top of page

Grasa abdominal y volumen cerebral

Actualizado: 1 nov 2023


La grasa abdominal está cada vez más relacionada con la salud del cerebro. Múltiples estudios han sugerido una conexión entre la acumulación de grasa corporal y el aumento del riesgo de demencia, pero pocos han examinado la relación entre los tipos de grasa (visceral y subcutánea) y el volumen cerebral.


Una nueva investigación proporciona una fuerte evidencia de una asociación entre la grasa abdominal y la reducción de los volúmenes cerebrales, particularmente aquellos involucrados con la función cognitiva.


En el estudio en adultos sanos de mediana edad, llevado adelante por investigadores del Instituto Mallinckrodt de Radiología de la Universidad de Washington, St. Louis, Missouri, una mayor grasa abdominal visceral y subcutánea en la resonancia magnética abdominal (IRM) predijo la atrofia cerebral en las imágenes, especialmente en las mujeres. El estudio muestra que el exceso de grasa es malo para el cerebro y peor en las mujeres, incluso en las regiones de riesgo de enfermedad de Alzheimer.


El estudio aparece en la edición en línea de agosto de la revista Aging and Disease.¹


En el estudio fueron incluidos 10,000 adultos sanos de 20 a 80 años, edad media, 52.9 años; 53 por ciento hombres, que se sometieron a un breve protocolo de IRM de cuerpo entero. Se evaluaron análisis de regresión de tipos de grasa abdominal y volúmenes cerebrales normalizados, controlando por edad y sexo. El equipo de investigación encontró que cantidades más altas de grasa abdominal visceral y subcutánea predijeron un menor volumen total de materia gris y blanca, así como un menor volumen en el hipocampo, la corteza frontal y los lóbulos temporal, parietal y occipital. En general, encontraron que tanto la grasa subcutánea como la visceral tienen niveles similares de relaciones negativas con los volúmenes cerebrales.


Las mujeres tenían una mayor carga de atrofia cerebral con aumento de grasa visceral que los hombres. Sin embargo, es difícil colocar las diferencias sexuales en contexto debido a la falta de trabajo previo que investigue específicamente la grasa visceral, la pérdida de volumen cerebral y las diferencias sexuales.


Señalan también que, si bien se observaron relaciones estadísticamente significativas entre los niveles de grasa visceral y los cambios en el volumen de materia gris, sus tamaños de efecto fueron generalmente pequeños, por lo tanto, la importancia estadística de este trabajo está influenciada por el gran tamaño de la muestra y menos por el gran tamaño del efecto en cualquier conjunto dado de regiones.


Aunque cierto grado de atrofia y contracción cerebral es común con la vejez, la conciencia de esta asociación es importante porque la reducción del volumen cerebral puede estar asociada con problemas con el pensamiento, la memoria y la realización de tareas cotidianas, y porque las tasas de obesidad continúan aumentando junto con afecciones relacionadas con ella como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.


Dentro de las limitaciones del estudio se incluyen la naturaleza transversal del estudio, que excluye conclusiones sobre la causalidad. El análisis tampoco tuvo en cuenta otros factores del estilo de vida, como la actividad física, la dieta y las variables genéticas.


Los investigadores concluyeron que una mayor grasa subcutánea está relacionada con la pérdida de volumen cerebral. La grasa visceral y subcutánea elevada predijo volúmenes cerebrales más bajos y puede representar nuevos factores modificables para determinar la salud cerebral.


Los investigadores piden más investigación "para dilucidar mejor los mecanismos subyacentes y descubrir posibles intervenciones dirigidas a la reducción de grasa abdominal como una estrategia para mantener la salud del cerebro".


Referencia


  1. Cyrus A. Raji, Somayeh Meysami, Sam Hashemi, Saurabh Garg, Nasrin Akbari, Ahmed Gouda, Yosef Gavriel Chodakiewitz, Thanh Duc Nguyen, Kellyann Niotis, David A. Merrill , Rajpaul Attariwala. La grasa abdominal visceral y subcutánea predice la pérdida de volumen cerebral en la mediana edad en 10.001 individuos. Envejecimiento y enfermedad. 2023 https://doi.org/10.14336/AD.2023.0820

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page