MINISTRA DE SALUD CULMINA SU GESTIÓN EN MEDIO DE CRÍTICAS Y UN JUICIO POLÍTICO POR IRREGULARIDADES

Actualizado: 1 de ago de 2019

El Gobierno del actual presidente Lenin Moreno, hizo oficial la separación del Ministerio de Salud de la doctora Verónica Espinosa, en la tarde del pasado martes 26 de junio. Espinosa permaneció en la Cartera de Estado por dos años y medio, desde enero del 2017 a junio del 2019. Su salida fue en medio de fuertes críticas a su gestión, entre ellas, la demora en la aprobación del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos, la ineficacia de los kits de pruebas rápidas para la detección del VIH/Sida, y problemas con medicinas e insumos médicos como el paracetamol que estarían contaminados.

Pero quién es Verónica Espinosa? ¿Cuáles fueron los aciertos y fallos en su gestión dentro del Ministerio de Salud Pública? ¿Qué es lo que queda pendiente por resolver? ¿Quiénes son los posibles candidatos que la van a sustituir? Estas son algunas de las interrogantes que le quedan a la ciudadanía tras la salida de una de las ministras más criticadas del Régimen.

Verónica Espinosa, es la única funcionaria de ese rango que se mantuvo desde el gobierno de Rafael Correa y fue ratificada en algunas ocasiones. Según la web oficial del Ministerio de Salud Pública, la ex funcionaria, cuenta con una trayectoria profesional muy considerable: Estudió Medicina en la Universidad Internacional del Ecuador en donde obtuvo una beca estudiantil completa por méritos académicos; realizó su internado rotativo en el Hospital Carlos Andrade Marín del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS); como parte de su formación fue estudiante dentro del Programa Erasmus Mundus en la Universidad La Pitié Salpetriere en París–Francia; hizo una maestría en Salud Pública en la Universidad San Francisco de Quito y un Diplomado en Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos en la Universidad Salud de Argentina. Así mimo, Espinosa tuvo una carrera en el sector público que se resume en lo siguiente: se desempeñó como directora del Subcentro de Salud de Puembo, coordinadora encargada del Área de Salud Nº 14 Yaruquí, fue asesora en el Ministerio de Salud; Subsecretaria Nacional de Gobernanza de la Salud Pública y Viceministra de Gobernanza y Vigilancia de la Salud. Dentro de sus funciones fue delegada como representante del Ministerio de Salud Pública en el Consejo Directivo de SOLCA, Presidenta del Consejo Nacional de Fijación y Revisión de Precios de Medicamentos de Uso y Consumo Humano, esto precisamente fue uno de los temas criticados; y delegada del Ministerio de Salud Pública ante el Directorio del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual.

Realizando un balance de su gestión se puede rescatar algunos aspectos positivos entre ellos, la estrategia “Médico del Barrio” que busca impulsar la consolidación del Modelo de Atención Integral en Salud Familiar, Comunitario e Intercultural, con énfasis en los grupos prioritarios y vulnerables, acercándolos a la comunidad. Esto consiste en identificar el grupo, captarlo y si es necesario, llegar hasta el propio domicilio del paciente. Otro de los puntos clave de esta propuesta tiene que ver con la prevención porque busca impulsar hábitos saludables en la ciudadanía. Actualmente, con corte al 13 de junio de 2019 (SE 23-2019), se puede evidenciar que la estrategia se encuentra implementada en 192 cantones; a nivel nacional se han visitado 16.289 barrios, con un alcance de 321.252 casas, según datos del Ministerio de Salud. Además, Espinosa apuntó a campañas de lactancia que incluyó el reconocimiento de empresas como Amigos de la Lactancia. En agosto de 2016, cuando se encontraba en el cargo de viceministra de Gobernanza del Ministerio de Salud (MSP), suscribió la normativa sanitaria para la Certificación de ‘Establecimientos Amigos de la madre y del niño’, que se debe aplicar para proteger, promover y apoyar la lactancia materna en los establecimientos públicos y privados, tomando en cuenta la atención integral.

Sin embargo, la parte negativa parece ser más fuerte, pues se desataron varios conflictos que no se han solucionado y quedarán de tarea pendiente para el Ministro de Salud entrante. Por ejemplo, se ha develado la situación crítica que viven algunos hospitales del país como el Pablo Arturo Suárez y la Maternidad debido a la falta de medicamentos o la entrega de medicamentos caducados.

El presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, Ernesto Carrasco, en una entrevista con Janet Hinostroza en los desayunos de 24Horas de Teleamazonas, indicó estar de acuerdo con la decisión tomada por el mandatario nacional, Lenín Moreno, y mencionó entre otras cosas que hay un juicio político en contra de le ex Ministra Verónica Espinosa por temas como la acreditación de los hospitales, aludiendo que en el 2016 se pagaron 3 millones de dólares para acreditar a 40 hospitales, pero luego se arrepintieron y llamaron a decir que ya no se quiere y se desconoce lo que pasó con ese dinero.

Precisamente el tema del juicio político ha sido liderado por la asambleísta Mae Montaño (ex CREO) quien se encargó de recoger las firmas necesarias para presentar un juicio político en contra de la ministra de Salud, Verónica Espinosa, debido al incumplimiento de funciones en la compra de medicamentos e insumos médicos en mal estado, abuso de recursos públicos y contratos fraudulentos.

La legisladora sostiene que en las investigaciones realizadas, se han encontrado pruebas de medicamentos en mal estado o que son contaminados, que no fueron retirados a tiempo y que han producido incluso la muerte de pacientes que han tenido que utilizarlos en la sala de cirugía de algunos hospitales del país.

Finalmente, la tarde del jueves 27 de junio del 2019 la Comisión de Fiscalización de la Asamblea ratificó que la ex ministra de Salud, deberá afrontar un juicio político por su gestión al frente del Ministerio de Salud y ya arrancó con la primera etapa de este proceso de censura, fijando hasta el lunes 8 de julio de 2019 la presentación de las pruebas de descargo y cargo, por parte de Espinosa y la asambleísta Montaño, respectivamente.

Para verificar la calidad de los medicamentos e insumos, existen los laboratorios de la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y bodegas del Ministerio de Salud. Una de las cosas pendientes que debe tratar el ministro de salud entrante es potenciar esta Agencia para que funja como controlador de la calidad de los medicamentos que compra el Ministerio.

Dentro de los nombres que circulan para sustituir a la Ministra Espinosa, están, dice Ernesto Carrasco, personas respetables como el doctor Borrero, el Doctor Laureano Restrepo y algunas damas de la costa. En todo caso, Carrasco espera que el nuevo ministro pida la renuncia a todos los que tienen cargos de libre remoción dentro de la Cartera de Salud y solicita que se estudie bien los perfiles de los nuevos funcionarios a contratar porque el Sistema Nacional de Salud se encuentra en crisis y para poder avanzar son necesarios cambios sustanciales sobre todo en los directivos del Ministerio. Es necesario terminar con las mafias que existen actualmente. Finalmente, Carrasco ha señalado que el próximo jueves 04 de julio, en la ciudad de Quito se presentará un proyecto que ha llevado un año elaborar en donde se pondrá a consideración, por parte de los representantes del gremio, un mecanismo de fuentes de financiamiento alternativas al Sistema Nacional de Salud.

Los últimos años se han suscitado varios inconvenientes en el sector Salud, es hora de que se develen las mafias existentes en el actual Ministerio de Salud Pública, pues es evidente que hay funcionarios que han estado rotando de cargo en cargo por alrededor de ocho años. Si bien con la salida de la Ministra Espinosa se puede tener la esperanza de nuevos y mejores aires, aún quedan pendientes todos los cargos directivos que han sido responsables de la corrupción dentro de esta Cartera de Estado. Se ha dicho que no existe dinero, pero lo que ha pasado es que se lo ha malgastado con gigantescos robos al Estado, por ejemplo la compra de medicamentos con sobreprecio, compras irregulares a través de los procesos de subasta inversa, pero también con ínfimas cuantías y compras de “emergencia” que se encargaron de beneficiar a unos pocos. Es por eso que actualmente, los índices de salud han desmejorado. No es correcto que se juegue con la vida humana, la profesión médica es una de las más sacrificadas y cómo tal merece que se trabaje propositivamente para mejorar el Sistema Nacional de Salud, es por eso que el Ministro entrante tiene un gran reto que se espera se asuma con la responsabilidad del caso y no se vuelva a caer en las ambiciones de siempre.

23 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana