top of page

Prueba de saliva para diagnóstico de endometriosis


La endometriosis es una enfermedad ginecológica inflamatoria crónica caracterizada por el crecimiento de fragmentos de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina. Sensibles a los estrógenos y al ciclo menstrual, las lesiones de endometriosis provocan dolor pélvico y pueden provocar infertilidad. Se estima que esta enfermedad, que progresa desde la pubertad hasta la menopausia, afecta entre 5% y 10% de las mujeres en edad fértil.


La fisiopatología de la endometriosis aún no se comprende bien. La patología suele explicarse como consecuencia de una menstruación retrógrada que provocaría que fragmentos del endometrio ascendieran hacia la pelvis, pasando por las trompas de Falopio.


Con un diagnóstico ahora no quirúrgico y un tratamiento hormonal recomendado como tratamiento de primera línea, los procedimientos invasivos han dejado de ser la primera opción para tratar la endometriosis. Durante el Congreso Internacional de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) de 2023, varias intervenciones mencionaron esta nueva tendencia, que incluye la prueba de saliva para diagnosticar la endometriosis que estará próximamente disponible.¹


El uso de la prueba de saliva se limitará a las mujeres que aún presentan dolor pélvico, a pesar de la amenorrea inducida por el tratamiento hormonal y de la ausencia de lesiones observables en las imágenes,¹


Los expertos señalaron que esta no es una prueba de detección, tampoco pretende confirmar un diagnóstico de endometriosis realizado después de la visualización de las lesiones mediante imágenes (ecografía transvaginal o resonancia magnética). Esta prueba es muy útil en las primeras etapas de la endometriosis peritoneal, que a menudo son invisibles en la resonancia magnética.


La prueba Endotest® consiste en analizar, a partir de una muestra de saliva, 109 microARN implicados en la fisiopatología de la endometriosis. Estos biomarcadores que constituyen una firma de la endometriosis están particularmente relacionados con la inflamación, la inmunidad y la proliferación celular.


La prueba tiene una sensibilidad de 97%, especificidad de 100% y rendimiento diagnóstico superior a 98%. El Colegio Nacional de Ginecólogos y Obstetras de Francia (CNGOF) espera que Endotest marque el comienzo de una revolución científica y tecnológica para la salud de la mujer.²


Un primer estudio publicado en 2022 reveló resultados prometedores con esta prueba para el diagnóstico de la endometriosis, que mostró una sensibilidad ("tasa de verdaderos positivos") de 96%. Su interés se confirmó recientemente en el estudio EndomiRNA Saliva Test, que también reveló una especificidad (tasa de verdaderos negativos) de 95% en los primeros 200 pacientes participantes.³


Aún no se conocen los resultados finales, pero la prueba ya está disponible en 12 países.

La prueba debería suponer un avance importante para el tratamiento de la endometriosis porque ayuda a reducir el error diagnóstico de muchas mujeres que sufren y cuyos exámenes de imagen han sido negativos.


Hasta ahora, tras un examen final de resonancia magnética negativo, el tratamiento de estas mujeres conduce a la laparoscopia diagnóstica para explorar la cavidad abdominal y pélvica, en busca de lesiones y tejidos adherentes no visibles en las imágenes. El examen se completa con una biopsia de las lesiones sospechosas.


Una prueba de saliva negativa evitará este examen invasivo; sin embargo, seguirá siendo necesario en caso de un resultado positivo, para confirmar el diagnóstico. Las pacientes con una prueba negativa serán derivadas a buscar otros diagnósticos y a un tratamiento multidisciplinario del dolor.


La llegada de esta prueba debería acentuar el declive de la cirugía que se ha observado recientemente en el tratamiento de la endometriosis. Si bien la visualización de las lesiones mediante laparoscopia con confirmación histopatológica ha sido durante mucho tiempo el estándar para diagnosticar la endometriosis, ahora se recomienda el diagnóstico no quirúrgico basado en exámenes clínicos e imágenes.


Anteriormente, durante el diagnóstico quirúrgico, las lesiones se operaban sistemáticamente. En estas condiciones, las intervenciones no siempre se realizan bien y las recurrencias son frecuentes, indicaron los expertos.⁴


El diagnóstico de endometriosis se basa, en primer lugar, en el examen físico y el interrogatorio para buscar en particular los antecedentes familiares. Cuando un familiar de primer grado (madre, hermana o hija) tiene endometriosis grave, el riesgo de desarrollar esta patología es de 6 a 9 veces mayor.


Dado que los síntomas de la endometriosis aparecen en 70% de los casos durante la adolescencia, es especialmente importante interrogar a las mujeres durante este periodo para saber, por ejemplo, si ya tuvieron periodos dolorosos y si tomaron anticonceptivos hormonales para aliviarlos.


Las mujeres con endometriosis también presentan enfermedades alérgicas o autoinmunes (lupus, asma, etc.) con mayor frecuencia, y es que, además del dolor que puede manifestarse como dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales) y dismenorrea (menstruación dolorosa), la endometriosis generalmente se asocia con la infertilidad.


Si se sospecha endometriosis, es necesario obtener imágenes haciendo primero una ecografía transvaginal para buscar lesiones profundas y endometriosis ovárica. En cuanto a las lesiones superficiales, "siguen siendo apenas visibles con las técnicas de imagen actuales", la resonancia magnética puede completar el mapeo de las lesiones.


Durante los últimos diez años varios equipos de investigación han identificado que los micro ARN están involucrados en la endometriosis, explicó el Dr. Philippe Descamps, jefe de la Unidad Mujer-Madre-Niño del CHU d'Angers y vicepresidente de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO). Los microARN son pequeños ARN no codificantes: a diferencia de los ARN mensajeros (ahora utilizados en varias vacunas anti-COVID-19), la maquinaria celular no los traduce en proteínas. Por el contrario, su función es reprimir la expresión génica: cuando un microARN se une a su objetivo terapéutico, un ARN mensajero específico bloquea su traducción a proteínas o induce su degradación. Los microARN también se secretan al entorno extracelular dentro de diferentes estructuras de transporte que los protegen de las enzimas RNasa presentes en la circulación y les otorgan una notable estabilidad. Estos microARN circulantes se encuentran en cantidades variables en la mayoría de los fluidos biológicos (sangre, orina, leche materna, lágrimas, saliva).


Una vez realizado el diagnóstico mediante imágenes, se recomienda el tratamiento hormonal como primera intención. Los tratamientos hormonales son muy eficaces para el dolor y el sangrado. Varias sociedades científicas consideran ahora que se puede instaurar un tratamiento médico sin pruebas histológicas.


Según las últimas recomendaciones de la European Society of Human Reproduction and Embryology (ESHRE), se deben utilizar como primera línea los anticonceptivos orales (idealmente en esquema continuo) y progestágenos como dienogest.⁵ En segunda línea están los análogos de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), así como los antagonistas de esta, mejor tolerados, que deberían llegar pronto al mercado.


La cirugía se recomienda en casos de dolor persistente o cuando la paciente desea un embarazo, en cuyo caso el tratamiento quirúrgico de la endometriosis tiene la ventaja de tratar también la infertilidad; la tasa de embarazo después de la cirugía es de 30% a 40%. Para quienes no deseen someterse a una cirugía, se puede considerar la reproducción médicamente asistida.


Ahora, para la atención de la endometriosis, los ginecólogos indican que el tratamiento médico permite planificar la cirugía y elegir el mejor momento para realizar la intervención, por tanto, esta puede retrasarse varios años siempre que el tratamiento sea eficaz y no exista deseo de embarazo, incluso en el caso de lesiones profundas.


Referencias


  1. Descamps P. Endométriose: améliorations dans le diagnostic et le traitement, conférence de presse. Congreso Mundial FIGO de Ginecología y Obstetricia 2023. Presentado el 9 octubre 2023; París, France.

  2. Communiqué CNGOF - diagnostic endométriose-test salivaire-collaboration exemplaire pour le progrès au bénéfice de la santé des femmes. Publicado el 14 de febrero de 2022. Fuente

  3. Bendifallah S, Dabi Y, Suisse S, Delbos L, y cols. Validation of a Salivary miRNA Signature of Endometriosis — Interim Data. NEJM Evid. 9 Jun 2023;2(7). Fuente

  4. Chapron C. Endométriose: repenser la prise en charge. Congreso Mundial FIGO de Ginecología y Obstetricia 2023. Presentado el 9 octubre 2023; París, France.

  5. Becker CM, Bokor A, Heikinheimo O, Horne A, y cols. ESHRE guideline: endometriosis. Hum Reprod Open. 26 Feb 2022;2022(2): hoac009. doi: 10.1093/hropen/hoac009. PMID: 35350465. Fuente


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page