Día Mundial del Trasplante de órganos

Actualizado: abr 1


Por iniciativa de la Organización Nacional de Trasplantes de España, cada 27 de febrero se celebra el Día Mundial del Trasplante, con el objetivo de concienciar a la población de los beneficios y el gran valor humano que significa llevar a cabo una donación de órganos.

Siempre es una buena noticia saber que, gracias a la generosidad de una persona, otra ha tenido la oportunidad de vivir durante más tiempo gracias a la donación de órganos.

Ha sido todo un reto conseguir que un órgano pueda funcionar con normalidad al trasplantarlo de una persona a otra, pero aún hay mucho camino por recorrer en este ámbito y por suerte hay muchos investigadores y médicos totalmente volcados en conseguir nuevos avances.

En 1902 Alexis Carrel desarrolló una técnica de cirugía para unir vasos sanguíneos, lo cual es el primer paso imprescindible para que el órgano trasplantado reciba la sangre que necesita.

En 1906 Mathieu Jaboulay logra el primer trasplante en un ser humano, realizando un injerto renal de un cerdo, animal que comparte con los humanos una similitud genética, en el codo de una mujer. A partir de este momento se comenzó a estudiar el rechazo que produce el sistema inmune en órganos trasplantados.

En 1933 Voronoy lleva a cabo en Ucrania el primer trasplante de riñón entre humanos, que acabó en rechazo. Este tipo de trasplante se repitió en 1952 entre dos familiares, pero también el órgano fue rechazado, en 1954, se realizó el trasplante entre dos gemelos, consiguiendo un trasplante exitoso sin rechazo.

A partir de 1959 hubo descubrimientos relacionados con medicamentos que reducían las probabilidades de rechazo.

En 1963 se realiza el primer intento de trasplante hepático en Denver y el primer intento de trasplante pulmonar en la Universiad de Misissipi.

En 1967 se realiza el primer trasplante de corazón en Ciudad del Cabo, y en 1981 se consigue el primer trasplante de corazón y pulmón a la vez en la Universidad Stanford.

Como vemos, estos hitos médicos se han conseguido recientemente, y hasta la actualidad se están descubriendo nuevos medicamentos para evitar los rechazos al máximo, pero está claro que hay mucho camino por recorrer.

Legalmente existen dos tipos de donaciones de órganos:

Donación tácita: Es una de las más comunes, se trata de la falta de negación o de un documento que exprese clara y objetivamente que esa persona se niega a que, después de su muerte, sus órganos y tejidos se utilicen para salvar la vida de otras personas. Claro está, que siempre la familia puede negarse.

Donación expresa: Aquí si existe un documento en que la persona afirma que desea donar su cuerpo para ayudar a la ciencia médica y salvar la vida de otros individuos, después de su fallecimiento.

Lo más importante al momento de escoger un donador es conocer las razones que causaron la muerte de esa persona. Individuos con cáncer u otras enfermedades degenerativas, no son aptos para donar sus órganos y los médicos están en la obligación de rechazarlos, a menos que esos órganos y tejidos sean para el estudio de la enfermedad.

Cabe destacar que Argentina es país referente en Latinoamérica en donación y trasplante de órganos. En los últimos 10 años el sistema argentino de trasplante concretó 18.322 trasplantes de órganos, 14.452 provenientes de donantes fallecidos y 3.870 provenientes de donantes vivos. Por otra parte, se realizaron 10.966 trasplantes de córneas. A nivel mundial es España quien durante 26 años ha sido líder mundial en donaciones y trasplantes.


7 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana