Impacto de la pobreza en la salud mental de un niño

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cornell de Nueva York sugiere que crecer en la pobreza expone a los niños a niveles más altos de estrés, lo que puede conducir a problemas psicológicos más adelante. Los científicos reportaron que los niños que crecen en la pobreza son más propensos a tener una memoria espacial a corto plazo reducida y parecen ser más tendientes a la conducta antisocial y agresiva, como el acoso, además de sentirse indefensos, en comparación con niños de hogares con ingresos medianos.

Según los autores, los hallazgos no significan que todos los niños que crecen en la pobreza tendrán esos problemas, solo que el riesgo es más alto. Con la pobreza, la persona se expone a mucho estrés. Todo el mundo tiene estrés, pero las familias y los niños con bajos ingresos tienen mucho más. Los padres también tienen mucho estrés, por lo que para los niños hay una exposición acumulativa al riesgo.


“ Los hallazgos del estudio podrían tener implicaciones amplias, dado que los niños que crecen en la pobreza tienden a seguir siendo pobres en la adultez. Más o menos un 40 por ciento de los hijos varones tienen ingresos similares a sus papás. ”

Los investigadores monitorizaron a 341 niños y adultos jóvenes durante 15 años. Los participantes se evaluaron en cuatro intervalos: a los 9, 13, 17 y 24 años de edad. La memoria espacial a corto plazo de los jóvenes se evaluó pidiendo a los participantes de más edad que repitieran correctamente una serie de secuencias complejas de luces y sonidos al presionar cuatro almohadillas de colores en un orden determinado. Los que crecieron en la pobreza no pudieron realizar esta tarea tan bien como los que tenían un historial de ingresos medianos. Según los autores este es un resultado importante, porque la capacidad de retener información en la memoria a corto plazo es fundamental para una variedad de habilidades cognitivas básicas, incluyendo el lenguaje y el logro.