Vigilancia epidemiológica y falta de diagnóstico oportuno, el talón de Aquiles de la pandemia

Actualizado: may 1







Dr. Carlos Rojas







La difícil situación que vive nuestro país ante el impacto de la pandemia por Covid-19, no nace con la emergencia sanitaria; antes de este duro golpe a la humanidad, el Ecuador ya tenía una deficiente salud pública y vivía una crisis económica en aumento. “Estábamos al filo del precipicio y lo que hizo la pandemia fue darnos un empujón” comenta el doctor Carlos Rojas, quien nos concedió una entrevista y dio su opinión al respecto.


Carlos Rojas es médico graduado de la Universidad Central del Ecuador, se especializó en formación docente para médicos y lleva 44 años realizando atención primaria de salud, aportando a organizaciones de comunidades urbanas y rurales. Actualmente es Presidente de la Fundación Alli Causai, una organización no gubernamental que nace en 1983 sin fines de lucro, que desde la ciudad de Ambato tiene influencia en 4 provincias, Tungurahua, Chimborazo, Bolívar y Cotopaxi, con una propuesta enfocada en el trabajo en salud, potenciar la atención primaria y la educación en salud.


En su carrera como docente, fue el primer Director de la Carrera Medicina en la Universidad Técnica de Ambato, docente de la Universidad Estatal de Bolívar y de la Universidad Regional Autónoma de los Andes-UNIANDES, y con la Fundación mantiene un convenio de trabajo con la Pontifica Universidad Católica del Ecuador-PUCE.


Entre los cargos más relevantes en salud pública, fue Director de un Programa de apoyo para la implementación de la estrategia de la Terapia Observada Directa, que se realizó con el Ministerio de Salud y el Fondo mundial de lucha contra la tuberculosis, SIDA y malaria, que se implementó en 5 provincias. Fue responsable Nacional de Atención primaria de salud del mismo Ministerio y asesor del Ministro de esta cartera de Estado durante el 2010 y 2011.

Además de seguir atendiendo en su consulta médica y llevar adelante la Fundación, es consultor nacional para tuberculosis sensible y resistente, y preside también la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública núcleo del Tungurahua, apoyando una idea diferente de salud pública.


Deconstrucción del sistema de salud


En el contexto de la pandemia y la atención médica, el doctor Rojas sostiene que el país ha sufrido una deconstrucción del sistema de salud, contrario a implementar lo manifestado en la Constitución, en la práctica se desmonto el sistema de vigilancia epidemiológica, las responsabilidades técnicas fueron remplazadas por nombramientos políticos, el modelo de gestión terminó solamente en mecanismos de control del personal y no en evaluar su gestión integral.


El plan estratégico del Ministerio de Salud manifiesta: “priorizar el trabajo, participación y decisión comunitaria para desarrollar un sistema más amplio de atención a los problemas prevalentes”, tomar decisiones técnicas y no políticas, nos comenta.


Hay que reconocer que los problemas de salud pública, previos a la pandemia, eran muy graves, se necesitaba una respuesta integral, que no solamente considere el construir edificaciones o generar compras de tecnología y equipos, sino el promover una concepción y práctica de salud que permita prevenir antes que curar y dar calidad de vida antes que comprar medicamentos, afirma el doctor Rojas. Mientras en el marco conceptual dicen que todos tenemos derecho a la salud, en la práctica social, cada vez son más profundas las desigualdades para los profesionales de la salud y para la población, añade.