top of page

Consumo de cannabis en adolescentes aumenta riesgo de psicosis


Consumo de cannabis en adolescentes

Un nuevo estudio publicado en la revista Psychological Medicine,¹ estima que los adolescentes que consumen cannabis tienen un riesgo 11 veces mayor de desarrollar un trastorno psicótico en comparación con los adolescentes que no consumen cannabis.

 

Investigadores de la Universidad de Toronto, del Centro para la Adicción y la Salud Mental (CAMH) y el Instituto de Ciencias Clínicas Evaluativas (ICES), en Canadá, encontraron una asociación muy fuerte entre el consumo de cannabis y el riesgo de trastorno psicótico en la adolescencia, aunque no encontraron evidencia de asociación en la edad adulta temprana.

 

Este hallazgo sugiere que la asociación entre el cannabis y los trastornos psicóticos puede ser más fuerte de lo que indicaban investigaciones anteriores, que se han basado en gran medida en datos más antiguos cuando el cannabis era menos potente que en la actualidad.

 

Los investigadores vincularon los datos de una encuesta reciente basada en la población de más de 11,000 jóvenes en Ontario, Canadá, con los registros de uso de los servicios de salud, incluidas las hospitalizaciones, las visitas al departamento de emergencias (ED) y las visitas ambulatorias.

 

El estudio es el primero en mostrar una asociación dependiente de la edad entre el consumo de cannabis autoinformado y el posterior diagnóstico de trastorno psicótico, lo que se suma a un creciente cuerpo de investigación sobre los riesgos para la salud mental asociados con el cannabis.

 

El autor principal, André J. McDonald, PhD, actualmente becario postdoctoral en el Centro Peter Boris para la Investigación de Adicciones y el Centro Michael G. DeGroote para la Investigación del Cannabis Medicinal de la Universidad McMaster. Hamilton, Ontario, Canadá, señaló que estos hallazgos son consistentes con la teoría del neurodesarrollo de que los adolescentes son especialmente vulnerables a los efectos del cannabis.

 

La investigación epidemiológica sugiere que el consumo de cannabis puede ser un factor de riesgo significativo para los trastornos psicóticos, escribieron los autores. Sin embargo, las limitaciones metodológicas de los estudios anteriores dificultan la estimación de la fuerza de la asociación, ya que la base de evidencia actual se basa en gran medida en el consumo de cannabis durante el siglo XX, cuando la droga era "significativamente menos potente". Es plausible que la fuerza de la asociación haya aumentado debido al aumento de la potencia del cannabis.

 

Los investigadores creen que el consumo de cannabis y los trastornos psicóticos entre los jóvenes es "un problema crítico de salud pública", especialmente a medida que más jurisdicciones liberalizan el consumo de cannabis y la percepción del daño disminuye entre los jóvenes.

 

Para estimar la asociación entre el consumo de cannabis durante la juventud y el riesgo de un diagnóstico de trastorno psicótico, utilizando datos recientes basados en la población, utilizaron datos de los ciclos de 2009 a 2012 de la Encuesta Canadiense de Salud Comunitaria (CCHS) vinculados a datos administrativos de salud en ICES para estudiar a los residentes no institucionalizados de Ontario, de 12 a 24 años, que habían completado el CCHS durante ese período.

 

Excluyeron a los encuestados que utilizaron los servicios de salud por trastornos psicóticos durante los 6 años anteriores a la fecha de su entrevista con el CCHS.

 

Los encuestados (n = 11.363; 51% hombres; edad media [DE], 18,3 [15,2-21,3] años) fueron seguidos durante 6-9 años, con días hasta la primera hospitalización, visita al servicio de urgencias o visita ambulatoria relacionada con un trastorno psicótico como resultado primario.

 

Los investigadores estimaron los cocientes de riesgo específicos por edad durante la adolescencia (12-19 años) y la adultez joven (20-33 años) y realizaron análisis de sensibilidad para explorar condiciones modelo alternativas, incluida la restricción del resultado a hospitalizaciones y visitas a la sala de emergencias, para aumentar la especificidad.

 

En comparación con el no consumo de cannabis, el consumo de cannabis se asoció significativamente con un riesgo 11 veces mayor de trastornos psicóticos durante la adolescencia, aunque no durante la edad adulta temprana (cociente de riesgo ajustado [aHR], 11,2; IC del 95%, 4,6-27,3 y aHR, 1,3; IC del 95%, 0,6-2,6, respectivamente).

 

Cuando los investigadores restringieron el resultado solo a las hospitalizaciones y las visitas a la sala de emergencias, la fuerza de la asociación "aumentó notablemente" durante la adolescencia, con una asociación 26 veces mayor en los consumidores de cannabis que en los no consumidores (aHR, 26,7; IC del 95%, 7,7-92,8). Sin embargo, no hubo cambios significativos durante la adultez temprana (aHR, 1,8; IC 95%, 0,6-5,4).

 

Muchos han planteado la hipótesis de que la adolescencia es un período de riesgo más sensible que la edad adulta para el efecto del consumo de cannabis en el desarrollo de trastornos psicóticos, pero antes de este estudio, existía poca evidencia epidemiológica para respaldar este punto de vista.

 

Los datos también sugieren que el consumo de cannabis se "asocia más fuertemente con unos resultados psicóticos más graves, ya que la fuerza de la asociación durante la adolescencia aumentó de forma marcada cuando restringimos el resultado a las hospitalizaciones y las visitas a los servicios de urgencias (los tipos más graves de uso de los servicios de salud)", anotaron los investigadores.

 

Los autores señalaron varias limitaciones. Por ejemplo, no está claro hasta qué punto los factores de confusión no medidos, como la predisposición genética, los antecedentes familiares de trastornos psicóticos y el trauma, podrían haber sesgado los resultados. Además, no pudieron evaluar el posible impacto de confusión de la predisposición genética a los trastornos psicóticos. Tampoco se puede descartar la posibilidad de una causalidad inversa.

 

Es posible, señalaron, que las personas con "disposiciones psicóticas" se automediquen o muestren una mayor disposición al consumo de cannabis.

Además, el conjunto de datos no capturó factores importantes relacionados con el cannabis en sí, incluida la potencia del delta-9-tetrahidrocannabinol, el modo de uso, el tipo de producto o la dependencia del cannabis, ni capturó a los jóvenes institucionalizados y sin hogar.

 

Sin embargo, señalaron que los hallazgos respaldan un "principio de precaución": a medida que más jurisdicciones avanzan para liberalizar el consumo de cannabis y la percepción de daño disminuye entre los jóvenes, los hallazgos sugieren que se justifican estrategias de prevención del cannabis basadas en evidencia para adolescentes.

 

Referencia

 

  1. McDonald AJ, Kurdyak P, Rehm J, Roerecke M, Bondy SJ. Asociación del consumo de cannabis dependiente de la edad con el riesgo de trastorno psicótico. Medicina Psicológica. Publicado en línea 2024:1-11. doi:10.1017/S0033291724000990

49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page