EMPEROR-Reduced:

Beneficio de empagliflozina en insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida

La clase de fármacos de los inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 (SGLT2) consolidó su función como un importante nuevo tratamiento de pacientes que tienen insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida y sin diabetes.

Pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida tratados con el inhibidor del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 empagliflozina, (Estudio EMPEROR-Reduced) tuvieron una reducción relativa de 25%, estadísticamente significativa, en la incidencia de muerte por causas cardiovasculares u hospitalización por insuficiencia cardiaca, en comparación con controles que recibieron placebo, cuando se añadió al tratamiento estándar de la insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, este beneficio fue uniforme independientemente de que los pacientes tratados también tuvieran diabetes de tipo 2, informó el Dr. Milton Packer, académico distinguido en ciencia cardiovascular en el Baylor University Medical Center en Dallas, Estados Unidos, en el Congreso de la European Society of Cardiology (ESC) 2020.¹

Los resultados del estudio fueron simultáneamente publicados en The New England Journal of Medicine

Este descenso de 25% en el criterio de valoración principal tras el tratamiento con empagliflozina en el estudio EMPEROR-Reduced, fue equivalente a la reducción de la incidencia de muerte por causas cardiovasculares u hospitalización por insuficiencia cardiaca que se logró con el tratamiento mediante otro inhibidor del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2, dapagliflozina en el estudio DAPA-HF previamente publicado.

El Dr. Packer indicó que el desempeño de estos dos inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 fue "increíblemente uniforme" en sus respectivos estudios efectuados en pacientes que tenían insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida con y sin diabetes de tipo 2, los datos combinados de los dos estudios representan "evidencia realmente convincente" de la tolerabilidad y la eficacia por igual que debe inducir a un cambio en la práctica médica, en la que estos dos fármacos constituyan un pilar fundamental del tratamiento de la insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida.

El tratamiento óptimo de pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida ahora requiere el empleo de uno de estos dos inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2, así como sacubitril-valsartán, un β-bloqueante, un antagonista del receptor de mineralocorticoide, más un diurético, como una quinta clase de fármacos para los múltiples pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida que también necesitan tratamiento por sobrecarga de líquido, dijo el Dr. Packer. Recomendó también la introducción rápida de estos cuatro fármacos fundamentales con beneficios demostrados en la sobrevida tan pronto se establezca el diagnóstico de insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, señalando que sacubitril-valsartán, un inhibidor del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2, un β-bloqueante y un antagonista de receptor de mineralocorticoide podrían iniciarse en un lapso de 6 semanas o menos, reconociendo a la vez que el ajuste ascendente óptimo del β-bloqueante probablemente tardaría más tiempo.

El American College of Cardiology (ACC) y la American Heart Association (AHA) están redactando un "algoritmo de decisión de expertos" para ayudar a los médicos que entran en este nuevo espacio de prescripción. Este documento de guía provisional se dará a conocer antes de finales del 2020, antes que se publique la guía de tratamiento de insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida completamente revisada en 2021.

Dada la solidez de los datos actuales respecto al beneficio y la tolerabilidad de dapagliflozina y empagliflozina, es posible que transcurran como mínimo 5 años para que uno de estos fármacos alcance una penetración superior a 50% en los pacientes estadunidenses con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida, señaló el Dr. Packer.

El camino hacia el uso sistemático de estos fármacos inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa de tipo 2 debería acelerarse por el desempeño impresionante de empagliflozina en el EMPEROR-Reduced, en el cual el fármaco logró beneficios muy importantes en relación con el placebo en cuanto a los criterios principales de valoración y dos importantes criterios secundarios de valoración especificados de antemano, uno de los cuales fue un indicador de la función renal preservada. El tratamiento con empagliflozina también logró un descenso estadísticamente significativo de 50% en los eventos renales adversos mayores, lo cual es compatible con el desempeño de otros fármacos de esta clase.

Los resultados de EMPEROR-Reduced también demostraron un beneficio de la empagliflozina, en pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección reducida no observado antes, tan rápido que con cualquier otra clase de fármacos. El fármaco dio por resultado una lentificación estadísticamente significativa en la progresión de los pacientes de la clase funcional II a la clase III de la clasificación de la New York Heart Association, y también aceleró el restablecimiento de pacientes de la clase 3 a la clase 2, un efecto que resultó evidente en el primer mes de tratamiento, un beneficio que es "muy importante" para los pacientes, indicaron los autores.

Referencias

1. PAcker M, y cols. EMPEROR-Reduced: Empagliflozin in Heart Failure With a Reduced Ejection Fraction, With and Without Diabetes. Hot Line EMPEROR-Reduced. Congreso de la European Society of Cardiology (ESC) 2020. Presentado el 29 de agosto de 2020. Fuente

2. Packer M, Anker S, Butler J, Filippatos G, y cols.; EMPEROR-Reduced Trial Investigators. Cardiovascular and Renal Outcomes with Empagliflozin in Heart Failure. N Engl J Med. 29 Ago 2020. doi: 10.1056/NEJMoa2022190. Fuente

© 2019 Primera revista médica y de la salud ecuatoriana