LA SALUD EN 2020

Actualizado: ene 1





PEDRO ISAAC BARREIRO

MSP- DM





El año 2020 será recordado debido a la inusual convergencia de numerosos acontecimientos que alteraron profunda y sostenidamente el bienestar de los habitantes de todo el planeta, especialmente en los ámbitos relacionados con la economía, la salud y la educación. A los fenómenos “naturales” como el calentamiento global, los devastadores huracanes y tormentas, los terremotos e inundaciones, la extinción de numerosas especies de animales, etc., se sumaron otros indiscutiblemente antrópicos, como la desaparición de los bosques debido a la tala o a los incendios forestales, la contaminación ambiental, el creciente consumo de estupefacientes, la trata de personas, las incontenibles migraciones ocasionadas por el hambre, la violencia social, las guerras, etc., que, al aparecer y actuar sinérgicamente, rebasaron las capacidades de los gobiernos de los países para controlarlos.


Nuestro país no fue la excepción, y como uno más de la comunidad internacional, debió enfrentar esos mismos problemas, en medio de una crisis moral y política sin precedentes que luego de una larvada gestación, se manifestó con particular intensidad durante los últimos 15 años y que, en el ámbito de la salud, llegó a su apogeo a partir de la tercera semana de marzo de 2020, con la confirmación del primer caso de infección por coronavirus (SARS-CoV2).


Hasta la fecha en que se escribió este artículo, el número total de casos confirmados (prevalencia) bordea los 192.000 y el número oficial de nuevos caso