top of page

Una sola inyección reduce la presión arterial durante 6 meses: Estudio KARDIA-1


La hipertensión no controlada es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad, y a pesar de la disponibilidad de antihipertensivos efectivos, muchos adultos con hipertensión no reciben tratamiento, y hasta un 80 por ciento tienen una enfermedad no controlada a nivel mundial.


El estudio KARDIA-1, presentado el pasado noviembre en las Sesiones Científicas 2023 de la Asociación Americana del Corazón AHA, celebradas en Filadelfia, señala que una sola inyección del agente antihipertensivo en investigación zilebesiran, redujo eficazmente la presión arterial en adultos con hipertensión leve a moderada durante un máximo de 6 meses, con lo que parecía ser un perfil de efectos secundarios alentador, en el estudio de fase 2 KARDIA-1 con rango de dosis.


El estudio demuestra que las dosis trimestrales o semestrales de zilebesiran pueden reducir la presión arterial de manera efectiva y segura en pacientes con hipertensión no controlada, dijo el investigador principal del estudio, George Bakris, MD, director del Centro Integral de Hipertensión de la Universidad de Medicina de Chicago.


Con base en estos resultados, zilebesiran tiene el potencial de mejorar la adherencia a la medicación, lo que, a su vez, reducirá el riesgo cardiovascular en las personas con hipertensión.


Zilebesiran es un ARN subcutáneo terapéutico de interferencia que se une con alta afinidad al receptor de asialoglicoproteína hepática, provocando una reducción en la síntesis de angiotensinógeno, el único precursor de todos los péptidos de angiotensina. Se espera que su administración dirigida a los hepatocitos pueda permitir preservar la expresión del angiotensinógeno extrahepático, lo que podría limitar los efectos fuera del objetivo en el riñón y otros tejidos.


El ensayo KARDIA-1 investigó también la seguridad y eficacia de diferentes dosis de zilebesirán en pacientes con hipertensión leve a moderada (presión arterial sistólica de 135-160 mm Hg), que no reciben tratamiento o reciben tratamiento estable con hasta dos medicamentos antihipertensivos.


El estudio incluyó a 394 pacientes de este tipo (la presión arterial sistólica basal promedio fue de 142 mm Hg) que fueron asignados al azar para recibir una de cuatro dosis diferentes de zilebesirán (150 mg, 300 mg o 600 mg una vez cada 6 meses o 300 mg una vez cada 2 meses) o un placebo. El análisis final incluyó a 377 pacientes (56 % hombres, 25 % negros).

Los resultados mostraron reducciones sostenidas del angiotensinógeno sérico (entre el 88% y el 98%) durante el período de seguimiento de 6 meses.


La presión arterial sistólica ambulatoria medida durante 24 horas disminuyó significativamente con todos los regímenes de zilebesiran, con una reducción media desde el inicio hasta el mes 6 de alrededor de 10 mm Hg en las tres dosis principales estudiadas y de alrededor de 14 mm Hg en comparación con placebo.


Los pacientes que recibieron zilebesiran tuvieron más probabilidades de lograr mediciones promedio de la presión arterial sistólica de 24 horas ≤ 130 mm Hg a los 6 meses.


Los participantes en los cuatro grupos de zilebesiran experimentaron consistentemente reducciones significativamente mayores en la presión arterial sistólica diurna y nocturna.


Hubo cuatro reacciones adversas no graves que condujeron a la interrupción en los grupos de zilebesiran: dos casos de hipotensión ortostática, uno de elevación de la presión arterial y uno de reacción en el lugar de la inyección.


La mayoría de los eventos adversos por hiperpotasemia, que se presentaron en el 6 % de los pacientes, fueron leves, no requirieron intervención y, por lo general, se resolvieron con mediciones repetidas; Ninguno se asoció con una lesión renal aguda ni condujo a la interrupción del fármaco del estudio. La incidencia de eventos de hipotensión fue baja y no se observaron cambios clínicamente relevantes en la función renal o hepática.


Hubo una muerte por paro cardiorrespiratorio en un paciente que recibió zilebesiran 300 mg cada 3 meses, pero esto no se clasificó como relacionado con el medicamento.


Según los expertos es posible que algunos pacientes no regresen para las dosis posteriores, pero con la administración subcutánea, la administración en casa podría ser una posibilidad.


Este estudio sugiere que zilebesiran al actuar en el primer paso en el sistema de renina angiotensina, el angiotensinógeno, que luego parece conducir a una reducción robusta y continua de la presión arterial hasta por 6 meses, debería mejorar la adherencia. Solo el 50% de los pacientes continúan tomando medicamentos antihipertensivos después de 1 año, si se puede aumentar la adherencia, aumenta la eficacia y protege al paciente contra algunos de los daños en los órganos diana.


Un aumento en el número de pacientes tratados eficazmente por hipertensión a los niveles observados en los países de alto rendimiento podría prevenir 76 millones de muertes, 120 millones de accidentes cerebrovasculares, 79 millones de ataques cardíacos y 17 millones de casos de insuficiencia cardíaca de aquí a 2050, concluyeron los investigadores.

63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page