top of page

Nuevo fármaco para la apnea del sueño


Nuevo fármaco para la apnea del sueño

Aproximadamente entre 30 y 40 millones de personas en los Estados Unidos y casi mil millones de personas en todo el mundo, tienen apnea del sueño.

 

El cierre de las vías respiratorias superiores es el sello distintivo de la apnea del sueño. Una máquina que fuerza el aire en su cuerpo a través de una manguera y una mascarilla es el tratamiento más común, pero costoso y molesto.

 

Debido a que son engorrosas y, a menudo incómodas, muchos pacientes con apnea del sueño no usan su máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés). Una cuarta parte de ellos no cumplen con la máquina y requieren otros tratamientos

 

El Dr. David Kuhlmann, director médico de medicina del sueño en el Centro de Salud Regional Bothwell en Sedalia, Missouri, señala que a menudo eso se debe a que simplemente no quieren usar una máscara por la noche, ningún otro tratamiento puede reemplazar algo que continuamente le suministra aire durante toda la noche.

 

Pero eso puede estar cambiando. ¿Podría haber un nuevo enfoque, una simple pastilla, que alivie los síntomas de la apnea del sueño y reemplace los tratamientos más convencionales?

Eso es lo que esperan los investigadores de Apnimed, una compañía que ha desarrollado un nuevo medicamento oral para la apnea del sueño, actualmente llamado AD109.

 

AD109 combina los fármacos aroxibutinina y atomoxetina. La aroxibutinina se usa para tratar los síntomas de una vejiga hiperactiva, mientras que la atomoxetina se usa para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

 

Actualmente, no hay ningún medicamento aprobado para el tratamiento de la apnea del sueño. AD109 evita que las vías respiratorias colapsen durante la noche. Y esa función es a través de una combinación de medicamentos, que, en teoría, ayudan a mantener las vías respiratorias un poco más abiertas, pero también ayudan a mantener a las personas dormidas.

 

AD109 se encuentra actualmente en ensayos de fase III, pero ya se conocen los resultados de la fase II.

 

Los estudios de fase II concluyeron que AD109 mostró una mejora clínicamente significativa en la apnea del sueño, lo que sugiere que se justifica un mayor desarrollo del compuesto. Eso está tomado directamente de los datos publicados del estudio: Ensayo paralelo de AD109 y placebo con pacientes con AOS (LunAIRo).

 

Para los ensayos de fase II, los pacientes se separaron en grupos después de que se les hiciera la prueba para ver qué tan grave era su apnea del sueño, utilizando el índice de apnea-hipopnea (IAH).

 

El índice mide el número promedio de veces que alguien deja de respirar o tiene restringida su respiración por hora de sueño. Por lo general, una puntuación más alta significa que es un caso más grave.

 

Un resultado prometedor de los ensayos de fase II fue la ausencia de efectos secundarios importantes en las personas que tomaron el medicamento.

 

Lo que se espera de un ensayo de fase II, tanto desde la perspectiva de la seguridad establecida como desde la perspectiva de la eficacia, es que sí cambió el nivel de apnea del sueño en comparación con el placebo, indicaron los investigadores.

 

Kuhlmann dijo que notaron dos cosas importantes: el índice de apnea-hipopnea se redujo en los pacientes que recibieron dos dosis diferentes del medicamento. Aquellos en el grupo que tomó la dosis más baja en realidad vieron "una mejora clínicamente significativa en la fatiga". En el caso de los que tenían una puntuación índice de 10-15 (leve), el 77% redujo sus puntuaciones a menos de 10. Pero solo el 42% con una puntuación de 15-30 (moderado) fue capaz de bajar de 10. Y solo el 7% de los que tenían una puntuación superior a 30 pudieron llegar hasta 10 o menos.

 

Con respecto a algunas de las caídas en la puntuación del índice, Kuhlmann dijo que "si se baja de un IAH de 20 a 10, eso sigue siendo AOS [apnea obstructiva del sueño] si tiene diabetes, hipertensión, depresión, somnolencia diurna o insomnio".

 

La Fase III debería incluir una gama más amplia de personas. La Fase II proporciona una prueba de concepto... la fase III es un poco más amplia... se puede abrir el uso de la droga a más personas, indicaron los autores.

 

El ensayo de fase II AD109 tampoco pareció incluir algo crucial cuando los expertos en sueño observan qué tan bien funcionan los tratamientos: la saturación de oxígeno. Con la apnea del sueño, su cuerpo toma menos oxígeno durante el sueño, lo que causa muchos de sus efectos paralizantes cuando está despierto.

 

Los médicos del sueño observan la saturación mínima de oxígeno cuando leen los estudios del sueño, midiendo qué tan bajo cayó. Con frecuencia, cuando se revisa un estudio del sueño con un paciente, se habla tanto del IAH como de la saturación mínima de oxígeno.

 

Kuhlmann se mostró escéptico ante esta omisión. En lugar de reportar la saturación mínima de oxígeno, Apnimed usó algo llamado "carga hipóxica". No nos dieron ninguna información sobre la saturación de oxígeno. Pero hay una gran diferencia entre alguien que tiene una saturación mínima de oxígeno del 89% y pasar de un IAH de 20 a 12... lo cual suena muy bien... pero la saturación mínima de oxígeno se mantuvo igual después.

 

Los investigadores al explicar la importancia de la carga hipóxica, indicaron que, si el 99 por ciento de un estudio del sueño estaba al 90 por ciento o más, pero hubo una caída al 80 por ciento, eso no es lo mismo que pasar 45 minutos por debajo del 88 por ciento. De lo que realmente hay que hablar es de cuánto o cuánto tiempo se reduce ese oxígeno.

Hasta que no se publiquen los datos de la fase III, no es posible decir con certeza dónde AD109 puede funcionar. Al igual que cualquier base de datos, habrá poblaciones específicas a las que les irá mejor con cualquier medicamento, es poco probable que lo arregles todo. Hasta que veamos los datos de la fase III realmente no se puede decir con certeza.

 

Parece que AD109 trata más de un espectro más leve que quizás los que obtendrían el mayor beneficio, dijo Kuhlmann.

 

Pero dijo que AD109 aún puede funcionar bien para varias personas. Es importante entender que una pastilla no se puede comparar con la presión positiva en las vías respiratorias.

 

Kuhlmann dijo que le gustaría ver un medicamento, incluido el AD109, que pudiera estar a la altura de los aparatos orales o cualquier cosa que trate los casos leves a moderados y "tener algunas escalas clínicas asociadas que sean positivas".

 

La apnea del sueño es un importante problema de salud pública, y el número de personas que la padecen aumenta cada año. La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño estima que hasta el 80% de las personas con apnea obstructiva del sueño, la forma más común, permanecen sin diagnosticar.

 

Muchos simplemente no saben que lo tienen. Son sus parejas las que a menudo detectan los síntomas a altas horas de la noche mientras el otro ronca, ajeno a la falta temporal e intermitente de oxígeno de su cerebro.

 

El tabaquismo, el alto consumo de alcohol, las drogas o los trastornos neurológicos son factores de riesgo comunes. Pero lo más importante es que es cualquier cosa que disminuya el tono muscular alrededor de las vías respiratorias superiores, como la obesidad, o cause cambios en las características estructurales que estrechan las vías respiratorias.

 

Los autores enfatizan la importancia de los problemas de peso vinculados con la apnea del sueño. Es una afección muy común, especialmente a medida que las personas envejecen y pesan... Tiene pérdida de tono muscular en todo el cuerpo, incluidos los músculos de las vías respiratorias superiores.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page