Guías de prevención cardiovascular en práctica clínica


Desarrolladas por: European Society of Cardiology (ESC) y la European Association of Preventive Cardiology (EAPC), 2021.


Nuevas recomendaciones: Clase I


Factores de riesgo y afecciones clínicas

  • Se recomienda la estimación de riesgo de enfermedad cardiovascular fatal y no fatal usando SCORE2 en individuos aparentemente sanos menores de 70 años o mayores de 70 años sin enfermedad aterosclerótica cardiovascular, diabetes, insuficiencia renal, trastornos genéticos/raros de lípidos, problemas de presión arterial.

  • Se considera de alto o muy alto riesgo de enfermedad cardiovascular a los pacientes con enfermedad aterosclerótica cardiovascular establecida o diabetes o insuficiencia renal moderada a grave o trastornos genéticos/raros de lípidos, problemas de presión arterial.

  • Se recomienda un abordaje de intensificación de tratamiento escalonado con el objetivo de tratamiento intensivo de factores de riesgo en individuos aparentemente sanos con riesgo de enfermedad aterosclerótica cardiovascular alto o muy alto, así como en pacientes con enfermedad aterosclerótica cardiovascular establecida o diabetes, con consideración del riesgo cardiovascular, tratamiento de factores de riesgo, modificadores de riesgo, comorbilidades y preferencias del paciente.

  • Se recomienda el tratamiento de factores de riesgo de enfermedad aterosclerótica cardiovascular en individuos aparentemente sanos sin diabetes, insuficiencia renal, trastornos genéticos/raros de lípidos, problemas de presión arterial que tienen riesgo cardiovascular muy alto.

  • Se recomienda una discusión informada sobre los factores de riesgo cardiovascular y los beneficios de tratamiento individualizados a la necesidad del paciente.

  • Se recomienda que los trastornos mentales con significativo deterioro funcional o bajo uso del sistema de salud sean considerados como factores que influencian.


Factores de riesgo e intervenciones a nivel individual.

  • Se recomienda reducir el tiempo sedentario para iniciar al menos actividad física leve durante el día, para reducir mortalidad por cualquier causa y morbimortalidad cardiovascular.

  • Se recomienda adoptar dieta mediterránea o similar para reducir riesgo de enfermedad cardiovascular.

  • Se recomienda restringir consumo de alcohol a máximo de 100 g por semana.

  • Se recomienda comer pescado, preferentemente graso, al menos una vez por semana y restringir el consumo de carne (procesada).

  • Los pacientes con trastornos mentales necesitan atención intensa y apuro para mejorar el cumplimiento a los cambios en estilo de vida y tratamiento con fármacos.

  • Se recomienda la cesación tabáquica más allá del descenso de peso, ya que el descenso de peso no reduce los beneficios en enfermedad cardiovascular de la cesación.

  • En pacientes con enfermedad cardiovascular establecida el tratamiento para reducir los lípidos debería tener como objetivo de lipoproteínas de baja densidad <1,4 mmol/l (55 mg/dl) y ≥50% de reducción de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-C) frente a los valores basales.

  • En prevención secundaria los pacientes que no alcancen el objetivo en dosis máxima tolerada de estatinas y ezetimibe, se recomienda terapia combinada con inhibidor de la proproteína convertasa subtilisina/kexina tipo 9 (PCSK9).

  • En pacientes con diabetes de tipo 2 y muy alto riesgo, se recomienda terapia intensiva para reducir lípidos con objetivo de reducción de ≥ 50% de lipoproteínas de baja densidad y lipoproteínas de baja densidad menor a 1,4 mmol/l (<55 mg/dl).

  • En pacientes con diabetes de tipo 2 mayores de 40 años con alto riesgo, se recomienda el objetivo de reducción ≥ 50% de lipoproteínas de baja densidad y lipoproteínas de baja densidad menor a 1,8 mmol/l (70 mg/dl).

  • Se recomienda tratamiento inicial para reducir la presión arterial por debajo de 140/90 mm Hg en todos los pacientes y subsecuentemente los objetivos de presión se basen en edad y comorbilidades específicas

  • En pacientes tratados de 28 a 69 años, se recomienda una presión arterial sistólica en rango de 120 a 130 mm Hg en la mayoría de los pacientes

  • En pacientes de edad igual o mayor a 70 años, se recomienda una presión arterial sistólica <140 mm Hg y debajo de 130 mm Hg, si es tolerado.