Exploraciones ginecológicas en mujeres jóvenes son innecesarias

Actualizado: mar 2


Un estudio publicado en JAMA Internal Medicine,¹ estima que más de la mitad de las exploraciones ginecológicas bimanuales que se realizan en mujeres de 15 a 20 años de edad, probablemente son innecesarias.

De aproximadamente 2,6 millones de mujeres jóvenes, a alrededor de una cuarta parte de mujeres en este grupo de edad se les realizó una exploración ginecológica en el año previo, aun cuando menos de 10% estaba embarazada o recibía tratamiento de una infección de transmisión sexual en ese periodo.

Asimismo, los investigadores estimaron que tres de cada cuatro pruebas de Papanicolaou, realizadas en mujeres de 15 a 20 años, probablemente fueron innecesarias. Basándose en los pagos a Medicare por pruebas de Papanicolaou y exploraciones ginecológicas para detección, los procedimientos innecesarios representaron alrededor de 123 millones de dólares en un año.

El American College of Obstetrician and Gynecologists reconoce que no hay datos que respalden una exploración sistemática con espéculo vaginal o exploración ginecológica bimanual en mujeres jóvenes sanas y asintomáticas menores de 21 años de edad, pero recomienda que dichos exámenes se realicen solo cuando haya indicaciones médicas. Sin embargo, los autores indican que los resultados demostraron que, pese a la recomendación, muchas mujeres jóvenes sin indicación médica distinguible fueron objeto de exploración ginecológica bimanual o pruebas de Papanicolaou potencialmente innecesarias, lo cual puede ser reflejo de un procedimiento clínico arraigado en Estados Unidos. Esto demuestra lo que ocurre a poblaciones vulnerables (en este caso, niñas y mujeres jóvenes) cuando los médicos no se mantienen actualizados en las nuevas guías clínicas o no se apegan a las mismas.² Reconoce las dificultades para mantenerse al día en las nuevas guías, pero señala el potencial de daño por evaluaciones innecesarias.

Los investigadores analizaron respuestas de 3.410 mujeres jóvenes de 15 a 20 años, en la National Survey of Family Growth de 2011 a 2017, y extrapolaron los resultados para estimar las estadísticas a nivel nacional. Vieron que en 22,9% de las mujeres jóvenes (2,6 millones en Estados Unidos) se había efectuado una exploración ginecológica bimanual en el año previo. Este análisis se centró en el componente bimanual de la exploración ginecológica, porque es el más invasivo de los componentes de la exploración ginecológica y el que tiene menos probabilidades de confundirse con un examen mediante espéculo vaginal para cribado de cáncer cervicouterino o detección de infecciones de transmisión sexual.

Más de la mitad de dichas exploraciones ginecológicas (54,4%), aproximadamente 1,4 millones de exploraciones, fue potencialmente innecesaria. Los autores clasificaron estas exploraciones ginecológicas como potencialmente innecesarias si no estaban indicadas por embarazo, uso de dispositivo intrauterino o tratamiento de infecciones de transmisión sexual en los 12 meses previos, o por otro problema médico.


Referencias

1. Qin J, Saraiya M, Martinez G, Sawaya GF. Prevalence of Potentially Unnecessary Bimanual Pelvic Examinations and Papanicolaou Tests Among Adolescent Girls and Young Women Aged 15-20 Years in the United States. JAMA Intern Med. 6 Ene 2020. doi: 10.1001/jamainternmed.2019.5727. PMID: 31904768. Fuente

2. Simon MA. Unnecessary Bimanual Pelvic Examinations and Papanicolaou Testing in Adolescents and Young Women-Learning How to Unlearn. JAMA Intern Med. 6 Ene 2020. doi: 10.1001/jamainternmed.2019.6291. PMID: 31904844. Fuente

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana