Utilidad de la terapia con hormona tiroidea en hipotiroidismo subclínico

Actualizado: may 1


Un metanálisis de 17 estudios que examinaron la suspensión de LT4, publicado en línea en Tiroides, el primero en resumir la evidencia limitada con respecto a la interrupción exitosa de la hormona tiroidea, reporta que aproximadamente un tercio de los pacientes tratados por hipotiroidismo continúan manteniendo niveles normales de tiroides después de suspender la terapia de reemplazo de hormonas tiroideas.


Los pacientes que fueron tratados por hipotiroidismo manifiesto tenían menos probabilidades de mantener niveles hormonales normales que aquellos con enfermedad subclínica, sin embargo, los autores liderados por Nydia Burgos, MD, de la Facultad de Medicina, División de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo de la Universidad de Puerto Rico, indicaron que se necesita más investigación para desarrollar una estrategia basada en evidencia para deprescribir el reemplazo de la hormona tiroidea.


El hallazgo podría ser un indicador de personas que pueden no haberse beneficiado mucho del tratamiento.


Según los autores, la verdad del asunto es que la levotiroxina (LT4) se encuentra entre los principales medicamentos recetados en los Estados Unidos, y todos los días en las clínicas nos encontramos con pacientes que comenzaron con la terapia de reemplazo de hormona tiroidea por razones poco claras, como un ensayo terapéutico que nunca fue reevaluado, o como tratamiento para el hipotiroidismo subclínico sin tener criterios convincentes para el tratamiento.


Conocido por ser muy eficaz en el tratamiento del hipotiroidismo manifiesto, el LT4 a menudo se prescribe a largo plazo; sin embargo, también se prescribe comúnmente para pacientes con hipotiroidismo subclínico (niveles elevados de hormona estimulante de la tiroides [TSH] y niveles normales de T4 libre), a pesar de que las investigaciones no sugieren beneficios en estos pacientes.


Para examinar la evidencia sobre los resultados clínicos de la interrupción de LT4, los investigadores llevaron a cabo un metanálisis en el que identificaron 17 estudios observacionales que cumplían con los criterios de inclusión. De un total de 1103 pacientes, el 86% eran mujeres. La mayoría de los estudios solo incluyeron adultos.


Con una mediana de seguimiento de 5 años, la estimación combinada de pacientes que mantenían el eutiroidismo después de la interrupción del tratamiento fue del 37,2%.


La tasa estimada de eutiroidismo remanente fue significativamente menor entre aquellos con hipotiroidismo manifiesto (11,8%) en comparación con aquellos con hipotiroidismo subclínico (35,6%). Hasta el 65,8% de los pacientes terminaron reiniciando el tratamiento con hormona tiroidea durante el período de seguimiento, según estimaciones agrupadas, la tasa llegó al 87,2% en pacientes con hipotiroidismo manifiesto. El aumento medio de TSH desde el momento de la interrupción de LT4 hasta el seguimiento fue de 9,4 mUI / L.

Entre los factores específicos que se ha demostrado están relacionados con una menor probabilidad de eutiroidismo en el seguimiento se encuentran la ecogenicidad inconsistente en la ecografía tiroidea, TSH elevada (8-9 mUI / L) y la presencia de anticuerpos tiroideos.


Pocos estudios evaluaron hormonas tiroideas distintas del LT4 sintético (como la tiroides desecada de uso común), por lo que el análisis no comparó las diferencias entre las terapias.


A pesar de la falta de evidencia de los beneficios del tratamiento con LT4 para el hipotiroidismo subclínico, el hallazgo de que incluso entre esos pacientes aproximadamente dos tercios no eran eutiroideos durante el seguimiento no fue inesperado, indicaron los investigadores, porque al observar la historia natural del hipotiroidismo subclínico en otros estudios, solo una quinta parte había normalizado las pruebas de hormona tiroidea, mientras que la mayoría continuaba con leve hipotiroidismo subclínico y un quinto, presentaba un avance hacia un hipotiroidismo manifiesto


Los regímenes específicos para suspender el LT4 se detallaron en solo tres estudios y reflejaron enfoques variables, que iban desde disminuir la dosis durante 2 semanas hasta reducir la d