“Viviendo bien con la enfermedad renal”

Actualizado: hace 5 días

Día mundial del riñón

El Día Mundial del Riñón, fue creado para generar conciencia entre todos los habitantes del mundo para que puedan detectar cualquier padecimiento en los riñones de forma precoz, cuando aún hay tiempo para solventar la situación o para retrasar lo inevitable.


Se viene celebrando desde el 2006, es una fecha instaurada por la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF), a las que se suman otro conjunto de organizaciones de la salud y especialistas en el área de diálisis y otros tratamientos para los riñones.


Se celebra el segundo jueves de marzo, siendo variable cada año. En 2021, el lema del Día Mundial del Riñón es: "Viviendo bien con la enfermedad renal"


Las enfermedades de los riñones


Los riñones son el gran filtro del organismo, ayudan a eliminar todas las toxinas que producimos o ingerimos, por medio de la orina. Si este filtro no funciona o se obstruye, nos intoxicaremos a niveles que pueden llegar a ser letales.


Por otro lado, los riñones enfermos son un factor de riesgo para infarto de miocardio y accidentes cerebro vasculares.


Detectar cualquier mal funcionamiento en los riñones es relativamente sencillo, solo basta un análisis de sangre y orina. No siempre valores anormales significan que hay problemas en los riñones. Se pueden deber a una simple infección de orina, problemas a nivel de la vesícula o incluso problemas de circulación sanguínea. Cualquiera que sea el detonante, es mejor haberlo detectado a tiempo.


La enfermedad renal crónica, también llamada insuficiencia renal crónica, describe la pérdida gradual de la función renal. Los riñones filtran los desechos y el exceso de líquido de la sangre, que luego se excretan con la orina. Cuando la enfermedad renal crónica llega a una etapa avanzada, pueden acumularse niveles peligrosos de líquidos, electrolitos y desechos en el organismo.


En etapas tempranas de la enfermedad renal crónica, puede haber pocas señales o pocos síntomas. La enfermedad renal crónica puede no manifestarse hasta que la función renal se vea significativamente afectada.


El tratamiento de una enfermedad renal crónica se centra en retrasar el avance del daño renal, por lo general, mediante el control de la causa no diagnosticada. La enfermedad renal crónica puede avanzar hasta convertirse en una insuficiencia renal terminal, la cual es mortal si no se realizan filtraciones artificiales (diálisis) o un trasplante renal.


La dieta es fundamental en el tratamiento de la enfermedad renal. Es un régimen alimenticio donde se modera al máximo la sal y la grasa, además de otros alimentos y bebidas que pueden afectar negativamente a los riñones. En líneas generales la persona deberá comer menos proteínas, muchas más frutas y verduras. Además de reducir los lácteos.


Llama la atención que las lesiones renales, suelen presentarse en los sectores más deprimidos de la sociedad, aquellos que tienen menores ingresos. El bajo ingreso del hogar le impide llevar una dieta sana, lo que puede acarrear con el tiempo una enfermedad en el riñón, pero también están los altos costos de los tratamientos de las enfermedades renales que, en la mayoría de los casos, resultan imposibles de pagar para algunas familias.


Para solucionar esta desigualdad nació este día, con el propósito de crear conciencia entre los actores públicos para que brinden el apoyo a los centros de salud de sus países y así generar una red de ayuda al paciente con enfermedades renales.


Causas de la enfermedad renal


La enfermedad renal crónica se manifiesta cuando una enfermedad o afección afecta la función renal y causa que el daño renal empeore en varios meses o años.


Las enfermedades y afecciones que causan enfermedad renal crónica son las siguientes:

  • Diabetes tipo 1 o tipo 2

  • Presión arterial alta

  • Glomerulonefritis, una inflamación de las unidades de filtración de los riñones (glomérulos)

  • Nefritis intersticial, una inflamación de los túbulos del riñón y las estructuras circundantes

  • Enfermedad renal poliquística

  • Obstrucción prolongada de las vías urinarias, derivada de afecciones como el agrandamiento de próstata, cálculos renales y algunos tipos de cáncer.

  • Reflujo vesicoureteral, una enfermedad que causa que la orina llegue a los riñones

  • Infección renal recurrente, también llamada pielonefritis


Enfermedad renal crónica y COVID-19


Las personas con enfermedad renal crónica tienen una probabilidad aproximadamente tres veces mayor que otras personas de presentar una COVID-19 grave. Además, presentan mayor prevalencia de hipertensión y diabetes, afecciones que se asocian independientemente a una mayor mortalidad por COVID-19. Dada la elevada carga de la enfermedad renal crónica, el impacto de la COVID-19 en las personas con nefropatías crónicas será grave. Los prestadores de servicios de salud que atienden a pacientes con estas afecciones y los centros que prestan servicios de diálisis deben mantener los servicios para este grupo vulnerable durante la pandemia de COVID-19.

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo