La inteligencia artificial aplicada a la medicina

Actualizado: 1 sept




Xiomara Patricia Blanco Valencia

Ingeniera Informática, máster en Sistemas Inteligentes y Doctorado en Informática y Automática. La Rioja – UNIR.





La aplicación de la inteligencia artificial (IA) en la medicina es un gran paso para buscar datos médicos y descubrir nuevos conocimientos que aporten a la mejora de los resultados en el ámbito de la salud, para de esa manera mejorar la experiencia de los pacientes. Los avances tecnológicos en ciencias de la computación e informática son vitales para que la IA se convierta en parte integral de la atención médica moderna. La inteligencia artificial y sus algoritmos generalmente ayudan a los profesionales de la salud en entornos clínicos y, principalmente, en la investigación.


Existen estudios que demuestran que el algoritmo de la inteligencia artificial es capaz de detectar enfermedades antes que un especialista, esto gracias a análisis de datos y algoritmos entrenados que pueden encontrar datos ocultos que apuntan a ser el inicio de alguna afección. La IA es una herramienta a la cual se le puede sacar provecho, sobre todo para la detección temprana de las enfermedades incurables, lo que permite que se pueda actuar con mayor rapidez.


Otro de los beneficios que brinda la inteligencia artificial en la medicina es la prevención de enfermedades. La IA es capaz de encontrar las causas de distintas patologías, donde previamente se debe entrenar al algoritmo para que aprenda un diagnóstico específico y luego, con técnicas estadísticas, muestre cuáles son las variables más relevantes. Si se encuentran las causas de las enfermedades, es más sencillo generar mecanismos de prevención. Además, la IA ayuda a evaluar cómo se comporta este mecanismo preventivo y cómo reaccionará en el futuro para conocer si necesita alguna modificación.


El peligro de la IA está en retrasar su aplicación en la medicina. Hay personas que pasan malestares porque no tienen el cuidado suficiente por parte de los especialistas y, en ocasiones, hay pocos especialistas en ciertas áreas o los costos de salud son muy elevados.


Los modelos basados en inteligencia artificial han demostrado un avance significativo en la medicina, de hecho, ya se utilizan en la práctica clínica como apoyo a ciertos diagnósticos y tratamientos, sin embargo, la responsabilidad de la IA requiere que estos algoritmos sean cuidadosamente validados y que eviten el sesgo.


La IA requiere gran cantidad de datos para entrenar sus modelos predictivos, sesgo es hablar de que los algoritmos deben ser entrenados con datos que representen todo el universo que se desea explorar. Este concepto está plasmado en la estrategia nacional de inteligencia artificial de España, que concuerda con la estrategia a nivel europeo, en Latinoamérica se está trabajando en la regulación de la inteligencia artificial.


La aplicación de la IA en la medicina es una realidad. Entorno al covid-19 en el 2020 y el 2021 se presentaron varias investigaciones para agilizar el proceso de detención del virus, el análisis de tomografías computarizadas y rayos x para detectar el covid-19 fue un gran paso, ya que las pruebas de hisopado eran escasas y el diagnostico tardaba varias horas o incluso días. Dicho proyecto está basado en una red neuronal que ya había sido entrenado para detectar neumotórax y otras enfermedades a nivel de pulmón.


La inteligencia artificial en el cáncer de mama


El laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial del MIT ha desarrollado un modelo para detención temprana del cáncer de mama basado en IA. En el proyecto se consideraron mamografías de siete instituciones, es decir, entrenaron el sistema con 128.793 imágenes tomadas de 62.185 pacientes, de los cuales 3.815 tuvieron seguimiento durante 5 años para ver si el cáncer se desarrollaba, lo que hace que las imágenes de aquellas que sí presentaron síntomas y les diagnosticaron cáncer pasen a un modelo de identificación de datos que permitan detectar la patología de manera temprana.


Los modelos identifican ciertos parámetros o datos que el ser humano no es capaz de identificar. Si se tiene en cuenta que el cerebro humano es capaz de analizar solo 7 variables en un mismo instante de tiempo, el computador es muy superior en ese aspecto, con lo cual, la IA y el modelado de algoritmo de predicción, puede llegar a identificar ciertos parámetros, comportamientos y valores ocultos que al especialista se le puede pasar por alto. Sin embargo, la IA actúa como apoyo al personal de salud, la decisión debe recaer en el especialista quien es el que valida lo que el sistema sugiere.


La IA en el ámbito de la salud es una herramienta que aporta en el tratamiento, el diagnóstico y la prevención de enfermedades. La regulación de la inteligencia artificial en todos los países del mundo debe ser acelerada para aprovechar todos los beneficios que brinda la ciencia en la vida del ser humano, así mismo, también se debe brindar capacitacion a los profesionales de la salud para que se relacionen con sus aliados de la tecnología.

86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo