¿REDUCIR EL ESTIPENDIO A LOS INTERNOS ROTATIVOS SIGNIFICA PRECARIZAR EL TRABAJO?


Dr. Carlos López Ayala

Doctor en Medicina y Cirugía con especialización en Cirugía General, Docente Universitario, Jefe de la Unidad de Cirugía General del Hospital Carlos Andrade Marín del IESS





En la actualidad el gremio Médico se encuentra atravesando varias problemáticas que afectan directamente al equipo humano y principalmente a los que todavía se encuentran en formación como son los Internos Rotativos. Las medidas tomadas en días anteriores por el Ministerio de Salud Pública del Ecuador en relación a la disminución del estipendio que reciben los Internos Rotativos, ha creado un intenso malestar entre los médicos, postgradistas y médicos residentes, a nivel nacional, porque no lo consideran justo.

El Noticiero Médico entrevistó al Dr. Carlos López, Médico tratante del Hospital Carlos Andrade Marín y Docente Universitario, para conocer su punto de vista relacionado a esta importante problemática que afecta a los médicos en formación, pero que es parte de un problema mucho más grande del Sistema Nacional de Salud.

1.- Podría hacer un balance general de la formación de recursos humanos en salud en el Ecuador.

En primer lugar, hay un desenfoque de la formación de recursos humanos porque no se ha determinado cuál es la necesidad, y no se ha determinado si esa necesidad es a todo nivel. Están saliendo un número de médicos cada vez mayor que puede ser variable, pero sin una base de sustento de un análisis de cuántos médicos necesitamos, o cuántas enfermeras u odontólogos. Salud es todo, y no tenemos ese balance.

En segundo lugar, los postgrados, que también es otra parte, se ha convertido en negocio para las Universidades. Están saliendo treinta médicos especialistas en una rama, en una determinada Universidad; otros treinta en la misma especialidad en otra Universidad, y si seguimos sacando de esa forma; salen más especialistas que uno de los estados más grandes de los Estados Unidos. Entonces es una locura formar de esa manera sin medida a especialidades sin sustento. Esto logra que se precarice el trabajo médico, que la calidad se vea disminuida y que por ocupar un puesto de trabajo, esa formación médica termine ocupando una plaza que no le corresponde en términos de su especialidad, o haciendo un trabajo fuera del ámbito médico.

2.-En el caso de la formación de médicos cuáles considera son los principales logros en la formación de las últimas generaciones.

El principal logro es valorar al paciente en conjunto, a diferencia de la fuerza que se tuvo en la época nuestra en donde la medicina se basaba más en la patología anatómica, aunque la fisiología era importante ahora cada vez la genética es más importante; y la mayor ventaja es tener a disposición el conocimiento al alcance de la mano. Esa parte es fundamental para que las personas puedan discutir con sus profesores, de un entre comillas, igual a igual porque si el profesor dice una cosa, el alumno puede revisar en ese instante si lo que está diciendo se apega a la realidad y puede contradecir o por lo menos confrontar un mejor conocimiento, exigiendo al docente una mejor calidad y preparación.

3.- El problema de los Internos Rotativos es un problema reciente o ya se lo venía arrastrando desde años anteriores.

Primero debe entenderse cómo se creó el internado rotativo y por qué fue finalmente pagado. En este sentido, lo importante era entender que la formación médica a diferencia de otras profesiones tiene muchos años de formación previa, de mucha exigencia, y se pensaba que las personas que tenían esta formación, tenían que acoplar todo el conocimiento con una práctica real antes de tener la responsabilidad sola de atención al paciente. Eso significó la creación del internado rotativo.

Entendido esto, a diferencia de otras profesiones donde la gente puede decir yo también hice un pre profesional, pero en ningún pre profesional trabajan 40 horas, u 80 o 320 horas al mes en ninguno; y tampoco estudiaron 6 años para hacer una carrera pre profesional y un año entero para sacar su título, entonces hay una diferencia abismal entre el largo de la carrera y el volumen de trabajo. En la mayor parte de profesiones la persona ya está trabajando entre los 22 años con un título, una localización de trabajo y un sueldo adecuado. En la profesión médica, se gradúan entre los 24 o 25 años, no tienen la capacidad de trabajar, tienen que hacer el internado y después la rural para recién empezar a ejercer. Entonces había que entender eso para decir que los internos deben tener un estipendio.

Esto no es nuevo, deben haber habido paros desde los años 70’, los paros de internos eran frecuentes a lo largo de los años porque se fueron quitando derechos a pretexto de ser estudiantes; a punto que en algún momento de los paros antiguos no querían atenderles en el mismo hospital donde estaban trabajando porque simplemente eran estudiantes y no tenían el derecho de aporte al IESS.

4.- La decisión del Ministerio de Salud de disminuir el estipendio económico a los Internos Rotativos es una medida aislada o es parte de un plan de disminución de gasto en general.

La disminución del gasto estaría en la medida de que un presupuesto no sea devuelto. ¿Cómo es posible que el 8% del presupuesto de salud se devuelva y lo que costaría un 0,05 % de ese presupuesto sea el que estamos “tratando de ahorrar”?. No es justo que el ahorro o la forma en la que uno pueda disminuir sea el elemento humano. No es junto quitarle el estipendio al médico porque ahora será el interno y mañana o ya es el postgradista, luego el tratante, el residente y así sucesivamente.

Desde muchos puntos de vista la clase profesional en salud, es decir: médicos, enfermeras, odontólogos, siempre ha sido el punto de quiebre respecto a su capacidad de ganancia. Nosotros ganábamos un sueldo y el trabajo que estaba asentado en esa ley era de 4 horas, y ese era el tiempo laboral adecuado. Luego se modifica para que no se trabaje 4 sino 8 horas, qué significaba, que tenía usted que ganar el doble, sin embargo, solo se prorrateó el sueldo y no se ganó el doble.

Si se quiere disminuir los gastos en salud, no puede ser que sea el personal humano de donde se recorte el presupuesto. Creo que el sistema de compras públicas es pésimo, creo que hay un montón de cosas que no están bien, pero no puede ser que desde el punto de vista analítico el Ministerio de Salud tiene más o menos 47 mil personas trabajando pero no es más eficiente ahora que hace 50 años, no ha mejorado. Cómo está la salud en el país hoy día. ¿Acaso las enfermedades como la tuberculosis, el sarampión, la diabetes han bajado? Se ha quintuplicado el presupuesto administrativo en salud, pero técnicamente no es mejor

5.- Lo que reclaman es el pago justo de las horas asistenciales, dentro de lo cual estarían involucrados también postgradistas y médicos residentes, cuál sería la situación de ellos.

Esto se convierte en un problema realmente grave, es perverso pensar que un médico postgradista tenga que devengar la beca el doble de lo que el Estado le ha pagado. Esto quiere decir que si se estudia 4 años, le toca pagar 8 años. No es justo, no está bien, se convierte en una sobreexplotación del personal, en ninguna otra profesión sucede esto. Y por otro lado hay que entender cuánto tiempo se demora en formar ese recurso humano, entonces si ese recurso humano se demora tanto tiempo en formar, no puede ser que le castigue tantos años más porque si se suma los 4 años más los 8 que le toca devengar quiere decir que recién en 12 años va a poder empezar a trabajar; es decir cuando tenga 35 o 40 años. ¿Dónde están sus años de productividad? Significa que esta persona no va a tener derecho a hacer su vida, a casarse, a tener hijos, a tener una vida digna porque habrá acabado buena parte de su vida.

6.- Que papel deberían jugar las Universidades en este problema, tomando en cuenta que los Internos Rotativos todavía son sus estudiantes.

El papel de la Universidad debería ser fundamental. Primero de alguna manera deben ser regulados por el Ministerio para saber cuánto personal va a sacar. No puede convertirse en un negocio porque como la carrera de medicina es la más preciada, entonces aumento los cupos para en lugar de tener 200 o 100 o 40, aumentemos a 500 médicos. No puede tener un límite abierto. Porque siendo un buen negocio, se forma por montones y no está bien.

Por otro lado, no se ha valorado la formación universitaria en cuanto a calidad sino en cuanto a papeles. Es decir, muchas universidades pueden tener un montón de médicos PHDs y son clasificadas como nivel alto; otras que no disponen de todo esto, están como nivel medio. Sin embargo, en los Exámenes que dan para la acreditación médica, mientras que unas Universidades tienen el 100% de acreditación, otras no alcanzan sino el 60%. Esto significa que tienen muchos requisitos en papeles, pero poca formación real.

7.- En su criterio cuál debería ser la solución definitiva para este problema y quienes deberían estar involucrados en la misma, pues de esto depende la salud de los ecuatorianos.

Se debe regular la prestación de servicios, pero actualmente el Ministerio de Salud está siendo juez y parte; o es prestador o es regulador. Entonces el sistema de Salud debería tener un ente regulador, un prestador de servicios ya sea público o privado y un formador de recursos, es decir las Universidades. Una vez que los tres estén de acuerdo, el problema se soluciona.

Si se sacan hoy por hoy 20 mil estudiantes, donde se les pone si sólo hay cupo para 10 por poner un ejemplo. No se les va a poder pagar, pero cómo yo mismo soy el que regulé. Tiene que romperse esa estructura, no hemos cambiado la salud pública en tantos años y seguimos repitiendo lo mismo. Entonces si queremos resultados diferentes no sigamos haciendo lo mismo.

No se puede poner en el Ministerio de Salud, gente que no ha sido médico y de preferencia, un médico que haya vivido en un hospital, que haya servido en la salud pública, sino no va a tener idea cómo son las compras públicas. Este sistema está colapsado, no porque haya más controles significa que haya menos corrupción. Se ha demostrado que mientras más controles pone, simplemente diluye la responsabilidad y hay mucha más corrupción porque probablemente la persona que quería vender y que tenía que pagar a dos personas para lograr su venta ahora tiene 20. Lo único que hizo es aumentar el costo.

En conclusión, el panorama que se vive actualmente es muy desilusionante tanto para el gremio como para la ciudadanía en general. La profesión médica es una de las más importantes que existe porque está tratando con la vida de los seres humanos, inclusive cuando se está realizando el internado rotativo. No es justo que se continúen mermando los derechos a los médicos en formación que si bien es cierto están aún en su tiempo de estudio, están además realizando un trabajo. Sería importante que las autoridades del Ministerio de Salud, reviertan las medidas tomadas y en lugar de quitar beneficios, se aumenten las consideraciones y los salarios a los internos rotativos, que son los futuros médicos tratantes del país.

17 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana