LA ENFERMERÍA EN TIEMPOS DE PANDEMIA


Lcda. Elisabeth Vilema Vizuete, Esp.

DIRECTORA CARRERA ENFERMERIA

UNIVERSIDAD REGIONAL AUTÓNOMA DE LOS ANDES –UNIANDES- FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS, CARRERA DE ENFERMERÍA

Con la colaboración de personal docente de la Carrera


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la enfermería abarca el cuidado autónomo y colaborativo de personas de todas las edades, familias, grupos, comunidades, enfermos o sanos y en todos los entornos. Las enfermeras están en la línea de acción en la prestación de servicios desempeñando un papel importante en la atención centrada en la persona.¹ En la misma línea de opinión de la OMS señala que la enfermería como actividad humanística desarrolla en la persona enfermera/o autorrespeto y autodeterminación que conlleva a una práctica profesional de características éticas, especialmente cuando se requiere que este profesional maneje y conserve información privilegiada y confidencial, la cual esta determinada y condicionada por los aspectos legales económicos y sociales del contexto donde se desenvuelve la Enfermera/o.


En este mismo orden, la Organización Panamericana de la Salud reconoce que los profesionales de enfermería están en la línea de acción en la prestación de los servicios desempeñando una función importante en la atención centrada en las personas y comunidades. Indica en su informe que en muchos países son líderes o actores clave en los equipos de salud multiprofesionales e interdisciplinarios.² En este sentido Enfermería proporcionan una amplia gama de servicios a todos los niveles del sistema de salud.


Hay escasez de enfermeras en la Región de las Américas debido principalmente a la migración de profesionales a otras regiones, a las diferentes condiciones de desarrollo económico de los países, las políticas de recursos humanos en salud y de enfermería, las precarias condiciones de empleo y de trabajo y a la falta de regulación profesional. Es así como se destaca lo mencionado por la presidenta del Consejo Internacional de Enfermeria (CIE), Dra. Pamela Cipriano, quien en la conmemoración por el día de la Enfermeria ha declarado: Las enfermeras lo han dado todo en su lucha contra la COVID-19 y el Ébola, así como en las áreas de catástrofes y las zonas de guerra.³ No obstante, siguen padeciendo infradotación de personal, falta de protección, cargas de trabajo pesadas y sueldos bajos. Ahora es el momento de actuar de verdad para afrontar la seguridad en el lugar de trabajo, proteger a las enfermeras y salvaguardar su salud física y mental. Manifiesta que informes recientes han demostrado la necesidad de invertir en la profesión de enfermería, para superar los retos de la atención sanitaria en el futuro. Ya no se puede continuar infravalorando e infra invirtiendo en la profesión. En el mismo reporte, el CIE señala que la magnitud de la escasez mundial de enfermería en todo el mundo es una de las mayores amenazas para la salud a nivel global, puesto que trágicamente han fallecido más de 180 000 profesionales a causa de la COVID-19. No se debe tener miedo a denunciar que es una cuestión política dado que a pesar que existen leyes para rectificar esta lamentable situación, estas no se están aplicando.


Dentro de estas políticas o estrategias, se resalta la inversión en enfermería respetando sus derechos, fomentando el liderazgo profesional, priorizando la seguridad de las enfermeras y los trabajadores sanitarios, priorizando cuidados para la salud y el bienestar de dichos profesionales.


En el Ecuador, según reporte de la OMS, el porcentaje de personal de enfermería representa el 48,3%. La enfermería en la historia ha tenido un protagonismo secundario entre los miembros del equipo de salud, su participación no ha tenido la importancia debida, se ha limitado al cuidado de las necesidades más básicas del individuo de una forma totalmente empírica.⁴


La evolución de la enfermería se efectúa a mediados de siglo, cuando la educación pasó a manos de las universidades, donde el modelo de atención cambió, pero continuaba marcándose su papel en forma secundaria.


Las enfermeras en la actualidad desempeñan funciones muy importantes en el ámbito de la salud, político social, demostrando que su nivel de conocimiento permite dar una atención de calidad al usuario, el progreso adquirido ha sido muy notorio y actualmente el profesional de Enfermeria, puede fácilmente vincularse a organizaciones de salud del sector público, privado, organismos, nacionales e internacionales, servicios comunitarios, fundaciones, empresas privadas, industrias farmacéuticas, docencia universitaria, organizaciones no gubernamentales y equipos de investigación, y también fundar sus propias empresas de cuidado en todos los ámbitos y de educación que le permiten aplicar sus conocimientos y desenvolverse como tal.


En la Universidad Regional Autónoma de los Andes “UNIANDES” la Carrera de Enfermería, al igual que todas las carreras de Enfermeria en el mundo, el fundamento de la educación y formación del profesional está basada en la modalidad teórica y práctica. Con el surgimiento de la pandemia por covid 19, la formación en todo nivel adopta la modalidad de enseñanza virtual, siendo este cambio brusco para los docentes de Enfermeria, un reto, ya que las políticas y estrategias que adoptó el gobierno, impedían el contacto directo entre los seres humanos, y la formación del nuevo profesional, como requisito indispensable, es al lado del paciente familia o comunidad, pero de igual forma la carrera asume el compromiso y adopta la modalidad, se hace uso de las múltiples herramientas y estrategias virtuales, con lo que se logra llegar a los estudiantes, recordando que la fortaleza de este cambio es que las nuevas generaciones de estudiantes de Enfermeria pertenecen a la generación centennials con lo que fue muy acertado y cómodo adoptar la enseñanza de manera virtual mientras se volvía a la modalidad presencial y se permitía a los estudiantes de la Facultad de Salud el contacto con los pacientes.


En este mismo orden de ideas, se invierte favorablemente en la formación de enfermeras y enfermeros con capacidad de liderazgo que reconocen sus competencias específicas y genéricas además de las necesidades básicas de cada individuo mediante la aplicación del pensamiento crítico, forjando herramientas como el trabajo en equipo, la humildad, el respeto y la confianza, aplicando sus conocimientos en el campo comunitario y hospitalario involucrándose en el contexto del individuo, la familia y la comunidad. Hoy una vez superadas las vicisitudes ocasionadas por la pandemia se vuelven a adoptar las estrategias de las practicas preprofesionaels y del internado, acudiendo el estudiante a los centros de salud entrando en contacto con el paciente, fusionando la virtualidad, las herramientas y estrategias virtuales con la práctica, con lo que nuestros estudiantes, la carrera y la profesión podemos decir sin temor a equivocarnos que una vez más salimos fortalecidos.


Referencias


  1. OMS Situación del personal de Enfermeria: https://apps.who.int/nhwaportal/Sown/Files?name=ECU&lang=ES.

  2. OPS Situación del personal de Enfermeria: https://www.paho.org/es/temas/enfermeria.

  3. CIE Situación del personal de Enfermeria: https://www.icn.ch/sites/default/files/inlinefiles/ICN_IND_Toolkit_2022-ES-final_low%20res.pdf.

  4. Torres María T. Situación de la Enfermería en el Ecuador https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/5165/1/CC_05_07.pdf.

123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo