Día Mundial de la tuberculosis: avances en el diagnóstico por el Laboratorio






Ramiro Salazar Irigoyen

Médico, Patólogo Clínico






La tuberculosis (TB) es causada por un grupo de bacterias del orden Actinomicetales de la familia Mycobacteriaceae, (el agente causal más frecuente es Mycobacterium tuberculosis), se considera una afectación infectocontagiosa de evolución aguda, subaguda o crónica, siendo ésta la más frecuente. Se caracteriza por la formación de granulomas que pueden afectar a distintos órganos siendo la TB pulmonar la más frecuente con 80 al 85% de los casos. La manifestación más importante es la tos con expectoración mucopurulenta de más de 15 días de duración.

El 24 de marzo se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis, ya que un día como ese del año 1882, el doctor Robert Koch anunció al mundo científico que había descubierto al bacilo causante de la enfermedad, hecho histórico que permitió iniciar avances en el diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis. En la actualidad ese día nos invita a concientizar sobre las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de esta enfermedad y reflexionar acciones para intensificar esfuerzos en todos los ámbitos para acabar o al menos disminuir esta epidemia mundial. Una de las acciones más importantes, sin duda, es optimizar el diagnóstico por el Laboratorio.

En 2014, la Asamblea Mundial de la Salud aprobó por unanimidad el programa "Fin a la Tb”, una estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con proyección a 20 años para que los Países reduzcan para 2030 la incidencia de tuberculosis en un 80% y las muertes por esta enfermedad en un 90%. Una parte fundamental de las medidas es el diagnóstico precoz de la tuberculosis incluyendo las pruebas de sensibilidad a los antituberculosos y el cribado sistemático de los contactos y los grupos de alto riesgo, es decir se considera que el Laboratorio Clínico deberá tener una mayor y más activa participación en las estrategias de combate a esta enfermedad.


EL LABORATORIO Y EL DIAGNOSTICO DE TUBERCULOSIS


La tuberculosis puede ser:


Tuberculosis latente o infección tuberculosa latente (ITBL): cuando la bacteria permanece en estado inactivo y no presentas síntomas, no es contagiosa, pero puede progresar a tuberculosis activa


Tuberculosis activa: presenta habitualmente síntomas en las primeras semanas o años después de la infección, en la mayoría de los casos, es contagiosa.


La prueba de tuberculina y la detección de interferón gamma, conocidas como pruebas IGRAs por sus siglas en inglés (Interfer