Tratamientos oportunos permiten a pacientes con VIH vivir más tiempo y en mejor estado de salud

Actualizado: oct 1




Dr. Alberto Castillo

Coordinador de la Unidad de Atención Integral de VIH, Hospital Eugenio Espejo.





El VIH-Sida sigue siendo uno de los problemas más graves de salud pública en el mundo y aunque no existe cura para la infección por este virus, adelantos recientes en el tratamiento con antirretrovirales eficaces, permiten mantener controlado el virus, prevenir la transmisión y las personas seropositivas pueden vivir más tiempo y en mejor estado de salud.


El doctor Alberto Castillo, especialista en tratar pacientes con VIH-Sida en el país, nos comenta sobre esta enfermedad y los esquemas de tratamiento que se están utilizando actualmente en Ecuador. El doctor Castillo terminó la carrera de medicina hace aproximadamente 30 años en la Universidad Central del Ecuador, desde ahí su experiencia profesional. Continuó su formación en la Universidad Internacional del Ecuador, en donde obtuvo la especialidad en Medicina Interna y posteriormente cursó una maestría en VIH-Sida en la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid, España.


Por su formación y experiencia lideró por varios años el Servicio de Medicina Interna del Hospital Eugenio Espejo, el segundo centro hospitalario a nivel nacional que trata a pacientes con VIH-Sida en el país y actualmente es el Coordinador de la Unidad de Atención Integral de VIH en este hospital, en el que ha entregado sus servicios desde el año 2000 como médico tratante.


La Unidad de Atención Integral de VIH del Eugenio Espejo, se fundó en el 2002 y fue la primera en funcionar como unidad a nivel nacional dentro de la red de centros médicos y hospitalarios del Ministerio de Salud Pública. En sus inicios, empezaron atendieron a 40 pacientes que ya estaban en tratamiento, sin embargo, acudieron a este servicio público por consulta médica y medicina gratuitas, nos relata el doctor Castillo.


Anualmente ocurren más de un millón de muertes a causa del VIH. Cifras estimadas de la OMS indicaron a finales de 2019, que hay alrededor de 37 millones de personas infectadas por VIH en el mundo, el 60% de este número se concentra en África y se reportó que aproximadamente 1.8 millones portadores del virus están en Latinoamérica.


El doctor Castillo nos indicó que, en Ecuador al cierre del 2019 según datos del Ministerio de Salud, el número estimado de personas infectadas por VIH ascendió a 47.206, de las cuales 37.793 son diagnosticadas y conocen de la enfermedad y de estas solo 27.304 personas se encuentran en tratamiento. De los que eligieron mantener un tratamiento, 22.312 están bien controlados y tienen carga viral indetectable.


El VIH no tratado infecta y mata las células CD4, que son un tipo de célula inmunitaria llamada células T. Con el tiempo y a medida que el VIH mata más células CD4, hay más probabilidades de que el cuerpo contraiga varios tipos de infecciones y cánceres.


Se considera que el sistema inmunitario es deficiente cuando deja de cumplir su función de contrarrestar las infecciones y enfermedades. El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida) es un término que se aplica a los estadios más avanzados de la infección por VIH y se define por la presencia de alguna de las más de 20 infecciones oportunistas o de cánceres relacionados con el VIH.