RODRIGO FIERRO: 'EL MÉDICO'

Actualizado: mar 2





Víctor Manuel Pacheco

Médico Endocrinólogo





El Dr. Rodrigo Fierro-Benítez, tras más de cinco décadas de ejercicio profesional, decidió jubilarse de la práctica clínica.

Pionero de la Endocrinología y de la Medicina Nuclear, sus pacientes, de todas las edades, extrañarán su interés en la solución integral de sus problemas, su capacidad profesional, su calidad humana, y su brío y reciedumbre en sus recomendaciones y consejos de tono paternalista duro. Todos ellos direccionados a lograr el bienestar de sus dolencias.

Docente de 50 cohortes de médicos, quienes fuimos sus alumnos y somos sus discípulos recordaremos su orientación en el razonamiento médico, en el análisis y discusión diagnósticos, en la búsqueda de la mejor opción terapéutica -y en la más asequible- con el sentido de la justa distribución de recursos siempre limitados, propios del enfermo o del Estado, que también lo decía, son de todos. Sostenía que la Universidad tiene compromiso social con los desposeídos, con la responsabilidad de formar buenos médicos, y no solamente médicos descalzos o tecnócratas de exportación. Fue el maestro por antonomasia y quiero creer que de sus clases nació la inclinación directa o por declinación, de toda una generación de endocrinólogos quiteños en ejercicio actual.

Reconocido por sus pares, lo eligieron Presidente de la Academia Ecuatoriana de Medicina y de la Asociación Latinoamericana de Academias Nacionales, a más de Miembro de Honor de la Real Academia Nacional de Medicina de España.

Tiene también elementos de salubrista. Su indeclinable porfía por borrar de la memoria de la nación las carretadas de opas e inocentes del paisaje andino, fue determinante en la instauración de la política nacional de yodación de la sal para consumo humano. Y en el intento serio de fortalecimiento de la harina con hierro en la búsqueda de color para rostros anémicos y famélicos de niños ecuatorianos. La OPS/OMS y el Ministerio de Salud Pública lo reconocieron como Héroe de la Salud Pública.

De la jubilación de Rodrigo Fierro de la práctica médica se beneficiará su conocida faceta de humanista. Ganará tiempo su dedicación a la historia, a la particular interpretación de la realidad nacional y de la región, a la propuesta de modelos de educación superior que superen el subdesarrollo, a los comentarios literarios, a sus escritos.

Salud y vida, Dr. Fierro.

16 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana