400 AÑOS DE FUNDACION DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

Actualizado: 1 de dic de 2019

Dr. Ramiro López Pulles,1 Dr. Amilcar Tapia Tamayo.2

1 Director de Relaciones Internacionales Universidad Central del Ecuador, 2 Investigador adjunto al Rectorado de la UCE.



La Universidad Central del Ecuador era una de las pocas instituciones de educación superior a nivel de América Latina que no había definido a ciencia cierta su verdadero origen, debido a problemas surgidos en el período colonial, sobre todo en los siglos XVII y XVIII, cuando comunidades religiosas como agustinos, jesuitas y dominicos se disputaban el derecho de poseer una universidad, para lo cual desplegaban intensas gestiones a nivel civil y religioso, debiendo ser los reyes de España y los Pontífices de la iglesia católica quienes decidían la conveniencia o no de crear centros de estudios superiores en las colonias americanas, basados en informes proporcionados por autoridades locales como virreyes y presidentes de reales audiencias.

Para el caso de Quito, en 1586 los agustinos crearon la universidad de San Fulgencio, con la particularidad de que podía extender títulos tan sólo a sus propios religiosos. Esta casa de estudios prontamente desapareció por cuanto no tenía las debidas autorizaciones reales y pontificias.

En 1594 el obispo Garci Díaz Arias funda el primer seminario, el Obispo de Quito Luis López de Solís entrega el seminario a los jesuitas. Esta casa de formación sacerdotal pasó a llamarse San Luis que funcionó inicialmente en unas casas localizadas junto a la actual iglesia de El Sagrario. Los religiosos adquirieron solares localizados junto a la iglesia de la Compañía e iniciaron la construcción de un edificio dedicado exclusivamente a tareas de enseñanza, las que se concretaron en octubre del mismo año 94.

Cuando creció el colegio de San Luis, los jesuitas consideraron oportuno solicitar al rey Felipe III la creación de una universidad, ya que quienes deseaban alcanzar grados académicos de bachiller y doctor debían acudir la Universidad de San Marcos en Lima que se había fundado en 1551, lo cual, de suyo, era casi imposible debido a la gran distancia y elevado costo que no lo podían cubrir quienes aspiraban a lograr un grado académico.

Luego de innumerables gestiones ante el rey Felipe III de España, el monarca autorizó a los jesuitas fundar una universidad mediante edicto del 5 de septiembre de 1620, con lo cual se creaba la Universidad de San Gregorio Magno, autorizándoles “usar los privilegios concedidos por los Sumos Pontífices a los superiores de la orden para conferir grados”

El 8 de agosto de 1621 se promulga la Bula del papa Gregorio XV por medio de la cual se ratifica la autorización para que la Universidad de San Gregorio otorgue grados.

Uno de los indispensables requisitos exigidos por el rey para que funcione una universidad tenía relación con la necesidad de que la nueva casa de estudios tenga un edificio adecuado para el desarrollo de sus actividades, razón por la que los jesuitas iniciaron la construcción de un inmueble más amplio. El 15 de septiembre de 1622, se inicia su cimentación luego de haber recibido la respectiva autorización tanto de la Audiencia cuanto de la Santa Sede

Para el 13 de marzo de 1629, conforme el Libro de Oro de la Universidad San Gregorio que reposa en el archivo histórico de la actual Universidad Central, se habían otorgado los primeros grados académicos tanto de bachilleres cuanto de doctores.

El 19 de mayo de 1651 se promulga el “Obedecimiento al Mandato Regio” por parte de las autoridades de la Audiencia, con lo cual se ratificaba una vez más la legalidad con que funcionaba la Universidad. Al respecto, debemos comentar que varios historiadores toman a esta fecha como la fundación de la actual Universidad Central del Ecuador, debido a que existe un documento en el referido archivo de la Universidad, en el cual se aprecia el año de 1651 en que se ratifica la legitimidad de la San Gregorio para otorgar grados; sin embargo, una institución no puede ofrecer títulos académicos sin tener su antecedente existencial, tal como era el caso de la Universidad de San Gregorio.

Luego de la expulsión de los jesuitas en 1767, la Universidad de San Gregorio fue suprimida por orden de la Junta de Temporalidades el 13 de agosto de 1776, por lo que se ordenó confiscar el edificio y la supresión de clases.

Previo a ello, debemos comentar que el 28 de junio de 1688, los dominicos fundan su colegio con el nombre de San Fernando, otorgándole la categoría de Colegio Real y la capacidad para otorgar grados universitarios.

El 4 de abril de 1786, el rey Carlos III confirmó la supresión de la universidad de San Gregorio y en ese mismo decreto, declaró secularizada la universidad de Santo Tomás de Aquino, convirtiéndola en la Real y Pública Universidad de Santo Tomás de Aquino

El 9 de abril de 1788 se inaugura la Real y Pública Universidad de Santo Tomás que funcionó en los antiguos claustros de la Universidad de San Gregorio.

Durante el período colonial, la Universidad de San Gregorio fue muy prestigiada desde el punto de vista cultural y científico, razón por la que recibió numerosas visitas de destacados hombres de ciencia como los miembros de la Primera Misión Geodésica Francesa (1751). Más tarde, Teodoro Von Humbolt (1802, Celestino Mutis (1801), y otros ilustres visitarán la Real y Pública Universidad de Santo Tomás de Aquino y ponderarán su elevado nivel académico y cultural.

Por otro lado, en sus claustros se forjó el proceso independentista bajo el influjo de Eugenio de Santa Cruz y Espejo quien en la Universidad de Santo Tomás estableció su famosa “Escuela de, la Concordia” a la cual acudían numerosos criollos patriotas que luego se convertirán en los próceres del 10 de agosto de 1809 y finalmente en mártires de la masacre del 2 de agosto de 1810.

El 18 de marzo de 1826, el Congreso de Cundinamarca, por mandato de Bolívar, expide la “Ley y Reglamento Orgánicos de la Enseñanza Pública en Colombia, acordados para el año de 1826”, por medio de la cual crea la Universidad Central del Departamento de Quito, cambiando de nombre a la anterior Real y Pública Universidad de Santo Tomás. Además, expide el respectivo Reglamento de Estudios

En el antiguo Salón de Grados se firmó el acta de la separación del Ecuador de la Gran Colombia, hecho ocurrido el 13 de mayo de 1830.

El 20 de febrero de 1836, Vicente Rocafuerte expide el Decreto Orgánico de Enseñanza Pública. En el Art. 7, señala que “La Universidad de Quito es la Central de la República del Ecuador”

En 1945 se produce el traslado de las instalaciones de la Universidad Central al nuevo campus localizado al norte de la ciudad. Período rectoral del Dr. Julio Enrique Paredes

Estos y otros significativos acontecimientos convierten a la actual Universidad Central del Ecuador y su antigua casona, en íconos de la ciencia, la cultura y el pensamiento nacionales.

Finalmente, conforme estudios paleográficos del padre Francisco Piñas de la Compañía de Jesús, avalados por Amílcar Tapia Tamayo, historiador adjunto al Rectorado de la Universidad Central, coinciden en afirmar la existencia de un documento que si bien es cierto fue encontrado y traducido al castellano actual por Neptalí Zúñiga, que en 1967 publica, por disposición del rector de la Universidad Julio Enrique Paredes el 2 de marzo de 1967, un primer volumen con el título "Colección documental de la Universidad Central del Ecuador", con oportunidad del "CCCXLVIII Aniversario de la Fundación de la Universidad de San Gregorio Magno", en este texto no se toma en cuenta la fecha en la cual el rey Felipe III autoriza al padre Juan Pedro Severino, rector de la Compañía de Jesús de Quito, establecer una universidad en Quito, haciendo prevalecer los derechos y privilegios que les habían sido concedido por varias bulas papales desde el siglo XVI.

Lo raro de todo esto es que las autoridades universitarias de la época no tomaron en cuenta la importancia del documento que Zúñiga había encontrado y analizado, citando al 5 de septiembre de 1620 como el año en que el Rey autoriza la fundación de la Universidad llamada San Gregorio Magno, autorización que en 1622 es aprobada y ratificada por Bula papal de Gregorio XVI, quien fuera Sumo Pontífice entre enero de 1554 a julio de 1623, posteriormente encontrado por el profesor Rex Sosa, el documento relacionado con el edicto real de 1620 .

Por todo ello, el H. Consejo Universitario, en sesión extraordinaria del 5 de septiembre del 2019, previo pedido del Dr. Fernando Sempértegui Ontaneda, actual Rector de la Universidad Central del Ecuador, aprueba el acta por medio de la cual declara al 5 de septiembre de 1620 como fecha de fundación de la Universidad de San Gregorio, génesis de la actual Universidad Central del Ecuador. Es indudable que la decidida actuación del Dr. Sempértegiui para impulsar la declaratorio de los 400 años de fundación es de invalorable importancia para que la casa de estudios superiores más antigua del Ecuador y la cuarta en América, luego de Lima (1551), México (1551), Córdoba-Argentina (1613), sea reconocida como tal en el concierto de las universidad más antiguas y prestigiosas del mundo.

1,599 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana