LECTURA INTERPRETADA DEL ANTIBIOGRAMA EN INFECCIÓNES DEL TRACTO URINARIO

Actualizado: sep 1





Ramiro Salazar Irigoyen

Médico Patólogo Clínico







La infección del tracto urinario (ITU) es un término que describe cualquier infección que involucre un segmento del tracto urinario. El diagnóstico presuntivo de ITU es clínico y se confirma por examen de cultivo de orina. Si se aísla el microorganismo causal es importante realizar estudios de sensibilidad e interpretar de manera adecuada los resultados: lectura interpretada del antibiograma (LIA) a fin de conseguir una terapia eficaz y oportuna.

La Sociedad Europea de Urología recomienda clasificar a las ITU de la siguiente manera:

  • Infección urinaria no complicada: infección aguda, esporádica o recurrente del tracto urinario inferior (cistitis no complicada) y/o superior (Pielonefritis no complicada), de mujeres no embarazadas y pacientes sin anomalías anatómicas ni funcionales del tracto urinario.

  • Infección urinaria complicada: infección urinaria con una mayor probabilidad que tenga un curso complicado: todos los hombres, embarazadas, pacientes con alteraciones anatómicas o funcionales del tracto urinario, uso de catéter urinario permanente, enfermedades renales previas o inmunocomprometidos

  • Infección urinaria recurrente: ITU no complicada o complicada, con una frecuencia de al menos tres episodios al año o dos en los últimos seis meses.

  • Infección urinaria asociada a catéter: paciente actualmente cateterizado o ha tenido un catéter en las últimas 48 horas.

  • Urosepsis: Presencia de la disfunción de órgano, potencialmente mortal, causado por una respuesta inadecuada del huésped a una infección originada en el tracto urinario y/u órganos genitales masculinos.


Los agentes causales de ITU son: la Escherichia coli es el más común con el 85% de las adquiridas en la comunidad y el 50% de las nosocomiales. En las infecciones comunitarias otras enterobacterias, aunque en menor porcentaje son: Proteus mirabillis y Klebsiella pneumoniae, Gram positivos como el enterococo faecalis y Estafilococo saprofiticus.


Las infecciones nosocomiales además de E. coli son causadas por Klebsiella spp, citrobacte spp, Serratia spp, pseudomonas aeruginosa, E. faecalis y S. epidermidis.


En pacientes con catéteres intermitentes o permanentes aparecen esporádicamente Gardnerella vaginalis, mycoplasma y ureaplasma urealyticum y en pacientes inmunocomprometidos especies de Cándida y otros hongos.

Previo a proceder a estudios de sensibilidad se deben establecer recuentos significativos que podrían ser interpretados como diagnóstico de infección de tracto urinario:

  • Recuentos bacterianos: ≥103 ufc/ml de uropatógenos en muestra de orina de la mitad de la micción en cistitis aguda no complicada en mujeres.

  • ≥104 ufc/ml de uropatógenos en muestra de orina de la mitad de la micción en pielonefritis aguda en mujeres o en muestra de orina de la mitad de la micción en hombres con síntomas o en orina recogida directamente con sonda en mujeres en ITU no complicada.

  • ≥105 ufc/ml de uropatógenos en muestra de orina de la mitad de la micción en mujeres y hombres.

  • Cualquier recuento de uropatógenos en muestra obtenida por punción suprapúbica.

  • Bacteriuria asintomática: dos cultivos con diferencia de al menos 24 horas con un recuento de ≥105 ufc/ml con aislamiento del mismo microorganismo.

El antibiograma establece el comportamiento del antibacteriano frente a un microorganismo in vitro y pretende predecir el comportamiento in vivo, lo cual puede estar interferido por otras circunstancias como las dosis óptimas y la adherencia del paciente a su cumplimiento, la vía de administración del fármaco, etc.

El reporte del Laboratorio de Microbiología debe basarse en criterios epidemiológicos locales de la Institución de Salud, conceptos clínicos, resistencias naturales y adquiridas, terapia antibiótica de elección y alternativas en caso de un microorganismo multirresistente.


LIA en ITU no complicada

En ITU no complicada y cepas sensibles solo deben reportarse los antibacterianos de acuerdo a tabla adjunta. NO reportar betalactámicos ni carbapenémicos. Es recomendable la terapia con antibacterianos de 1era. o 2da. Generación si demuestran sensibilidad, a fin de evitar o disminuir efectos secundarios, generar presión selectiva y multiresistencia, disminuir microbiota normal e incluso abaratar costos económicos.


Detección de BLEE

En muestras de orina provenientes de personas con riesgo de ITU complicada y en pacientes hospitalizados o en Unidad de Cuidados Intensivos, el Laboratorio de Microbiología debe testear y reportar cefalosporinas de 3ra. y 4ta. G. para investigar cepas productoras de betalactamasas

Una vez investigado por métodos manuales y automatizados, el fenotipo puede establecerse así:

Detección de CARBAPENEMASAS

La detección de carbapenemasas es importante en muestras de orina de pacientes con ITU complicadas, uso prolongado de antibacterianos, inmunocomprometidos, hospitalizados o en Unidad de Cuidados Intensivos y debe ser reportado su hallazgo como una urgencia microbiológica por las complicaciones clínicas y epidemiológicas locales de esa Unidad Médica


Lectura interpretada de antibiograma en Enterococcus spp.


Lectura interpretada de antibiograma en Staphylococcus saprophyticus (Ssa)



35 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo