Nuevo medicamento para los síntomas de la menopausia


Los riesgos para la salud de la terapia hormonal (TH) para los síntomas de la menopausia, han hecho que un buen número de mujeres consideren si el reemplazo hormonal es adecuado para ellas, además, hay otro gran número de ellas que tienen cánceres sensibles a las hormonas u otros trastornos que podrían prohibirles usar TH.


El ensayo aleatorizado SKYLIGHT 2 de fase 3, ha asociado el inhibidor del receptor de neuroquinina-3 (NK3) fezolinetante, una terapia oral tomada una vez al día, con un control sustancial sobre los síntomas de la menopausia. La terapia no hormonal tiene el potencial de abordar una importante necesidad insatisfecha.


El receptor NK3 estimula el centro termorregulador en el hipotálamo. Al bloquear el receptor NK3, se inhibe la vasodilatación y otros efectos. Los avances relativamente recientes en la comprensión de los mecanismos de los síntomas de la menopausia para identificar este y otros mediadores potencialmente dirigidos, están bien reconocidos.


En el ensayo multinacional doble ciego de fase 3 SKYLIGHT 2, 484 mujeres menopáusicas sintomáticas sanas fueron asignadas al azar a 30 mg de fezolinetante, 45 mg de fezolinetante o placebo. Los 120 centros participantes estaban en América del Norte y Europa.


En la primera fase, se evaluó la seguridad y la eficacia durante 12 semanas. En una segunda fase de extensión, los pacientes con placebo fueron realeatorizados a una de las dosis fezolinetantes del estudio. Aquellos en terapia activa permanecieron en sus grupos asignados.


Todos los pacientes fueron seguidos durante 40 semanas adicionales.


Los criterios de valoración coprimarios fueron la frecuencia y la gravedad de los síntomas vasomotores de moderados a graves según lo informado por los pacientes mediante un diario electrónico. Hubo varios criterios de valoración secundarios, incluidos los resultados informados por los pacientes con respecto a la calidad del sueño.


Como se esperaba de otros ensayos controlados, los pacientes con placebo lograron una reducción de aproximadamente el 40% en la frecuencia de los síntomas vasomotores moderados a graves durante las primeras 12 semanas. La frecuencia de los síntomas disminuyó más rápida y abruptamente con fezolinetant en relación con el placebo, En la semana 12, ambos lograron reducciones de alrededor del 60%. No se proporcionaron valores estadísticos de P para las diferencias en los tres brazos, pero los investigadores informaron que eran significativos.


El cambio en la gravedad vasomotora, que los sujetos en el ensayo calificaron como mejor o peor, también fue significativo. Las diferencias en las curvas de gravedad fueron menores, pero se separaron a favor de los dos brazos de tratamiento activo en aproximadamente 2 semanas, y las curvas continuaron mostrando una ventaja para el fezolinetante durante las primeras 12 semanas y luego las 40 semanas restantes.


En general, la disminución en la frecuencia de los síntomas vasomotores se mantuvo en una pendiente descendente persistente en ambas dosis de fezolineante durante las 52 semanas completas del estudio, de modo que la reducción a las 52 semanas fue del orden del 25% mayor que la observada a las 12 semanas.


Según los investigadores, pertenecientes al departamento de obstetricia y ginecología de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, a las 52 semanas se puede ver que las personas que recibieron placebo que fueron cruzadas a un tratamiento activo tuvieron una reducción significativa en sus sofocos y se parecen mucho a las que fueron asignadas al azar a fezolinetas al comienzo del estudio, Otros resultados también favorecieron al fezolinetante sobre el placebo, por ejemplo, una reducción en la alteración del sueño observada a las 12 semanas se mantuvo durante las 52 semanas completas del estudio. La reducción en los síntomas del sueño pareció ser ligeramente mayor en la dosis más alta, pero el beneficio a las 52 semanas entre los pacientes después del cruce fue similar en cualquiera de los brazos activos.


No hubo eventos adversos graves relacionados con el tratamiento en ningún grupo de tratamiento. Un paciente en el brazo de placebo (< 1%), dos pacientes en el brazo de fezolinetante de 30 mg (1,2%) y cinco pacientes en el brazo de 45 mg (3%) interrumpieron el tratamiento por un evento adverso considerado relacionado con el tratamiento. El efecto secundario más común asociado con el fezolinete fue el dolor de cabeza. No hubo otros efectos secundarios que llevaron a los pacientes a retirarse del estudio.


Los síntomas vasomotores relativos a la menopausia, que ocurren en casi todas las mujeres, son de moderados a graves en un estimado de 35% a 45%. Algunos grupos, como aquellos con un índice de masa corporal elevado y los afroamericanos, parecen estar en un riesgo aún mayor. La inscripción en el estudio se diseñó específicamente para incluir a estos grupos de alto riesgo, pero los datos de eficacia del subgrupo aún no se han analizado.


Otros medicamentos con un mecanismo de acción similar no se han presentado debido a la preocupación por las enzimas hepáticas elevadas, pero esto no parece ser un problema para el fezolinetante, que fue diseñado con mayor especificidad para el objetivo NK3 que los tratamientos anteriores.


Si se aprueba el fezolinetante, los investigadores esperan que este agente satisfaga una importante necesidad insatisfecha debido a las limitaciones de otras soluciones no hormonales para el control de los síntomas de la menopausia.


Los agentes ISRS y la gabapentina son agentes no hormonales alternativos, pero tienen efectos secundarios y no son tan efectivos.


Referencia


El medicamento no hormonal para los síntomas de la menopausia pasa la prueba de fase 3. Clinical Endocrinology News (). Fecha de publicación: junio 15, 2022.



13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo