Nuevo tratamiento para insuficiencia cardíaca de alto riesgo

Actualizado: 1 de jun de 2020


Los pacientes con insuficiencia cardíaca con alto riesgo de descompensación tienen una nueva alternativa de tratamiento farmacológico según lo publicado por investigadores de la University of Alberta en Edmonton, quienes han probado un nuevo fármaco cuya utilización demuestra resultados prometedores.¹³

Un nuevo fármaco en fase de investigación (con un mecanismo diferente al de cualquier otro aprobado para insuficiencia cardiaca) ha dado lugar a resultados positivos en un estudio aleatorizado grande controlado con placebo, el estudio VICTORIA.

El estudio realizado en 42 países ha sido publicado en The New England Journal of Medicine, y presentado de manera virtual en el Congreso del American College of Cardiology (ACC) de 2020.

Los científicos destacaron que el fármaco se utilizó en una población con muy alto riesgo con insuficiencia cardiaca y reducción de la fracción de eyección; todos los participantes en el estudio habían tenido una exacerbación previa de la insuficiencia cardiaca, por lo general muy reciente. En estos pacientes, añadir vericiguat a los tratamientos estándar con fármacos y dispositivos, logró una reducción moderada pero significativa del riesgo relativo para el criterio principal de valoración del estudio en el curso de 11 meses.

La tasa de eventos del criterio principal de valoración en el grupo control fue 37,8 por 100 años-paciente, 4,2 puntos más alta que para los pacientes que recibieron vericiguat.

Hay que tomar en cuenta los cientos de miles de personas con esta enfermedad y lo que esto significa a nivel de salud pública. Alrededor de uno de cada cuatro pacientes con insuficiencia cardiaca presenta tales exacerbaciones cada año,

Los participantes que recibieron el medicamento se beneficiaron con un descenso de 10% del riesgo ajustado (p = 0,019) para muerte cardiovascular o primera hospitalización por insuficiencia cardiaca en comparación con un grupo placebo de control.

Los investigadores que dirigieron el estudio VICTORIA indican que en este caso, la reducción del riesgo en cifras absolutas es un resultado más revelador.

El estudio VICTORIA se realizó en todo el mundo predominantemente en Europa, la región del Pacífico Asiático y países de América, se aleatorizó a 5050 pacientes con insuficiencia cardiaca crónica y reducción de la fracción de eyección, la cual se define como una clase funcional de la New York Heart Association (NYHA) de II a IV y una fracción de eyección del ventrículo izquierdo de menos de 45%.

Expertos comentaron que el estudio representa "otra victoria" para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca, la hospitalización por insuficiencia cardiaca genera un punto de inflexión importante en la historia natural de este trastorno, con un cambio notable en el riesgo de rehospitalización y muerte. Hasta ahora, ningún tratamiento previo ha atenuado este riesgo, con la excepción de los procesos más intensivos y estrategias de mejora de la atención, ahora contamos con un tratamiento que puede ser el primero en modificar la evolución natural del trastorno después que una persona con insuficiencia cardiaca ha tenido un evento agravante, indicaron.

Es interesante que la reducción del criterio principal de valoración fue impulsada por un descenso significativo de las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca, aun en un tiempo de seguimiento bastante breve.

Aunque la magnitud de efecto fue similar a la que se observó para dapagliflozina, estudio DAPA-HF y sacubitril/valsartán en el estudio PARADIGM-HF, la población de VICTORIA estaba mucho más grave y tenía una tasa de eventos elevada aun mientras recibían tratamiento de fondo intensivo frente a la insuficiencia cardiaca.

No se presentó un exceso importante de efectos adversos por ejemplo hipotensión.

Al parecer el fármaco actúa mediante un mecanismo por mucho tiempo infructuosamente explorado que tiene poco que ver de forma directa con el sistema de renina-angiotensina-aldosterona. Vericiguat es un estimulador de la guanilato ciclasa soluble que refuerza la actividad del monofosfato de guanosina cíclico en varias vías, potenciando los efectos vasodilatadores de la arteria pulmonar saludables que tiene el óxido nítrico. Mejoró los niveles de péptido natriurético en el estudio precedente de fase 2 SOCRATES-REDUCED.

Los investigadores indicaron que no es un fármaco análogo. Es un nuevo enfoque para los pacientes con insuficiencia cardiaca, se administra una vez al día, muy bien tolerado y muy inocuo y no es necesario cuantificar la función renal. Sin embargo, dado que el mecanismo del fármaco radica en las vías bioquímicas afectadas por nitratos de uso crónico y por inhibidores de fosfodiesterasa de tipo 5, como sildenafil y