Jugadores de fútbol y Esclerosis lateral amiotrófica


La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurológica rara que afecta principalmente a las células nerviosas responsables de controlar el movimiento muscular voluntario, como caminar o hablar. Es una enfermedad que empeora con el tiempo y eventualmente conduce a la muerte, en la mayoría de los casos por insuficiencia respiratoria. Actualmente no hay cura para ELA.


Un estudio preliminar llevado a cabo en el Instituto Mario Negri para la Investigación Farmacológica en Milán, Italia, que será presentado en la 71ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología en Filadelfia a llevarse a cabo del 4 al 10 de mayo de 2019, concluye que jugar al fútbol profesional puede estar relacionado con un mayor riesgo de desarrollar esclerosis lateral amiotrófica.


Investigaciones previas han reportado varias muertes entre jugadores de fútbol profesional italiano a causa de ELA, han encontrado que las repetidas lesiones en la cabeza pueden ser un factor de riesgo para la enfermedad, por lo que el presente estudio trató de determinar si los jugadores de fútbol profesional tienen más probabilidades de contraer ELA que cualquier persona en la población general.


Los investigadores revisaron las tarjetas comerciales de fútbol de unos 25000 jugadores de fútbol profesional masculinos que jugaron en Italia de 1959 a 2000. Registraron la fecha y lugar de nacimiento de cada jugador, así como la posición de fútbol y su historial de juego con el equipo. Usaron informes de noticias para determinar qué jugadores desarrollaron ELA.


Los investigadores encontraron que 33 jugadores de fútbol desarrollaron ELA, un promedio de 3.2 casos por cada 100,000 personas cada año. También encontraron que los jugadores de fútbol pueden desarrollar la enfermedad, 21 años antes que las personas de la población general.


La tasa de ELA en la población general, calculada a partir de un registro de población italiano, habría dado como resultado 18 casos esperados de ELA, con un promedio de 1.7 casos por 100000 personas cada año. La diferencia se traduce en que los jugadores de fútbol tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar ELA.

Al estudiar a jugadores de fútbol de 45 años o menos, la tasa de los que desarrollaron ELA fue 4.7 veces mayor que en personas de la población general.

La edad promedio de desarrollo de ELA entre los jugadores de fútbol fue de 43 años en comparación con los 63 años para la población general.


Es importante tener en cuenta que los eventos traumáticos repetidos, el ejercicio físico intenso y el uso de sustancias, también podrían ser factores que aumenten el riesgo de ELA entre los jugadores de fútbol, además, la genética puede jugar un papel importante, señalaron los investigadores.


Dado que los investigadores solo estudiaron jugadores profesionales, los resultados no se pueden aplicar a aquellos que juegan fútbol en niveles más bajos de juego. Sin embargo, los resultados del estudio no deben interpretarse para sugerir que las personas deben dejar de jugar al fútbol o no comenzar el deporte indicaron.


REFERENCIA

Ettore Beghi, MD Fuente: American Academy of Neurology’s 71st Annual Meeting DO SOCCER PLAYERS HAVE AN INCREASED RISK OF ALS?

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana