top of page

Finerenone contra la neumonía infecciosa incidente


finerenone

La finerenona fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos en 2021 para retrasar la disfunción renal progresiva y prevenir eventos cardiovasculares en adultos con diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica (ERC).


El antagonista no esteroideo del receptor mineralocorticoide finerenone, mostró inesperadamente que podría proteger contra la neumonía infecciosa incidente y COVID-19.


El hallazgo se basó en análisis secundarios realizados en más de 13,000 personas inscritas en los dos ensayos pivotales para finerenona.


El análisis sugiere que la propagación de la infección pulmonar en la consolidación lobular o bronquial puede reducirse con finerenona. La sorprendente reducción en el riesgo de neumonía esta publicado en un en un informe en JAMA Network Open de octubre.


Los investigadores indican también que si más estudios confirman que el tratamiento con finerenona reduce las complicaciones de la neumonía y COVID-19, tendría implicaciones médicas significativas, especialmente debido a las limitadas opciones de tratamiento ahora disponibles para las complicaciones de COVID-19.


Los nuevos análisis utilizaron el conjunto de datos FIDELITY, una fusión preespecificada de los resultados de los ensayos FIDELIO-DKD y FIGARO-DKD, que en conjunto inscribieron a 13.026 personas con diabetes tipo 2 y ERC, según lo determinado sobre la base de que los pacientes tenían una proporción de albúmina en orina a creatinina de al menos 30 mg / g.


Los resultados primarios de estos ensayos mostraron que el tratamiento con finerenona condujo a una desaceleración significativa de la progresión de la NC y una reducción significativa en la incidencia de eventos cardiovasculares en comparación con placebo durante la mediana de seguimiento de 3 años.


Los nuevos análisis secundarios se centraron en el 6,0% de los participantes en los que había evidencia de neumonía y el 1,6% en los que había evidencia de tener COVID-19. La neumonía fue el evento adverso grave más frecuente en los dos ensayos, un hallazgo consistente con el riesgo documentado de neumonía que enfrentan los pacientes con NC.


La finerenona se relaciona con una reducción relativa del 29% en la neumonía


Cuando se analizó por tratamiento, la incidencia de neumonía fue del 4,7% entre los que recibieron finerenona y del 6,7% entre los que recibieron placebo. Esto se tradujo en una reducción significativa del riesgo relativo del 29% asociada con el tratamiento con finerenona.


El análisis de los eventos adversos de COVID-19 mostró una incidencia del 1,3% entre los que recibieron finerenona y del 1,8% entre los del grupo placebo, lo que se tradujo en una reducción significativa del riesgo relativo del 27% relacionada con el tratamiento con finerenona.


En contraste, los datos no mostraron una incidencia reducida de varias otras infecciones respiratorias entre los receptores de finerenona, incluyendo nasofaringitis, bronquitis e influenza. Los datos tampoco mostraron ninguna señal de que la neumonía o COVID-19 fuera más grave entre las personas que no recibieron finerenona, ni el tratamiento con finerenona pareció afectar la recuperación de la neumonía.


Los autores indicaron que estos análisis secundarios están lejos de ser definitivos, debido a que los mismos se basaron en que la neumonía y la COVID-19 se informaron como eventos adversos. Cada investigador diagnosticó neumonía a su discreción, y los ensayos no especificaron los criterios de diagnóstico. Los autores también reconocen que las pruebas de COVID-19 no estaban generalizadas y que uno de los dos ensayos fundamentales se realizó en gran medida antes del inicio de la pandemia de COVID-19, de modo que solo seis participantes desarrollaron síntomas de COVID-19 de más de 5700 inscritos.


Los autores plantean la hipótesis de que varias acciones de finerenona podrían ayudar a mediar un efecto sobre la neumonía y COVID-19: mejoras en la inflamación pulmonar y la fibrosis, regulación positiva de la expresión de la enzima convertidora de angiotensina 2 y mejora de la presión cardíaca derecha y la congestión pulmonar. Además, antagonizar el receptor mineralocorticoide en monocitos y macrófagos bloquea la infiltración de macrófagos y la acumulación de macrófagos activos, que pueden mediar el daño del tejido pulmonar causado por COVID-19.


Referencia


  1. George L. Bakris, M.D., Rajiv Agarwal, M.D., Stefan D. Anker, M.D., Ph.D., Bertram Pitt, M.D., Luis M. Ruilope, M.D., Peter Rossing, M.D, et al. Efecto de la finerenona en los resultados de la enfermedad renal crónica en la diabetes tipo 2. N Engl J Med 2020; 383:2219-2229. DOI: 10.1056/NEJMoa2025845.




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page