Ejercicio para perder peso no es para todos

Ejercicio para perder peso no es para todos



Científicos del Shenzhen Institute of Advanced Technology of the Chinese Academy of Sciences y de University of Roehampton, en Reino Unido, decidieron observar los efectos del gasto de energía y cómo esos efectos variaban entre los individuos,¹ notaron que algunas personas que se inscribieron en programas de ejercicio para perder peso hicieron todo lo contrario: aumentaron de peso. Determinaron que el probable culpable en este caso es el llamado mecanismo compensatorio.


Uno de esos mecanismos implica comer más porque el ejercicio estimula el apetito y otro podría reducir el gasto de energía en otros componentes como el metabolismo en reposo, de modo que el ejercicio sea, en efecto, menos costoso.


Fueron incluidos en el estudio 1750 adultos en los cuales se muestra cómo funcionaron los mecanismos compensatorios. Entre las personas con el índice de masa corporal más alto, 51% de las calorías quemadas durante la actividad se tradujo en calorías quemadas al final del día. Sin embargo, para aquellos con un índice de masa corporal normal, 72% de las calorías quemadas durante la actividad se reflejó en el gasto total.


Las personas obesas reducen su metabolismo en reposo cuando son más activas. El resultado es que por cada caloría que gastan en ejercicio, ahorran alrededor de media caloría en reposo, explicaron los investigadores. En otras palabras, algunos cuerpos, inconscientemente, trabajarán contra el esfuerzo consciente de hacer ejercicio para perder peso.


Nueces para la salud cardiovascular


Los participantes en un estudio que comieron alrededor de media taza de nueces de castilla todos los días durante 2 años vieron una caída en su colesterol de lipoproteínas de baja densidad. También mejoraron el número y la calidad de las partículas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad en adultos mayores sanos.


El omega-3 se encuentra en muchos alimentos relacionados con menores riesgos de enfermedad cardiaca, niveles más bajos de colesterol y niveles más bajos de azúcar en la sangre, pero lo único que hace que la nuez de castilla sea un favorito para ganar el título de mejor alimento del 2021 es su capacidad para mejorar la calidad de las partículas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad.


Las partículas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad vienen en varios tamaños y las investigaciones han demostrado que las partículas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad pequeñas y densas se asocian más a menudo con la aterosclerosis, la placa o los depósitos de grasa que se acumulan en las arterias.²


Fueron incluidos en el estudio 708 individuos, de entre 63 y 79 años, en su mayoría integrada por mujeres, fueron divididos en dos grupos: uno recibió la dieta de nueces y el otro no.

Después de 2 años el grupo de las nueces tenía niveles más bajos de colesterol de lipoproteínas de baja densidad en un promedio de 4,3 mg/dl. El colesterol total se redujo en un promedio de 8,5 mg/dl. Además, su recuento total de partículas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad fue 4,3% más bajo y las partículas pequeñas de colesterol de lipoproteínas de baja densidad se redujeron en 6,1%.


Referencias


1. Careau V, Halsey LG, Pontzer H, Ainslie PN, y cols. Energy compensation and adiposity in humans. Curr Biol. 26 Ago 2021;S09