top of page

Síndrome VEXAS

Actualizado: 1 abr 2023


Una enfermedad inflamatoria recientemente descubierta conocida como síndrome VEXAS es más común, variable y peligrosa de lo que se creía anteriormente, según los resultados de un estudio observacional retrospectivo de una gran base de datos del sistema de atención médica.


Según los investigadores pertenecientes al departamento de medicina de NYU Langone Health, la enfermedad es bastante grave, los pacientes con la afección tienen una variedad de síntomas clínicos que afectan a diferentes partes del organismo y están siendo manejados por diferentes especialidades médicas.


Los hallazgos, publicados en JAMA,¹ encontraron que afectó a 1 de cada 4,269 hombres mayores de 50 años en una población mayoritariamente blanca y causó una amplia variedad de síntomas.


El Dr. Beck y sus colegas describieron por primera vez el síndrome VEXAS (vacuolas, enzima activadora de ubiquitina E1, ligada al cromosoma X, autoinflamatoria, somática) en 2020.² Lo vincularon a mutaciones en el gen UBA1 (ubiquitin-like modifier activating enzyme 1). La enzima inicia un proceso que identifica proteínas mal plegadas como objetivos para la degradación.


El síndrome VEXAS se caracteriza por anemia e inflamación en la piel, los pulmones, el cartílago y las articulaciones. Estos síntomas se confunden con frecuencia con otras enfermedades reumáticas o hematológicas. Sin embargo, este síndrome tiene una causa diferente, se trata de manera diferente, requiere monitoreo adicional y puede ser mucho más grave.


Cientos de personas han sido diagnosticadas con la enfermedad en el corto tiempo desde que se definió. Se cree que la enfermedad es fatal en algunos casos. Un informe anterior encontró que la mediana de supervivencia fue de 9 años entre los pacientes con cierta variante, eso fue significativamente menor que los pacientes con otras dos variantes.


Para el nuevo estudio, los investigadores buscaron variantes de UBA1 en datos genéticos de 163,096 sujetos (edad media, 52.8 años; 94% blancos, 61% mujeres) que participaron en la Iniciativa de Salud Comunitaria Geisinger MyCode. Los datos de 1996-2022 provienen de pacientes en 10 hospitales de Pensilvania.


Once personas (9 hombres, 2 mujeres) tenían variantes probables de UBA1, y todas tenían anemia. Los casos representaron 1 de cada 13.591 personas no emparentadas (intervalo de confianza del 95%, 1:7.775-1:23.758), 1 de cada 4.269 hombres mayores de 50 años (IC del 95%, 1:2.319-1:7.859) y 1 de cada 26.238 mujeres mayores de 50 años (IC del 95%, 1:7.196-1:147.669).


Otros hallazgos comunes incluyeron macrocitosis (91%), problemas de la piel (73%) y enfermedad pulmonar (91%). Diez pacientes (91%) requirieron transfusiones.

Cinco de los 11 sujetos no cumplieron con los criterios previamente definidos para el síndrome VEXAS. Ninguno había sido diagnosticado con la condición, lo cual no es sorprendente teniendo en cuenta que no había sido descubierta y descrita hasta hace poco.


Poco más de la mitad de los pacientes, el 55%, tenían un diagnóstico clínico que estaba relacionado previamente con el síndrome VEXAS. Esto significa que un poco menos de la mitad de los pacientes con síndrome VEXAS no tenían un diagnóstico clínico asociado claro.


La falta de diagnósticos clínicos asociados puede deberse a la variedad de características clínicas inespecíficas que abarcan diferentes subespecialidades en el síndrome VEXAS.


El síndrome VEXAS representa un ejemplo de una enfermedad multisistémica donde los pacientes y sus síntomas pueden perderse en la confusión.


En el futuro, los profesionales deben estar atentos a los pacientes con inflamación inexplicable, y alguna combinación de manifestaciones clínicas hematológicas, reumatológicas, pulmonares y dermatológicas, que no tienen un diagnóstico clínico o no responden a las terapias de primera línea. Estos pacientes también serán anémicos con frecuencia, tendrán recuentos bajos de plaquetas, marcadores elevados de inflamación en la sangre y dependerán de los corticosteroides.


El diagnóstico se puede hacer a través de pruebas genéticas, pero los autores del estudio señalan que no se ofrece rutinariamente en el estudio estándar para neoplasias mieloides o paneles de diagnóstico de desregulación inmune.


En relación al tratamiento, la enfermedad puede controlarse parcialmente con múltiples terapias anticitoquinas o biológicas diferentes. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los pacientes todavía necesitan esteroides adicionales y / o agentes antirreumáticos modificadores de la enfermedad [FARME]. El trasplante de médula ósea ha mostrado signos de ser una terapia altamente efectiva.


Los autores del estudio dicen que se necesita más investigación para comprender la prevalencia de la enfermedad en poblaciones más diversas. Actualmente, hay menos de 400 casos reportados en la literatura de VEXAS, pero los grandes centros están diagnosticando esta condición con cierta frecuencia. Por ejemplo, en Mayo Clinic en Rochester, se diagnostica en promedio a un paciente nuevo con VEXAS cada 7-14 días y se ha diagnosticado 60 en los últimos 18 meses. Un grupo de colaboración nacional en Francia ha diagnosticado aproximadamente 250 pacientes durante ese mismo período de tiempo al agrupar pacientes en todo el país.


Los médicos deben considerar que algunos de los pacientes con enfermedades que no responden al tratamiento pueden de hecho tener VEXAS en lugar de policondritis recurrente 'refractaria' o artritis reumatoide 'recalcitrante, por ejemplo.


Referencias

  1. Beck DB, Bodian DL, Shah V, et al. Prevalencia estimada y manifestaciones clínicas de variantes UBA1 asociadas con el síndrome VEXAS en una población clínica. JAMA. 2023;329(4):318–324. doi:10.1001/jama.2022.24836.

  2. David B. Beck, M.D., Ph.D., Marcela A. Ferrada, M.D., Keith A. Sikora , M.D., Amanda K. Ombrello, M.D., Jason C. Collins, Ph.D., Wuhong Pei, Ph.D., et al. Mutaciones somáticas en UBA1 y enfermedad autoinflamatoria grave de inicio en la edad adulta. N Engl J Med 2020; 383:2628-2638. DOI: 10.1056/NEJMoa2026834.



330 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page