Vacuna del sarampión no aumenta riesgo de autismo


El vínculo hipotético entre la vacuna contra el sarampión, las paperas, la rubéola (MMR) y el autismo continúa causando preocupación y desafiando la adopción de la vacuna.


Para evaluar si la vacuna MMR aumenta el riesgo de autismo en niños, subgrupos de niños o períodos de tiempo después de la vacunación, un grupo de investigadores del Statens Serum Institut en Dinamarca, realizaron un estudio de cohorte poblacional . Utilizaron un registro de población para evaluar si la vacuna MMR aumentó el riesgo de autismo en niños nacidos en Dinamarca entre 1999 y 2010.

El estudio fue publicado en la revista Annals of Internal Medicine.

Hasta agosto de 2013, se realizó un seguimiento de un total de 657461 niños. Los investigadores documentaron los diagnósticos del trastorno del espectro autista y los conocieron. Factores de riesgo que incluyen la edad de los padres, el diagnóstico de autismo en un hermano, el parto prematuro y el bajo peso al nacer, fueron considerados. El análisis de supervivencia del tiempo hasta el diagnóstico de autismo se midió con la regresión de riesgos proporcionales de Cox. la misma que se utilizó para estimar los índices de riesgo del autismo según el estado de vacunación MMR, con ajuste por edad, año de nacimiento, sexo, otras vacunas infantiles, antecedentes de autismo entre hermanos y factores de riesgo de autismo. (Basado en un puntaje de riesgo de enfermedad).


Más del 95% de los niños recibieron la vacuna MMR, 6517 fueron diagnosticados con autismo (tasa de incidencia, 129.7 por 100,000 personas-año).


La comparación de MMR vacunados con niños no vacunados con MMR produjo un índice de riesgo de autismo totalmente ajustado de 0,93 (IC del 95%, 0,85 a 1,02).


Más del 95% de los niños recibieron la vacuna MMR, 6517 fueron diagnosticados con autismo (tasa de incidencia, 129.7 por 100000 personas-año). La comparación de MMR vacunados con niños no vacunados con MMR produjo un índice de riesgo de autismo totalmente ajustado de 0,93 (IC del 95%, 0,85 a 1,02)."

No se observó un aumento en el riesgo de autismo después de la vacunación con MMR en los subgrupos de niños definidos de acuerdo con el historial de autismo de los hermanos, los factores de riesgo de autismo (según la puntuación de riesgo de la enfermedad) u otras vacunaciones infantiles, o durante períodos específicos después de la vacunación.


Los investigadores concluyeron que la vacuna MMR no aumentó el riesgo de autismo en los niños que no se consideraron en riesgo de padecer el trastorno y no lo activó en los susceptibles.


El estudio apoya firmemente que la vacunación con MMR no aumenta el riesgo de autismo, no desencadena el autismo en niños susceptibles y no se asocia con la agrupación de casos de autismo después de la vacunación.

Referencia

Anders Hviid, DrMedSci; Jørgen Vinsløv Hansen, PhD; Morten Frisch, DrMedSci; Mads Melbye Fuente: Ann Intern Med. 2019. DOI: 10.7326/M18-2101 Measles, Mumps, Rubella Vaccination and Autism: A Nationwide Cohort Study

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana