Antibióticos en celulitis

Actualizado: may 1


La celulitis es una infección cutánea bacteriana común y potencialmente seria. La piel afectada tiene un aspecto inflamado y rojo, y suele ser dolorosa y caliente al tacto.


Por lo general, la celulitis afecta la piel en la parte inferior de las piernas, pero puede presentarse en el rostro, los brazos y otras zonas.


Si no se trata, la infección se puede diseminar a los ganglios linfáticos y al torrente sanguíneo, con rapidez puede poner la vida en riesgo. Por lo general, no se contagia entre personas.


Los episodios recurrentes de celulitis pueden dañar el sistema de drenaje linfático y provocar la hinchazón crónica de la extremidad afectada.


En muy pocas ocasiones, la infección puede expandirse a la capa profunda del tejido que se denomina revestimiento de la fascia. La fascitis necrotizante es un ejemplo de una infección de la capa profunda. Es una emergencia extrema.


La celulitis se produce cuando las bacterias, con mayor frecuencia los estreptococos y estafilococos, ingresan en la piel a través de una grieta o rotura. La incidencia de una infección más grave por estafilococos denominada “Staphylococcus aureus resistente a la meticilina” va en aumento.


Las mordeduras de animales pueden causar celulitis. Además, las bacterias pueden ingresar a través de zonas de piel seca, escamosa o hinchada.


Tratamiento


Los pacientes con celulitis deben recibir un antibiótico betalactámico, que tendrá la mejor cobertura y la concentración mínima inhibitoria más baja para el organismo probable, los estreptococos beta hemolíticos.

La clindamicina probablemente funcionaría, pero tiene mayores efectos secundarios.


Es probable que algunos pacientes necesiten cobertura para Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA). En los últimos años, la adición de TMP / sulfa al tratamiento de estreptococos para cubrir también MRSA se ha vuelto popular, especialmente en el departamento de emergencias y entornos de atención urgente.


Investigadores estudiaron cefalexina + TMP / sulfa frente a cefalexina y placebo en pacientes con celulitis no complicada.¹ El resultado medido fue la curación clínica y no hubo diferencias entre los grupos; La curación clínica se produjo en 182 (83,5%) de 218 participantes en el grupo de cefalexina más TMP / sulfa frente a 165 (85,5%) de 193 en el grupo de cefalexina (diferencia, -2,0%; intervalo de confianza del 95%, -9,7% a 5,7 %; P = 0,50).


Otros investigadores evaluaron la respuesta de los pacientes a los antibióticos betalactámicos.² Los pacientes tenían serologías agudas y convalecientes para estreptococos beta hemolítico. Casi todos los pacientes evaluables con estudios de estreptococos positivos (97%) respondieron a los betalactámicos, y 21 de 23 (91%) con estudios negativos respondieron a los betalactámicos (tasa de respuesta global del 95%). Este estudio se realizó durante una época de alta prevalencia de MRSA.


Las pautas más recientes de la Infectious Diseases Society of America para infecciones de piel y tejidos blandos recomiendan penicilina oral, cefalexina, dicloxacilina o clindamicina para la celulitis leve, y equivalente intravenoso si los pacientes tienen celulitis moderada.³ En pacientes con celulitis leve, solo el 36% recibió antibióticos sugeridos por las pautas. El antibiótico pre