top of page

Meditación tratamiento de primera línea para la ansiedad


Según un estudio, cuyos hallazcos se publican en la edición en línea del 9 de noviembre de la revista JAMA Psychiatry, los médicos pueden incluir el entrenamiento de meditación como una posible opción de tratamiento para los pacientes diagnosticados con trastornos de ansiedad


La reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR) es tan efectiva para reducir la ansiedad como el antidepresivo escitalopram, un tratamiento farmacéutico de primera línea, según muestra la investigación.¹


Investigadores del Programa de Investigación de Trastornos de Ansiedad del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, Washington, DC, señalan que los médicos deben sentirse cómodos recomendando clases de meditación en personas basadas en grupos.


Los trastornos de ansiedad, incluida la ansiedad generalizada, la ansiedad social, el trastorno de pánico y la agorafobia, son el tipo más común de trastorno mental, que afecta a aproximadamente 301 millones de personas en todo el mundo. Debido a su alta prevalencia, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda la detección de trastornos de ansiedad.


Los tratamientos efectivos para los trastornos de ansiedad incluyen medicamentos y terapia cognitivo-conductual. Sin embargo, no todos los pacientes tienen acceso a estas intervenciones, responden a ellas o se sienten cómodos buscando atención en un entorno psiquiátrico.


La meditación de atención plena, que ha aumentado en popularidad en los últimos años, puede ayudar a las personas que experimentan pensamientos intrusivos y ansiosos. Al practicar la meditación de atención plena, las personas aprenden a no sentirse abrumadas por esos pensamientos.


El estudio incluyó a 276 pacientes adultos con un trastorno de ansiedad, en su mayoría ansiedad generalizada o ansiedad social. La edad media de la población estudiada fue de 33 años; El 75% eran mujeres, el 59% eran blancos, el 15% eran negros y el 20% eran asiáticos.

Los investigadores asignaron al azar a 136 pacientes para recibir clases de meditación de atención plena (MBSR) y 140 para recibir el inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina escitalopram, un medicamento de primera línea para tratar los trastornos de ansiedad.


La intervención de MBSR incluyó una clase semanal de 2,5 horas y una clase de fin de semana de un día de duración. Los participantes también completaron sesiones diarias de meditación guiada de 45 minutos en casa. Aprendieron ejercicios de meditación de atención plena, incluida la conciencia de la respiración, el escaneo corporal y el movimiento consciente.


Aquellos en el grupo de escitalopram inicialmente recibieron 10 mg del medicamento oral diariamente. La dosis se aumentó a 20 mg diarios en la semana 2 si se toleraba bien.


El resultado primario fue la puntuación en la escala Clinical Global Impression of Severity (CGI-S) para la ansiedad, evaluada por médicos cegados a la asignación al tratamiento. Este instrumento mide la gravedad general de los síntomas en una escala de 1 (nada enfermo) a 7 (más extremadamente enfermo) y se puede usar para evaluar diferentes tipos de trastornos de ansiedad.


Entre los 208 participantes que completaron el estudio, la puntuación CGI-S media basal fue de 4,44 para MBSR y 4,51 para escitalopram. En la semana 8, en la escala CGI-S, la puntuación del grupo MBSR mejoró en una media de 1,35 puntos, y la puntuación del grupo de escitalopram mejoró en 1,43 puntos (diferencia de -0,07; IC del 95%, -0,38 a 0,23; P = 0,65).


El extremo inferior del intervalo de confianza (-0,38) fue menor que el margen de no inferioridad preespecificado de -0,495, lo que indica la no inferioridad de MBSR en comparación con escitalopram.


Lo importante fue que el medicamento funcionó muy bien, como siempre lo hace, pero la meditación también funcionó muy bien; se vio una caída de alrededor del 30% en los síntomas para ambos grupos, lo que lleva a pensar que la meditación, y en particular la meditación de atención plena, podría ser útil como tratamiento de primera línea para pacientes con trastornos de ansiedad.


El resultado informado por el paciente de la Overall Anxiety Severity and Impairment Scale tampoco mostró diferencias significativas entre los grupos, al tener los autoinformes se tienen dos formas de ver la información.


Como anécdota, los participantes notaron que la meditación ayudó con sus relaciones personales y con ser "más amables consigo mismos", señalaron los investigadores. En la meditación, hay una enseñanza implícita de aceptar y no juzgar tus propios pensamientos, y eso enseña a las personas a ser más compasivas.


El 78% de los pacientes en el grupo de escitalopram tuvieron al menos un evento adverso (EA) relacionado con el tratamiento, que incluyó trastornos del sueño, náuseas, fatiga y dolor de cabeza, en comparación con el 15,4% en el grupo de MBSR.


La EA más común en el grupo de meditación fue la ansiedad, que es "contraintuitiva" pero representa "una ansiedad momentánea" Las personas que están meditando tienen sentimientos a los que tal vez no prestaron atención antes. Esto les da la oportunidad de procesar a través de esas emociones.


La fatiga fue el siguiente EA más común para los meditadores, lo que "tiene sentido", ya que están guardando sus teléfonos y no están siendo estimulados.


MBSR se entregó en persona, lo que limita la extrapolación a aplicaciones o programas de atención plena entregados a través de Internet. Las aplicaciones probablemente serían menos efectivas porque no tienen el componente cara a cara, instructores disponibles para consulta o otros participantes que contribuyen con el apoyo grupal. Las clases en línea podrían funcionar si "exactamente la misma clase", incluidos todos sus componentes, se traslada en línea.


MBSR está disponible en todas las principales ciudades de los Estados Unidos, no requiere encontrar un terapeuta y está disponible fuera de un entorno de salud mental, por ejemplo, en centros de yoga y algunos lugares de trabajo. Cualquiera puede aprender MBSR, aunque requiere tiempo y compromiso.


Referencia


  1. Dra. Elizabeth A. Hoge; Eric Bui, MD, PhD; Mihriye Mete, PhD; Mary Ann Dutton, PhD; Amanda W. Baker, PhD; Naomi M. Simon, MD, MSc, et al. Reducción del estrés basada en la atención plena vs escitalopram para el tratamiento de adultos con trastornos de ansiedad. JAMA Psiquiatría. 2023;80(1):13-21. doi:10.1001/jamapsychiatry.2022.3679

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page