top of page

Revestimiento intestinal temporal reduce el peso corporal


La pérdida de peso, el control glucémico, el hígado graso y la necesidad de insulina, mostraron una mejoría en pacientes con diabetes tipo 2 refractaria y obesidad, después de que se implantó un revestimiento intestinal conocido como EndoBarrier (RESET, Morphic Medical, Estados Unidos) durante 1 año.

 

EndoBarrier es una técnica malabsortiva que consiste en colocar una malla impermeable de 60 cm que se fija en el bulbo duodenal y recubre la luz del duodeno y del yeyuno proximal creando una barrera interna que impide la digestión de los alimentos a este nivel, durante 12 meses.

 

El procedimiento de colocación del Endobarrier se realiza por vía oral endoscópica, con anestesia e ingreso hospitalario de unas 24 horas para control. La extracción a los 12 meses se realiza también por vía endoscópica con anestesia, sin precisar ingreso hospitalario.

 

Está indicada principalmente en pacientes con Obesidad desde tipo I asociada a Diabetes mellitus tipo 2 de difícil control médico, también en Obesidad tipo III con contraindicación quirúrgica por mal control de las comorbilidades (Diabetes mellitus 2, HTA, etc.) y en algunos casos previa a la Cirugía bariátrica para conseguir mejores resultados y disminuir las complicaciones.

 

Este procedimiento endoscópico tiene como objetivo, además de la pérdida de peso, conseguir un mejor control de la Diabetes mellitus tipo 2 del adulto, con una reducción significativa de Hb1Ac y una mejora de la condición metabólica y de los factores de riesgo cardiovasculares.

 

Investigadores del Departamento de Diabetes del Hospital de la Ciudad de Birmingham, Birmingham, Inglaterra, dirigidos por el Dr. Bob Ryder, con el objetivo de evaluar la seguridad y la eficacia de EndoBarrier, así como el mantenimiento de la eficacia 24 meses después de la retirada del dispositivo, llevaron adelante este estudio cuyos resultados fueron presentados en la Conferencia Profesional de Diabetes del Reino Unido (DUKPC) 2024.

 

Los autores señalaron que EndoBarrier encuentra su lugar entre el final de todas las medidas anteriores y la posible opción de la cirugía bariátrica, estos datos muestran que puede conducir a una pérdida de peso y una mejora en la A1c.

 

Un total de 90 pacientes consecutivos de Birmingham, todos con diabetes tipo 2 y obesidad de larga duración y mal controlada, se sometieron al procedimiento de implantación, 60 de ellos asistieron a visitas de seguimiento 2 años después de la implantación.

 

A diferencia de las cirugías de pérdida de peso permanentes y más invasivas, el dispositivo EndoBarrier es reversible y está equipado con un procedimiento sencillo.

 

La fina manga impermeable se inserta a través de una endoscopia de aproximadamente 1 hora, lo que permite al paciente regresar a casa el mismo día. Recubre los primeros 60 cm del intestino delgado. Los alimentos digeridos pasan a través de él sin absorción y luego entran en contacto con los jugos pancreáticos y biliares en el otro extremo. Esto desencadena un cambio en el metabolismo de la glucosa y los nutrientes a través de la modulación de las hormonas intestinales y las bacterias intestinales, así como la interrupción del flujo biliar.

 

Debido a que la comida pasa por alto el intestino delgado, la primera vez que la comida se encuentra es en un área donde normalmente no se encuentra, esto provoca una reacción en la que se envían señales al cerebro para que deje de comer.

 

Debido a una licencia de 1 año de uso, el revestimiento intestinal se retiró después de un año mediante un procedimiento endoscópico de 30 minutos.

 

Dos años después de la retirada del revestimiento, el 80 % de los pacientes continuaron mostrando una mejoría significativa, mientras que el 20 % volvió al valor basal.

 

Un total de 60/90 (66%) asistieron a las visitas de seguimiento y comprendieron los datos presentados. La edad media fue de 51,2 años, el 47% eran hombres, el 50% eran blancos, el índice de masa corporal (IMC) medio fue de 41,5 kg/m2 y el promedio de A1c fue del 9,3%. La duración de la diabetes tipo 2 fue una mediana de 11 años, y el 60% tomaba insulina.

 

Los pacientes siguieron los requisitos dietéticos para la fase inicial después de la implantación. Durante la primera semana, siguieron una dieta líquida, luego, durante la semana 2, alimentos blandos, y luego se les dijo que los masticaran muy bien para evitar la obstrucción.

 

La pérdida media de peso al retirar el liner (a los 12 meses después de la implantación) fue de 16,7 kg (P < 0,001), mientras que el IMC disminuyó en una media de 6 kg/m2, la A1c disminuyó en una media del 1,8% y la presión arterial sistólica media en 10,9 mmHg.

 

Poco más de la mitad (32/60, 53%) mostró una mejoría sostenida 2 años después de retirar el revestimiento, definida como ninguna diferencia significativa después de 2 años entre la pérdida de peso (media, 96-97 kg) y de manera similar para la mejora de A1c ( 7,6%-7,4%).

 

Un total de (16/60, 27%) mostró una mejora parcialmente sostenida durante los 2 años de seguimiento, con un aumento del IMC de una media de 116,8 kg a 128,6 kg y un aumento de la A1c del 7,5% al 8,4%. Mientras que el 20% (12/60) volvió al valor inicial. De las 36/60 personas que usaban insulina antes del tratamiento con EndoBarrier, 10 (27,8%) ya no usaban insulina 2 años después de la eliminación.

 

A un total de 13/90 (14%) de los pacientes se les extirpó tempranamente el revestimiento intestinal debido a hemorragia gastrointestinal (cinco), absceso hepático (dos), otros abscesos (uno) y síntomas gastrointestinales (cinco), pero todos lograron recuperarse completamente; después de la eliminación, la mayoría experimentó beneficios a pesar del evento adverso.

 

En opinión de los expertos, EndoBarrier podría ser una opción viable para los pacientes que luchan contra la obesidad.

Los resultados se están monitoreando en un registro global en curso para ayudar a determinar si EndoBarrier es un tratamiento seguro y eficaz para las personas con diabetes tipo 2 y obesidad. Un estudio similar con 3 años de seguimiento mostró resultados similares.

 

Actualmente, EndoBarrier no está aprobado en los Estados Unidos. Está a la espera de la marca CE del Reino Unido y Europa. La licencia será para pacientes con IMC de 35-50 kg/m².

 

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page