El árbol de la muerte y de la vida

Actualizado: 1 de sep de 2019






RODRIGO FIERRO BENITEZ







Entre los médicos ecuatorianos sin lugar a dudas los hay a quienes puede calificárseles de cultos: aparte de ejercer la profesión, se pasaron la vida leyendo y escribiendo. Ahí está el Dr. Eugenio Espejo y entre los que conocí y traté Julio Endara, Enrique Garcés, Max Ontaneda Pólit, Plutarco Naranjo y unos tantos más.

“Para llegar a escribir bien no hay camino mejor que leer y escribir, leer y escribir”, opinión del muy culto profesor de literatura que tuve en el Colegio Mejía, el ‘loco’ Larenas. Según encuestas confiables, los franceses son los que más leen, y la crítica los sitúa entre los que mejor escriben. Escribir con naturalidad, la verosimilitud de los hechos que ocurren en una novela, la creación de personajes a los cuales se les ve y se les palpa, eh ahí los términos en los que se sustenta la crítica literaria de buen nivel. Casi inexistente en nuestr