MÉDICOS POSGRADISTAS: CONTINÚA LA LUCHA POR SUS DERECHOS

Actualizado: sep 1


situación que viven los médicos posgradistas, tanto becarios como autofinanciados parece una historia de nunca acabar. Esta lucha por el reconocimiento de sus derechos y salvaguardar su dignidad sobrepasa ya los dos años. Es un grave problema que tengan que seguir trabajando sin recibir su salario por varios meses y por otro lado que grupos vulnerables como es el caso de las doctoras que deben acudir a trabajar en medio de la pandemia cuando se conoce sobremanera que no deberían hacerlo. Como seguimiento al reportaje de la situación de médicos posgradistas que publicó el Noticiero Médico el mes anterior, contactamos al Dr. Santiago Zúñiga, Presidente de la Asociación Ecuatoriana de Médicos Posgraditas (ASEMP) desde 2018, para conocer su punto de vista con relación a la problemática que viven hoy en día los médicos posgradistas.

La Ley Orgánica de Apoyo Humanitario se convirtió en una realidad con todos los pros y contras que le pusieron, como dice el Dr. Zúñiga, es lo que hay, los actores políticos del país no encontraron otra herramienta u otra forma. Es verdad que tiene algunos errores que son más de forma que de fondo. Lo que esto ha ocasionado es que algunas instituciones de control, incluyendo el Ministerio de Salud Pública quieran interpretar de alguna manera ciertas partes, y en realidad no se puede porque la ley manda en tres artículos diferentes que son: dos disposiciones transitorias y una disposición general, específicamente cambios a la estructura de posgrados en el país de manera permanente porque ya no les pone temporalidad. Estas disposiciones debían ser ejecutadas en base a generación de reglamento por órgano de control supremo, que en este caso es el Ministerio de Salud Pública; tenía 30 días para hacerlo, es decir hasta el 23 de julio ya debía cumplirse la ley. Lamentablemente el Ministro de Salud Dr. Juan Carlos Zevallos dio declaraciones mediáticas en donde indicaba que hay vacíos legales que se están analizando. A pesar de que había una fecha específica, no se ha cumplido. Se critica entonces la falta de seriedad e institucionalidad del Ministerio porque si no entonces para qué sirve la Asamblea o para qué sirve el dictamen presidencial. Se siguieron todas las instancias de ley, e incluso el Ejecutivo vetó siete artículos. La Asociación cree en el formalismo y saben que sin proceso burocrático las cosas no se dan. Ahora ellos cuentan con todos los respaldos legales e incluso firmaron un convenio con una firma de abogados para estar totalmente respaldados. Este asunto se volvió mediático y han participado en varias entrevistas, sin embargo, creen que ahora los quieren tachar de malos. Sin embargo, en este punto, el Dr. Zúñiga indica que es necesario reflexionar hasta donde se va a estirar la muletilla de la vocación, hasta cuando se le va a pedir a la gente que está impaga por más de nueve meses o inclusive un año. Los médicos posgradistas llevan en esta lucha dos años y medio. Durante todo este tiempo, nunca han descuidado su trabajo, han realizado todas las prestaciones necesarias al Sistema de Salud; todos los días van al hospital, todos los días hacen procedimientos, visitas, cuidado de pacientes, exposición a zonas Covid. Incluso hay médicos, enfermeras, asistentes, camilleros que se han contagiado de Covid. Lo más indignante es que aquellos que han sido contagiados y no han sido cancelados, tienen que ver de dónde sacan para atenderse y realizarse las pruebas. Lo mismo ocurre con las garantías de bioseguridad de algunos lugares, no todos, hay algunos que si cumplen menciona el Dr. Zúñiga y eso es loable, la gran mayoría son privados. Por ejemplo les dan una mascarilla todos los días y tienen un protocolo de que debe cambiarse cada 4 horas. Ellos toman decisiones terapéuticas, analgésicas y de diagnóstico.

Entonces ante todo este panorama, se están coordinando varias acciones a nivel nacional. Guayaquil por ejemplo tiene alrededor de 1200 posgradistas, sin estipendio, sin acceso a equipo. Hay gente que se hizo la prueba en mayo y aún no les han dado los resultados. Hay mujeres embarazadas a las que obligaron a hacer acuerdos de partes para renunciar a condiciones de vulnerabilidad para ir a cumplir funciones hospitalarias. No es que solo quieren el dinero, si ellos están trabajando, lo justo es que reciban un salario, eso se llama dignidad; ellos también tienen familias que alimentar, están yendo todos los días a prestar un servicio por el cual no les están pagando, entonces lo lógico es que se retribuya ese servicio. Es hora que dejen de preocuparse por buscar con qué comer y se puedan preocupar por ser buenos médicos afirma el Dr. Zúñiga.

Con relación a los salarios

El registro de médicos posgradistas es una incógnita para la autoridad, sin embargo se sabe que al momento están censados 3505 médicos, de los cuales 1800 son becarios y 1700 son autofinanciados. De los becarios hay que separar los que son de IESS, MSP y SENECYT que son los perjudicados, porque los que corresponden a las Instituciones Complementarias, se sabe que la gran mayoría ya están pagados. Con la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario, la complementaria se vería afectada porque tienen Contratos de acuerdos de ayudas económicas y esto se modifica porque todos deben firmar un contrato de servicios ocasionales con los beneficios de ley. Entonces están pendientes los 1700 autofinanciados que están en espera de firmar un contrato cuando decidan ejecutar la Ley y por otro lado, a los becarios de la complementaria que recibían alguna ayuda económica de 200 o 300 dólares, ahora la Ley establece un parámetro de pago y en este caso les deberán pagar como un médico en funciones hospitalarias y debe firmar igualmente un contrato de servicios ocasionales.

En el caso de los becarios IESS, MSP y SENECYT, ellos tienen un acuerdo de beca que ya existe, la ley humanitaria en ninguna parte desconoce esto, más bien lo reafirma y establece parámetros nuevos. Esto quiere decir que tienen que generarle inmediatamente una plaza de devengación porque uno de los problemas de los médicos posgradistas era que los médicos se quedaban esperando muchos meses sin tener una plaza de devengación. Por ejemplo dos cohortes de becarios IESS ya se graduaron y todavía no tienen plaza de devengación, ahí se puede encontrar endocrinólogos, nefrólogos, cirujanos generales; que ya van un año esperando. El MSP indicó en enero que había hecho efectivo 18 millones de dólares de asignación presupuestaria para becas, pero hasta el momento no se realiza el desembolso y el trámite está paralizado en Finanzas, esto es como girar un cheque sin fondos.

Otro de los cambios es que se altera el sistema de devengación, antes se devengaba 2x1, con esta ley en la disposición general, la devengación pasa a 1x1, esto absolutamente a todos los médicos. Sin embargo hay los que quieren interpretar a su conveniencia y pone el ejemplo de la situación de Solca en donde están queriendo forzar a sus posgradistas y desde el semestre pasado generó un convenio de devengación de 3x1. El salario promedio de un médico especialista ronda los 2200 a 2700. Solca a los médicos devengantes que ya son médicos especialistas durante 12 años, les quiere pagar 1600 dólares al mes bajo la figura de contrato. Es decir, los médicos firmarán un contrato con Solca por 9 o 12 años ganando lo mismo que gana un médico general en el país.

Estrategia y Postura

La estrategia es realizar manifestaciones en las principales provincias. Se inició con Cuenca el martes 28 de julio, en Guayaquil se realizó el 29 de julio y en Quito se convocó en la plaza grande el viernes 31 de julio. Pasaron casi dos meses fortaleciendo los núcleos de las capitales más fuertes de tal manera que no sea solamente en la capital del Ecuador. Se ha llevado la Asociación a una estructura un poco más formal desde Quito, es por eso que la Asociación reconoce de manera global a los posgradistas. En Asamblea lo reeligieron por tercera ocasión como presidente al Dr. Zúñiga quien es becario de complementaria (Hospital Metropolitano), y todos los miembros pertenecen a distintos sectores para mantener una diversidad. La Asociación no hace proselitismo político, el objetivo que persiguen es la Ley Nacional de Posgrados. Carla Calle, primera vicepresidenta lideró la movilización en Cuenca, todo se llevó a cabo de manera correcta, todos con mascarillas, respetando distancia, muy pacífico, una marcha totalmente emblemática, se acercaron a las casas de salud a colgar mandiles, La última fase es una huelga de hambre el jueves 30, van a hacer un plantón hasta que les responda el Estado. Están hartos de que se violen sus derechos. No hay legalidad, hay una ley de por medio y el estado decidió no ejecutarla. El 30 de julio la Asociación Ecuatoriana de Médicos Posgradistas (ASEMP) emitió un comunicado oficial en donde rechazan la negligencia e indolencia que el Ministerio de Salud Pública ha tenido en contra de los médicos posgradistas, además comunican que respaldan todas las manifestaciones de inconformidad de este grupo de profesionales que se han llevado a cabo en Cuenca y Guayaquil; aclaran que no interrumpirán las prestaciones de servicios de salud y finalmente instan a que se cumpla la Ley de Apoyo Humanitario.

Cuando al final parecía haber luz verde con la aprobación de la Ley Orgánica de Apoyo Humanitario en donde a pesar de algunos errores de forma, se contemplaban varios puntos a favor. El problema es que finalmente las autoridades de Salud no cumplieron con el plazo de 30 días para generar el reglamento respectivo. Es muy penoso saber que este grupo de profesionales de salud que llevan más de diez años estudiando con toda la vocación del caso, sean tratados como estudiantes inexpertos. No se comprende la dimensión que conlleva ser un posgradista, se trata de médicos que tienen el deseo de especializarse para poder contribuir a la sociedad con mayores conocimientos; ellos ya tienen un título de médico general, pero se ha querido pensar que son meros estudiantes y por eso se ha caído en el irrespeto y la humillación.

18 vistas

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana