionales clínicos ocupados con demasiada frecuencia solo leen el resumen. También es tristemente congruente con estudios previos". Hacen notar que aunque este equipo de investigación no encontró una asociación entre la financiación por la industria y la interpretación sesgada, un estudio reciente de Cochrane sí la identificó.2 Señalan que este estudio muestra que los intereses gremiales, lo mismo que los conflictos de interés económico, pueden ejercer "influencia indebida en la literatura médica y científica".

Los autores indican finalmente que esperan que el estudio contribuya a aclarar esta "práctica de investigación deficiente" y fortalezca la capacidad de los profesionales clínicos para "evaluar de manera crítica la literatura médica".

Referencias

1. Jellison S, Roberts W, Bowers A, Combs T, y cols. Evaluation of spin in abstracts of papers in psychiatry and psychology journals. BMJ Evid Based Med. 5 Ago 2019. pii: bmjebm-2019-111176. doi: 10.1136/bmjebm-2019-111176. PMID: 31383725. Fuente

2. Lundh A, Lexchin J, Mintzes B, Schroll JB, y col. Industry sponsorship and research outcome. Cochrane Database Syst Rev. 16 Feb 2017;2:MR000033. doi: 10.1002/14651858.MR000033.pub3. PMID: 28207928. Fuente

3 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana