Vitamina B12 y ácido fólico pueden prevenir la EHNA


La enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) implica la acumulación de grasa en el hígado no causada por el alcohol. Debido a su asociación con la diabetes y la obesidad, es una de las principales causas de trasplantes de hígado en todo el mundo.


Es conocido que la enfermedad hepática no alcohólica (EHNA) está asociada con niveles elevados de homocisteína en la sangre, pero la relación precisa entre la hiperhomocisteinemia y la EHNA es poco conocida.


Investigadores de la Escuela de Medicina Duke-NUS en Singapur han descubierto un mecanismo que conduce a una forma avanzada de enfermedad del hígado graso y una forma potencial de revertir el proceso. Encontraron que los niveles elevados de homocisteína en la sangre se correlacionan fuertemente con la gravedad de la esteatohepatitis no alcohólica (NASH) y determinaron que la vitamina B12 y el ácido fólico pueden tener un papel en la prevención o el retraso de la progresión de la enfermedad. Los hallazgos sugieren que una terapia relativamente barata, la vitamina B12 y el ácido fólico, podría usarse para prevenir y / o retrasar la progresión de la enfermedad hepática no al alcohólica (EHNA). Además, los niveles séricos y hepáticos de homocisteína podrían servir como un biomarcador de la gravedad de la EHNA.


El estudio fue publicado en línea en el Journal of Hepatology.


Los investigadores confirmaron en su estudio la asociación de la homocisteína con la progresión de la EHNA en modelos preclínicos y humanos. También observaron que a medida que aumentan los niveles de homocisteína hepática, el aminoácido se une a varias proteínas hepáticas, cambiando su estructura e impidiendo su funcionamiento. Cuando la homocisteína se une a la proteína sintaxina 17 (Stx17), bloquea el transporte y la digestión de la proteína (un proceso conocido como autofagia), que a su vez induce el desarrollo y la progresión de la enfermedad del hígado graso a NASH.


Según los hallazgos del estudio, en los modelos preclínicos, complementar la dieta con vitamina B12 y ácido fólico, aumenta los niveles hepáticos de Stx17, restaura su papel en la autofagia, ralentiza la progresión de la EHNA y revierte la inflamación hepática y la fibrosis.


El potencial para el uso de vitamina B12 y folato, que tienen altos perfiles de seguridad y están designados como suplementos dietéticos por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, como terapias de primera línea para la prevención y el tratamiento de la EHNA podría resultar en un importante ahorro de costos y reducir la carga de salud de la EHNA tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.


Actualmente, el único tratamiento para los pacientes con enfermedad hepática en etapa terminal es recibir un trasplante. Estos hallazgos, demuestran que una intervención simple, asequible y accesible podría potencialmente detener o revertir el daño al hígado, trayendo nuevas esperanzas a aquellos que sufren de enfermedades del hígado graso, concluyeron los expertos.


Referencia


  1. Madhulika Tripathi, Brijesh Kumar Singh, Jin Zhou, Xiuqing Zhang, Pierce Kah Hoe Chow, Paul Michael Yen, et all. Vitamina B12 y el folato disminuye la inflamación y la fibrposis en la EHNA al prevenir la homicisteinilización de la sintaxina 17. J Hepatol. Publicado:julio 08, 2022DOI:https://doi.org/10.1016/j.jhep.2022.06.033

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo