Cáncer de ojo

Actualizado: abr 1


Existen varios tipos de cáncer que afectan gravemente la salud de las personas, y constituyen una de las principales causas de muerte a nivel mundial, entre ellos está el cáncer de ojo que se caracteriza por presentar alteraciones en los tejidos oculares benignos o malignos que pueden aparecer en los párpados, conjuntiva, iris, coroides, retina y órbita.


Uno de los efectos más letales es la pérdida no solo de la visión sino también del ojo. Con motivo de celebrarse en febrero el Día Mundial de lucha contra el Cáncer, especialistas en la materia, ¹ comparten algunas pautas importantes para detectar a tiempo este padecimiento y evitar complicaciones que puedan comprometer a futuro este importante órgano.


Signos de alerta


Esta patología no distingue edad ni género y se puede presentar en cualquier momento de la vida. Los especialistas recomiendan prestar atención a los siguientes síntomas que interfieren con el desarrollo y funcionamiento habitual de los ojos:¹

  • Disminución de la visión

  • Pérdida de visión central y periférica

  • Visión borrosa de cerca o de lejos

  • Reducción del campo visual

  • Es común ver destellos, manchas, líneas, puntos flotantes o líneas onduladas en la visión

  • Dolor alrededor o dentro del ojo

  • Desprendimiento de retina o hemorragia intraocular

  • Protrusión o salida del globo ocular

  • Modificaciones de la forma y tamaño de la pupila

  • Visión deficiente y sensible por la luz natural o artificial

  • Aparición y crecimiento de lunares en alguna región del ojo

  • Pupila de color blanco (en especial en niños)


En caso de presentar cualquiera de estos signos y síntomas es muy importante acudir de manera urgente a evaluación oftalmológica y poder acceder a un diagnóstico temprano.


Causas más frecuentes


La principal causa del cáncer ocular es de origen hereditario. Si algún familiar tiene o tuvo cáncer, se recomienda que el paciente tenga valoraciones médicas periódicas. Sin embargo, hay otros factores que contribuyen a la aparición de esta patología:

  • Exposición prolongada a radiación solar la misma que estimula la presencia y crecimiento de tumores, en especial en la conjuntiva

  • Tener ojos y/o tez clara

  • Personas de avanzada edad

  • Alcoholismo

  • Alimentación inadecuada

  • Enfermedades que debilitan el sistema inmunológico como Diabetes o VIH/SIDA