SARS-CoV2: Un desafío a la Medicina de Laboratorio

Actualizado: feb 1




Klever Sáenz-Flor M. PATH

Director Postgrado de Patología Clínica, Universidad Central del Ecuador. Presidente Sociedad Ecuatoriana de Patología Clínica. Vicepresidente – Acreditación Asociación latinoamericana de Sociedades de Patología Clínica. Quality Manager – Synlab Solutions in Diagnostics Ecuador.




A inicios de año 2020 la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia sanitaria global por el brote de un nuevo coronavirus inicialmente denominado 2019-nCOV y llamado posteriormente SARS-CoV-2, causante de un síndrome respiratorio agudo severo, Corona Virus Disease 2019 (COVID-19).¹′ ²

Es un coronavirus zoonótico al igual que sus predecesores SARS y MERS, ambos causantes también de síndrome respiratorios, con la diferencia de que SARS-CoV-2 puede, en la mayoría de los casos, transcurrir con sintomatología leve y en un 10 - 15% presentar sintomatología similar a una influenza, que pude progresar hacia un síndrome de dificultad respiratoria aguda y muerte en el 2 a 5% de las veces, con alrededor del 50% de sujetos asintomáticos.³⁴ Hasta el 28 de abril se reporta una letalidad global del 6.9% (202597 muertes / 2´954222 casos confirmados), en las Américas del 5.1% (60211 muertes / 1´179607 casos confirmados) y para el Ecuador del 2.9% (663 muertes / 23240 casos confirmados) según los boletines oficiales de la Organización Mundial de la Salud.⁵

SARS-CoV-2 tiene un número de reproducción R0 (número promedio de casos secundarios generados por un individuo infeccioso típico) de 2.68, con un tiempo de duplicación estimado de 6.4 días.⁶ Se trata de un virus “exitoso” desde un punto de vista biológico de supervivencia, por cuanto es altamente contagioso y puede propagarse sin ser detectado, por lo que el número de personas que infectará superará a la de sus predecesores.⁷ (Figura 1).


Figura 1. Coronavirus vs otras infecciones virales.

Tasa de letalidad y Número Básico de Reproducción (R0).